Domingo 5 de diciembre, 2021
  • 8 am

Vecinos ven personas drogándose, agresiones y menores ejerciendo la prostitución

Vecinos de la avenida Barbieri reclaman a las autoridades municipales se traslade de forma urgente la denominada zona roja. Aseguran que los hechos de violencia e inseguridad aumentaron y que observan, diariamente, a menores de edad ejerciendo la prostitución.
CAMBIO entrevistó a habitantes de la zona, quienes catalogaron a la situación de muy grave.
GRAN PREOCUPACION
"Los vecinos de la zona estamos muy preocupados por los hechos de violencia, que ocurren diariamente. Todo ocurre a partir de estas personas que ejercen la prostitución frente a nuestros domicilios. Todas las noches tenemos la sensación de vivir en una zona liberada. Permanentemente, se observan a trabajadores sexuales drogándose, quienes luego comienzan a gritar y pelear con la gente que circula por la avenida.
En cada amanecer los vecinos encontramos en las veredas jeringas, pastillas que no sabemos de que son, envases de cervezas y preservativos. Sin ir más lejos, hoy encontramos una pipa casera para fumar marihuana. Estaba tirada en el porche de mi domicilio.
Estamos cansados de vivir así, la mayoría de los vecinos llevamos años en la zona y nunca la cosa se degeneró tanto como ahora", dijo una persona.
"Antes quienes ejercían la prostitución eran personas mayores y respetuosas, nunca se metían con los vecinos. Ahora hay muchas jóvenes, inclusive hemos observado que algunas de ellas son menores de edad. Algunos vecinos no pueden salir de noche de sus domicilios porque los insultan y amenazan; inclusive, hacen sus necesidades frente a nuestras casas", agregó otra residente del lugar.
"Prácticamente, no podemos dormir en la madrugada porque están siempre a los gritos. A veces, vienen barras y las golpean. La semana pasada un vecino tuvo que salir de su domicilio para auxiliar a una prostituta, que estaba siendo golpeada por un grupo de jóvenes.
La zona se convirtió insegura, hasta para quienes están ejerciendo la prostitución", comentaron".
Explicaron que no están en contra de que "estas personas ejerzan la prostitución, pero, estamos solicitando a las autoridades municipales que se traslade la zona roja a otra parte de la ciudad".
ausencia de CONTROLes
En otro tramo de la conversación periodística, dijeron que "estamos ante una ausencia clara de todo tipo de controles. Desconocemos qué tipo de fiscalizaciones hacen las autoridades en las zona. Le puedo contar con los dedos de una mano las veces que hemos visto en todo este tiempo a alguna autoridad municipal. Hemos realizado varios planteos solicitando que se ocupen de nuestra problemática, pero, nunca hemos tenido respuesta por parte del Municipio.
Presentamos varios escritos ante la Junta Departamental y la Intendencia con la firma de todos los vecinos de la zona, para que se nos brinde una solución. Recurrimos a las Comisiones Vecinales de la zona para que trasladen el tema a los jerarcas y nunca se nos escuchó.
Jamás escuchamos al ex intendente (Ramón) Fonticiella hablar del tema, o proponer una solución en conjunto con el Legislativo Departamental; se ocupó de algunos barrios puntuales y se olvido del resto. Lo lamentable de todo esto, es que luego aparecen a pedir el voto, como si nada hubiera ocurrido. Estamos hartos de los políticos que solo piensan en el beneficio personal. De una vez por todas queremos que se nos solucione este grave problema"