Viernes 26 de febrero, 2021
  • 8 am

“Productores no deben preocuparse por exceso de pasto en los campos”

"Los productores no deben preocuparse por el exceso de pasto en los campos", señaló el ingeniero agrónomo Marcelo Pereira, técnico del Instituto Plan Agropecuario (IPA), porque permitirá el ingreso al invierno "con una capacidad de forraje que hace muchos años no existía".
En una entrevista publicada por colegas de diario El Telegrafo, explicó que a nivel del IPA se viene monitoreando la situación, apreciándose que las tasas de crecimiento de las pasturas cambiaron radicalmente desde noviembre de 2009, no variando hasta estos momentos.
"Si observamos la magnitud de esa tasa de crecimiento, los datos concretos de enero indican que los basaltos crecen de 18 a 22 kilos de materia seca (superficiales y hasta profundo), existiendo poca diferencia con los otros diferentes tipos de suelos", recordó Pereira.
"Eso hace que la capacidad de carga de enero (lo que pueden aguantar esos campos), sea en el entorno de 1,3 a 1,4 Unidad Ganadera por hectárea, totalmente opuesto a lo que sucedía el verano anterior".
Señaló que aprecian campos con pasto "por encima de los siete centímetros, en muchos casos. Si bien los productores se preocupan porque hay mucho pasto, eso le hace muy bien a las pasturas naturales, porque veníamos de tres a cuatro primaveras muy embromadas que afectaron notablemente el estado de salud de las pasturas".
El profesional sanducero sostuvo que las lluvias y muy buenas temperaturas "determinan que la recuperación sea mucho más rápida comparada con una situación normal, pero también permite ingresar al invierno con mucho pasto, lo cual es importante". Reconoció que el exceso de lluvias "provocó innumerables roturas de alambrados y los temporales la voladura de techos y falta de luz en muchos casos".
RETENCION DE GANADO
"La gente hoy está reteniendo ganado después de haberse desprendido de muchas haciendas", indicó.
El rodeo de cría presenta "una condición corporal muy buena y el ganado de invernada está como hace muchos años no se veía, al igual que lo que sucede con las recrías".
Todo esto se debe "a la gran oferta de forraje y la inusitada buena calidad que tienen las pasturas naturales comparadas con cualquier otro verano".
Agregó que "son un montón de cosas que salvo algún detalle muy pequeño como puede ser la aparición de bichera en las patas de los vacunos para la ganadería extensiva y fundamentalmente el vacuno, estas situaciones son inmejorables".
Excesos
Pereira está seguro que la sequía volverá, "no sabemos cuándo, pero, tendremos que soportar nuevos problemas. Es ahí cuando nos comemos todos los excesos de pasto que puede sobrar", por lo cual no preocupa la cantidad de pasto actual.
Acotó que lo bueno "es que hay pasto y en el peor de los casos deberíamos utilizar pequeña suplementaciones proteicas para comer ese pasto seco".
Mejoramientos
El encarecimiento notable de los fertilizantes e insumos para instalar mejoramientos, "es un freno importante para su realización y sobre todo que hay mucho pasto".
Precisamente que el pasto sobre "lleva a que el ganadero lo piense bastante y cuidadosamente para realizar esos mejoramientos", dijo Pereira.