Domingo 17 de enero, 2021
  • 8 am

Asumió Edgardo Laxague como Inspector Departamental de Primaria

En la tarde de ayer,en el local de la Inspección Departamental de Educación Primaria,se procedió al acto protocolar de toma de posesión del cargo de inspector Departamental del Mtro. Edgardo Laxague Nan.
Autoridades nacionales y departamentales, representantes de diferentes centros educativos, integrantes de la Asociación de Amigos de la Escuela Pública y la Directora General del Consejo Nacional de Educación Inicial y de Primaria, Mtra. Edith Moraes, participaron del emotivo acto que despidió, después de diez años de labor, al Mtro. Rodolfo Urrutia Tavella.
Se vivieron momentos de emoción, con la participación de los maestros Washington De Souza (Chango) y Graciela Gaudín. Tuvieron palabras emotivas para despedir a Rodolfo Urrutia y recibir a Edgardo Laxague.

Tiempo fugaz

En la parte oratoria, Urrutia destacó la trayectoria de Laxague como maestro rural, director de escuela, inspector de zona y luego a través de concurso el arribo a un cargo que demanda una “gran responsabilidad”. Pero, confía en sus claros conceptos de la educación actual.
Señaló que en este tiempo, donde estuvo prácticamente trabajando al frente de la Inspección de Escuelas de Salto, lo hizo con una “gran dedicación” y entrega hacia los niños y la educación pública del departamento.
A su vez, destacó la llegada de nuevos inspectores al equipo de trabajo de la inspección, tras el retiro de varios de ellos que se ampararon en el derecho jubilatorio, después de años de trabajo en el ámbito de decisiones educativas y planificación de trabajos.
Recordó que asumió la inspección departamental de Salto en el año 2000, como un “gran desafío” y luego de 10 años de trabajo reflexiona como “un tiempo fugaz”, donde recibió el apoyo de las autoridades nacionales, del equipo de inspectores y un respaldo significativo de un colectivo de maestros que hizo su tarea más fácil.
Destacó y agradeció el respaldo de todas las escuelas, urbanas, periféricas, rurales de tiempo completo, de música que fueron marcando junto a su gestión las líneas educativas que se fueron planteando.
Urrutia dijo que durante su gestión le “tocó” vivir algunos cambios en la educación actual, como la universalización en la educación inicial, la constante formación de los maestros, la incorporación de profesores de Educación Física a las escuelas, la ejecución del programa de maestros comunitarios, el nuevo programa escolar, le ejecución del Plan Ceibal en las escuelas, el Plan Nacional de Lectura, la incorporación de la educación sexual en primaria, la descentralización de los recursos, la creación de cargos, la formación y promoción de campamentos para niños y jóvenes y la recuperación de las escuelas rurales.
Agradeció a su familia, a su esposa e hijos que lo respaldaron en sus largas horas de trabajo y dedicación en el cargo que le comprometió desempeñar a lo largo de estos 10 años.
El jerarca dijo que han quedado algunos proyectos que se deberán continuar con el trabajo del nuevo equipo que está al frente de la Inspección Departamental, como el proyecto de trabajo con Niños con Necesidades Educativas Especiales (NEE), un Centro de Recursos en educación, la generación de un aula para niños con baja visión y la creación de un internado rural para niños y jóvenes de las localidades de Carumbé y Cuchilla de Guaviyú.

LA IMPORTANCIA A LA FAMILIA
El inspector entrante, Mtro. Edgardo Laxague, habló de la necesidad de continuar trabajando por el bien de la calidad educativa del departamento y agradeció a los colegas maestros que lo empujaron a lograr el cargo que hoy lo enviste.
Se comprometió a trabajar con la “mejor de las intenciones”, por el bien de la educación pública y la educación de los niños del departamento. Anticipó que dará una especial importancia en su gestión a la familia del escolar, como “fuente de desarrollo” del niño.
Laxague señaló que la familia es el ámbito insustituible que tiene el niño para desarrollar su potencial, sus sentimientos y sus aprendizajes, de manera que en su gestión la familia tendrá su cuota de significancia en los procesos pedagógicos que se apliquen.
Explicó que pretende lograr que el niño sienta que la escuela es un espacio de realización personal y logren trabajar en su laicidad y reflexión las líneas educativas que se planifiquen tomando como marco el nuevo programa escolar.
El nuevo inspector agradeció a sus colegas inspectores que lo acompañarán durante su gestión y a todos los maestros a quienes definió como “referentes permanentes” para el trabajo en educación y dedicación en el aula.
Laxague agradeció a su familia, presente en el acto, por el respaldo y apoyo en sus horas de trabajo, sobre todo cuando la “manifestación del tiempo” no permitía más tiempo en el hogar.
Se comprometió a continuar la línea de trabajo que inició Urrutia y favorecer la continuidad de los proyectos mencionados por quién dejó el cargo que hoy le toca desempeñar.