Domingo 17 de enero, 2021
  • 8 am

Obreros de la construcción insisten en las medidas de seguridad

El SUNCA, Sindicato Único de la Construcción y Afines, realizó ayer un paro parcial nacional de actividades, tras el fallecimiento de un joven trabajador en la capital del país. En Salto se realizo una concentración frente al local sindical ubicado en calles Treinta y Tres y Cervantes, con una posterior recorrida por todas las obras. El objetivo fue sensibilizar a las autoridades y patronal para que se respete las medidas de seguridad para los trabajadores.
MEDIDA
En dialogo con CAMBIO, el responsable de la Comisión de Seguridad e Higiene del SUNCA filial Salto, Omar González, dijo que “lamentablemente hoy estamos deteniendo nuestras actividades por el fallecimiento de un compañero en Montevideo que trabajaba en una fabrica de mármol, dejando dos niños y toda su familia. Queremos hoy reiterar nuestro compromiso a seguir luchando por las mejores condiciones laborales, de todos los trabajadores.
Este año el sindicato va a encarar el tema con otro enfoque. Vamos a realizar cursos más intensivos a nivel regional y queremos la participación de los trabajadores, pero, también de las empresas. Queremos reflexionar entre todos que debemos mejorar estos aspectos y así ponerle punto final a las muertes de trabajadores”.
El representante sindical aseguró que “está costando que las empresas respeten las medidas de seguridad de los trabajadores. Cuesta mucho trabajo que se respete, pero, vamos a continuar trabajando en este sentido.
Las empresas exigen más rendimiento y a veces dejan de lado la seguridad del trabajador. Nos comprometemos a trabajar en conjunto con el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, quien se comprometió a dotar de más inspectores para poder fiscalizar de una manera acorde. Sumando a esto los cursos que realizaremos, algo muy importante no solo para el trabajador, sino que para la empresa también”.
DIFUSION
González informó que realizaron “una campaña masiva de difusión, donde estaremos convocando a todos los actores. Si bien el Ministerio cuenta con dos inspectores, consideramos que es insuficiente. No dan abasto con todas las tareas.
No es con el fin de clausurar una obra, sino con el objetivo de que se respeten todas las normas básicas de seguridad e higiene para el trabajador. En caso de que no se respete las normativas, que se realice una observación a la empresa para que se regularice y de continuar con esta irregularidad se la clausure.
Le pedimos al trabajador, esté o no afiliado al sindicato, que denuncie al capataz y de ahí se le avisa a la empresa. En caso de que la empresa no solucione el problema, intervendrá el sindicato.
No vamos a dudar en detener alguna obra que incumpla con las normativas”.
El trabajador dijo que tienen “otra enorme preocupación y es la condiciones en las cuales trabajan algunos de nuestros compañeros, en algunos lugares ni siquiera agua tienen.
No queremos que existan más muertes de compañeros y vamos a trabajar mucho para que eso no ocurra”.