Salto, Lunes 23 de Octubre de 2017

Próximamente “El Bar”, la última de Alex de la Iglesia

Varios | 08 Ago. Psic. Andrés Caro Berta
Miembro de la Asociación de Críticos de Cine del Uruguay
www.andrescaroberta.uy
andres@andrescaroberta.uy
LA HISTORIA
La barra de un bar un día cualquiera a media mañana. Clientes de toda la vida y desconocidos compartiendo churros, porras y mixtos bajo la dirección implacable de Amparo, la dueña del bar. Un hipster bucea en su portátil mientras Trini va dejando caer, una a una, todas las monedas del dinero de la compra en la máquina tragaperras. Los oficinistas comentan con el barrendero como va la mañana y todos a su vez aguantan las gracias de Israel, el vagabundo alcohólico que desayuna cada día en el bar gracias a la generosidad de la dueña del local. Mientras tanto Satur, el camarero que lleva trabajando allí mas tiempo que la máquina del café, se alegra la vista con la llegada de Elena, una joven que acude a una cita y ha tenido que hacer escala en el bar para recargar su teléfono. La vida transcurre con normalidad hasta que uno de los oficinistas presentes sale del local y recibe un disparo en medio de la plaza desierta. El estupor se apodera de la concurrencia y solo el barrendero se decide a salir para socorrer al caído, recibiendo también él un disparo de inmediato. Todos tratan de encontrar una explicación al hecho de que nadie en el exterior acuda a socorrer a los hombres caídos: Puede tratarse de un loco disparando desde el tejado. La plaza permanece extrañamente vacía y sus teléfonos no tienen cobertura . En medio de la confusión, descubren que alguien ha retirado los cuerpos de la plaza sin que ellos lo hayan advertido. A partir de ese momento las especulaciones se desatan, pero pronto una idea parece abrirse paso con fuerza: ¿Y si el peligro está dentro?, ¿Y si los disparos tratan de evitar que alguien salga del local y ponga en peligro a los que están fuera?
¿QUIÉNES ACTÚAN?
Blanca Suárez (Los Amantes Pasajeros) Mario Casas (Palmeras en la nieve) Jaime Ordóñez (Las Brujas de Zugarramurdi) Alejandro Awada (Francisco, el padre Jorge) Carmen Machi (Mi Gran Noche) Terele Pávez (Las Brujas de Zugarramurdi) Joaquín Climent (Balada Triste de Trompeta) Secun de la Rosa (Las Brujas de Zugarramurdi)
PALABRAS DEL PROPIO DIRECTOR
Uno de los temas recurrentes que me preocupan cinematográficamente es el encierro: personajes atrapados en un decorado. En ‘La Comunidad’, en ‘800 Balas’ en ‘Las Brujas de Zugarramuerdi’ (los personajes huyen de un encierro y caen en otro) y, por último, en ‘Mi Gran Noche’, la acción transcurre en espacios únicos, claustrofóbicos, de los que los protagonistas no pueden escapar.
No se trata, precisamente de un entorno inusual en el ámbito narrativo. Desde Ford, con ‘El Dorado’, Carpenter en ‘Asalto a la Comisarío nº13’, Buñuel, con ‘El Ángel Exterminador’, hasta Mercero, con ‘La Cabina’ el cine ha encontrado una de sus armas de comunicación más poderosas en el encierro, buscando el mode de expresar visualmente emociones que expliquen el comportamiento humano. Esa, y no otra, es en realidad la razón de su efectividad. La vida es un encierro inexplicable del que no encontramos salida. Una serie de circunstancias erróneas, o aún peor, casuales, nos llevan a vivivr una vida que no parece la nuestras, la que deseábamos, y cuando encontramos una puerta que nos saca de ella, siempre es demasido tarde; hemos perdido la llave. Si profundizamos, el encierro es más terrible. No se trata de nuestra vida, sino de nuestro yo. Estamos atrapados en nuestra propia conciencia, encarcelados por nuestros deseos, anhelos, odios y amores. No podemos salir de nuestra cabeza, ni ver las cosas más que a través de nuestros ojos. El infierno es reconocer que sólo podemos pensar con nuestro defectuoso cerebro, ese que filtra la realidad a su antojo, si es que existe algo más allá de nuestra percepción de las cosas.

Imágenes de Salto

Diario Cambio - Brasil y Viera - Salto - Uruguay | Tel: 598 73 33344 - 598 73 35045 - Fax: 598 73 32579 | Email: diariocambio@adinet.com.uy