Domingo 17 de octubre, 2021
  • 8 am

Promueven en Salto programa de contención a mujeres víctimas de violencia doméstica

A través de una resolución que llevó varias reuniones de las Comisiones de Derechos Humanos, Desarrollo Social y Equidad y Género de la Junta Departamental de Salto, se resolvió la aplicación de un programa de contención a mujeres que son víctimas de la violencia doméstica.
El programa es una experiencia piloto. Se viene aplicando con éxito en Montevideo y Canelones y ahora se pretende hacerlo en Salto. Se basa fundamentalmente en lograr la exoneración parcial o total del alquiler de aquellas mujeres que sufren violencia y deben abandonar su casa.
En ese sentido, desde el Plenario de la Junta Departamental, donde fue propuesto el tema, se resolvió enviar una minuta de comunicación al Centro Comercial e Industrial de Salto a los efectos de informar a los empresarios del rubro inmobiliario del programa que se quiere comenzar a aplicar.
La experiencia tiene el respaldo del Ministerio de Desarrollo Social (MIDES), el Instituto Nacional de las Mujeres (INMUJERES), el Ministerio de Vivienda Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente (MVOTMA) y las Intendencias que están comprometidas con la aplicación del beneficio.
darle estabilidad
La edila oficialista Lorena Molina explicó a CAMBIO que el programa pretende continuar una línea de políticas de género iniciada en el gobierno anterior, que radica sus bases en ayudar a las mujeres que están en situación de violencia doméstica.
Ampara aquellas mujeres que ya hacen seis meses que vienen trabajando con técnicos y profesionales en el tema de violencia y han logrado tener un avance en su tratamiento.
Desde la denuncia primaria que efectúa la mujer, comienza un seguimiento de los técnicos que forman parte del equipo departamental. Se aborda la problemática y se le recomienda a la mujer retirarse de la casa donde sufre inestabilidad física y emocional.
Para eso, el plan prevé otorgarle una garantía de alquiler a las inmobiliarias (en este caso es el Estado uruguayo) financiando el forma total o parcial el costo del arrendamiento. Depende del caso y la situación de la mujer en ese momento.
Molina dijo que el programa procura dar a la mujer estabilidad emocional y pueda contar con un lugar donde recomenzar con su vida; de esa forma, no se ve obligada a retornar a su casa en la cual fue golpeada y violentada, por no tener donde concurrir o muchas veces pensando en el bienestar de sus hijos.
La legisladora señaló que si bien no hay un número exacto de cuantas mujeres podrán ampararse en el programa de contención, explicó que el Estado uruguayo está comprometido a asumir 100 alquileres y así contribuir a que las mujeres puedan encontrar "rutas de salida" a una situación que en Uruguay deja por año un número significativo de mujeres fallecidas.