Domingo 17 de enero, 2021
  • 8 am

División Omnibus defiende política de seguridad de la empresa

Los choferes que cumplen tareas en la conducción de ómnibus del servicio urbano de pasajeros efectuaron el planteo de cuatro puntos de su plataforma reivindicativa junto con el respaldo de la directiva de la Asociación de Empleados y Obreros Municipales de Salto (ADEOMS).
El encargado del área, Carlos Fontana, expuso su posición ante los reclamos y puso énfasis en lo que ha sido su plan de gestión al frente del servicio. Estima que la conformación de la comisión bipartita encontrará caminos de entendimientos, entre ambas partes.
El jerarca descarta que haya un mal relacionamiento con los funcionarios y explicó porque considera importante que el horario de trabajo de los choferes no sea continuo.
Espera que la comisión bipartita pueda ir contemplando las solicitudes, siempre tratando de guardar la seguridad de todos quienes están involucrados en el servicio.

Dialogo muy abierto

El jerarca puntualizó que la administración ha tenido siempre una postura “muy clara” en cuanto a mantener un buen relacionamiento con todos los funcionarios que trabajan en el área y que las puertas siempre estuvieron abiertas para recibir planteos e inquietudes, no solo de parte de los trabajadores sino además del gremio.
No comparte las apreciaciones que se expresaron por parte de los choferes, de que no existe un buen relacionamiento o diálogo con la cúpula que administra el servicio municipal.
Reconoce que ante posturas diferentes se pueda producir algún tipo de dificultad para llegar a acuerdos que permita contemplar por un lado el reclamo de los funcionarios y por otro el de la administración.
Fontana dijo que no es verdad que haya una mala relación entre los empleados y su persona. Explicó que el presidente de ADEOMS (Luis Trindade) le había solicitado días atrás una entrevista, que luego fue cancelada porque decidieron canalizar las reivindicaciones ante el secretario general de la comuna.
En cuanto a los puntos que fueran planteados por el sindicato de municipales, se conformó comisión bipartita. En un plazo de 10 días deberá estudiar e informarse, para encontrar respuestas a los reclamos.
Sobre la media hora para realizar la entrega de la recaudación que hacen en el turno, Fontana señaló que hay trabajadores que cumplen una doble función de conductor-cobrador y se le asigna un 25% por cumplir esa tarea. La entrega de la recaudación está dentro de esa tarea, pero confía en la negociación que ya ha comenzado para contemplar el tema.

Evitar siniestros

Con relación al horario “corrido” que los trabajadores manifiestan como reivindicación, recordó que fue una decisión de la administración cuando asumió de que todos los trabajadores del área cumplieran tareas “cortadas”, de manera de estabilizar las tareas laborales de cada empleado bajo un mismo régimen de trabajo.
Considera que con un tránsito complicado como tiene Salto, con un parque automotor que crece día a día y un recorrido mensual que hace el servicio de 160 mil kilómetros (es como hacer 160 viajes a Montevideo en un mes), se debe velar por la seguridad de la empresa, de los trabajadores y fundamentalmente del usuario.
Señaló que según datos aportados en forma científica por técnicos previsionistas del Banco de Seguros del Estado, una persona después de 6 o 7 horas de conducción cae en una fatiga mental que puede desencadenar en la generación de siniestros graves.
Señaló que según datos que se poseen en el área de siniestros graves o fatales que ocurrieron con la participación de ómnibus municipales en años anteriores, se dieron después de las 6 horas de trabajo.
En ese sentido, Fontana señala que es más saludable que el funcionario trabaje tres horas y media en la mañana. Luego, regrese a su casa, se alimente, descanse, esté con su familia y luego retorne a la tarde nuevamente al trabajo tres horas y media más. Esto contribuye a que se eviten siniestros.
Explicó que luego de haber puesto esta política de seguridad en marcha, y que fuera además destacado por el Banco de Seguros del Estado (BSE), no se han registrado siniestros fatales donde los ómnibus municipales fueran protagonistas.
MÁS DE 20.000 PESOS POR MES
Señaló que un chofer grado 8 está percibiendo 26 mil pesos por mes más los beneficios sociales, mientras que un chofer grado 3 percibe mensualmente 23 mil pesos más beneficios sociales. Por eso entiende que es imposible hablar de rebaja salarial, cuando por trabajar por siete horas los trabajadores que van desde el grado 3 al grado 8 están perciben do entre 23 y 26 mil pesos por mes.
Además, señaló que en la presente administración de trabajó en la adecuación escalafonaria de los trabajadores y se logró aumentar aquellos funcionarios que estaban como grados 1, 2 y 3 hasta 7 grados, lo que redundó en una sustanciable mejora salarial.

Aval del BSE

Carlos Fontana dijo que la postura de negarse a que los choferes trabajen en un horario corrido y sin cortes no es solo decisión de la administración actual, sino que se elaboró el horario de trabajo en base a lo que expresan Técnicos Previsionistas del BSE.
Recordó que en el mes de setiembre del año 2005 el técnico del BSE que estuvo dictando una conferencia sobre manejo de los vehículos pesados, Roberto Chugurra, dio detalles del estrés y fatiga que ocasionan varias zonas de atención en el volante.
Explicó que en esa oportunidad el técnico señaló con énfasis que la decisión de planificar la tarea de los choferes en un horario “cortado” y con un respectivo descanso es “muy acertada”, para no incurrir en la fatiga que reduce la atención.
Señaló que los datos técnicos que maneja el BSE, respaldan la decisión que ha tomado la administración municipal de planificar horarios matutinos y vespertinos de trabajo, porque no solo se “cuida” la seguridad y la integridad de los funcionarios, también de los usuarios que merecen un servicio rápido, de calidad y seguro.