Domingo 25 de agosto, 2019
  • 8 am

20/03/10

La descentralización universitaria pasa hoy por consolidar y fortalecer la Regional Norte de la Udelar.
Cualquier intento por generar nuevas experiencias universitarias públicas en el interior del país, sin antes fortalecer, definitivamente, con recursos económicos, administrativos y un estatuto verdaderamente descentralizador que le confiera la autonomía necesaria, significará un duro golpe a la Regional Norte de la Universidad de la República y a otras iniciativas ya en marcha. Larga ha sido la lucha de los universitarios comprometidos con la descentralización, arrancando, paso a paso y día a día, a la academia centralista, logros quizás impensados por los primeros visionarios hace mas de cinco décadas.
La reciente negativa del Consejo Directivo Central de la Universidad a la instalación de la carrera de Doctor en Medicina completa en Salto, no es un hecho menor, ni debe ser considerado solamente como un asunto que les compete solamente a aquellos estudiantes que pretendían comenzar sus estudios, sino como una total disminución de la fortaleza que tomaba la Regional Norte como polo de desarrollo universitario. Medicina completa, recordemos que ya hace 20 años que existen cursos curriculares en Salto de pregrado de medicina, venía a sumarse a la Facultad de Enfermería que desde hace tiempo tiene la currícula total, teniendo el sector salud dos de sus principales Facultades con comienzo y fin. Si a esto le sumamos las otras carreras completas que existen en la Regional Norte en las áreas de las ciencias sociales y el aumento de los años de cursos de veterinaria y agronomía, la Regional pasaba a tener una fortaleza institucional difícil de disimular. Quizás más allá de los temas presupuestales, docentes y formales, la verdad estuviera también por estos temas.
Soy producto de la descentralización universitaria, orgulloso cofundador de los cursos de medicina en Salto en el 89, docente en algún momento y egresado de esta Regional Norte, he representado a los médicos del interior en el Claustro de la Facultad de Medicina, llevando con otros compañeros médicos del interior la voz y la militancia por la descentralización y el interior, pero más allá de esta enorme deuda de gratitud, he sido un convencido que la verdadera descentralización universitaria promueve en las sociedades en donde se instalan estas experiencias, desarrollo del conocimiento y de la superación de los individuos que hacen que mejoren sustancialmente las condiciones personales y colectivas de esas sociedades.
Estoy convencido, además, que la Universidad de la República debe de seguir siendo una, por razones históricas, sociales y hasta económicas, pero que debe transformarse y reconocer sus errores, limitaciones y mezquindades, para ser un verdadero motor del desarrollo de nuestro país, en todas las áreas.
En pocos días los universitarios de todo el país elegiremos nuestras autoridades, es el momento de analizar e impulsar a aquellos que promueven y han demostrado estar en consonancia con la descentralización. Los universitarios elegimos y en estos momentos es imprescindible que lo hagamos bien, teniendo además cuidado con aquellos que nunca estuvieron en el proceso universitario descentralizador y hoy se rasgan las vestiduras.
La consolidación y fortalecimiento de la Regional Norte de la Universidad de la República, así como otras experiencias existentes hoy en marcha, debe ser la prioridad. Si no somos capaces de realizar los esfuerzos para continuar impulsando y perfeccionando estas experiencias, juntos, los proyectos alternativos están llamados al fracaso. Es la hora del trabajo conjunto por la Regional Norte, para lograr los recursos económicos necesarios, un estatuto como Centro Universitario con mayor autonomía en todos los órdenes, el diseño de carreras que no solo repitan las tradicionales y que se adapten a las necesidades del país y la región para el desarrollo sustentable, así como un fuerte apoyo a la investigación, única posibilidad de generar verdadero conocimiento, orientado a las verdaderas necesidades del país, que nos haga cada día menos dependientes.
Dr. Juan Pablo Cesio.