Domingo 17 de enero, 2021
  • 8 am

Embarazo Adolescente presente en el 25% de los jóvenes

La red departamental de ASSE viene trabajando en un proyecto que se denomina “Espacio Adolescente”, que comenzó a desarrollarse en la Unidad Básica Asistencia Nº 1 y luego se fue extendiendo a otras UBAS hasta llegar al interior del departamento.
Un equipo de técnicos integrado por pediatras, licenciadas en enfermería, psicólogas y agentes de seguimiento, realiza el abordaje a los chicos que llegan al programa y los acompaña en su etapa de desarrollo.
Si bien los espacios que se han constituido en varios centros de atención han significado un gran avance en la promoción de salud y prevención de enfermedades, el embarazo adolescente, la ingesta irresponsable de alcohol y la deserción escolar y lineal siguen siendo aspectos vulnerables en el adolescente de hoy.

El coordinador de ASSE a nivel del departamento, Dr. Edison Camacho, dijo que dentro del trabajo en los espacios con adolescentes hay problemáticas que se detectan por parte de los técnicos que trabajan en el programa que son en parte compartibles entre los diferentes grupos y otras diferenciales.
Explicó que se trabaja básicamente en lo que respecta al apoyo y seguimiento en la salud, prevención de enfermedades, control de adicciones y sobre todo en educación preventiva y primaria de la salud.
Igualmente, señaló que en el trabajo con los adolescentes se perciben hábitos nocivos para la salud, donde el alcohol y el cigarrillo son los más detectables; deserción educativa a nivel de los últimos años de escuela y en el liceo, aspecto que se mira con “mucha preocupación” y incentivo y motivación en tareas laborales y de inserción social.
Explicó que el embarazo adolescente es otro de los problemas que se ha detectado a nivel de los chicos que participan de los espacios diseñados para la contención y el apoyo.
En ese sentido, dijo que la etapa adolescente va desde loas 13 a los 19 años y se divide en tres franjas etarias. Por un lado la adolescencia precoz que va desde los 13 a los 16 años, la adolescencias media de los 16 a 17 y la adolescencia tardía que va desde los 18 a casi los 20 años.
Explicó que felizmente el mayor índice del embarazo adolescente se produce en la adolescencia tardía, donde a nivel físico, mental e intelectual del joven está más preparado para llevar adelante un embarazo, más allá que todavía se la considera una “responsabilidad temprana”.
Camacho dijo que según cifras que maneja ASSE, a través del trabajo que realiza en los diferentes espacios adolescentes, la problemática está presente en un 25% de los chicos y no es menor la preocupación que genera en el ámbito médico.
El equipo que trabaja en el abordaje de los adolescentes, tanto a nivel de la ciudad como en el interior del departamento, está conformado por licenciados en enfermería, psicólogos y agentes de seguimiento que evalúan como transita el adolescente desde que ingresa al trabajo hasta su vinculación total.
A su vez dijo que trabajan adolescentes que colaboran en las entrevistas, que se les practica a otros adolescentes y que muchas veces frente a miembros del equipo o sus padres no son del todo expresivos.

BUENA RESPUESTA EN VALENTÍN

Por otro lado, Edison Canacho explicó que en la localidad rural de Valentín se viene trabajando muy bien con los adolescentes de la zona, con el asesoramiento del Dr. Ramón Soto y la asistencia del enfermero Guelfi.
Explicó que si bien en los adolescentes hay problemas parecidos a los jóvenes de la ciudad, hay matices diferentes que van en cuanto a las oportunidades de inserción laboral, educativa y sociales.
Si bien señaló que las actividades en las zonas rurales son “muy reducidas”, dijo que se han logrado avances importantes en el abordaje y desarrollo de las actividades que se preparan.