Martes 13 de abril, 2021
  • 8 am

Amelia llega a Uruguay, un filme de Mira Nair

Psic. Andrés Caro Berta (*).
Visionaria. Amante. Soñadora. Luchadora. Leyenda. Icono
Una extraordinaria vida de aventuras, fama y perdurable misterio sale a la luz en AMELIA, un recuento extenso y fascinante de la legendaria pionera de la aviación Amelia Earhart (Hilary Swank).
Después de haberse convertido en la primera mujer en haber volado a través del Atlántico, Amelia fue lanzada a un nuevo rol como la novia de los Estados Unidos: la legendaria "diosa de la luz", conocida por su carisma audaz y fuera de serie. Sin embargo, incluso con su fama mundial ya fraguada, su convicción por coquetear con el peligro y hacer frente como una mujer independiente y asertiva nunca cambió.
Fue fuente de inspiración para gente de todo tipo, desde la Primera Dama Eleanor Roosevelt (Cherry Jones) hasta los hombres que estuvieron más cerca de su corazón: su marido, promotor y magnate editorial George P. Putnam (Richard Gere) y su antiguo amigo y amante, el piloto Gene Vidal (Ewan McGregor).
En el verano de 1937, Amelia partió en su misión más desafiante hasta ese entonces: un viaje por sí sola alrededor del mundo, al que tanto ella como George creían que estaba destinado, cualquiera que fuese el resultado, a convertirse en uno de las travesías más comentadas de la historia.
eL AVIÓN DE
AMELIA: EL ELECTRA
Uno de los principales personajes en AMELIA está hecho de metal y no de carne, pero no obstante fue uno de los grandes amores en la vida de Amelia Earhart. Éste fue su afamado avión bimotor Lockheed L-10 Electra, color plata y naranja, en el que desaparecería finalmente.
Un diseño innovador de Hal Hibbard, el avión fue volado por primera vez en 1934 y pronto se convirtió en uno de los vehículos con tecnología de punta -diseñado para recorrer largas distancias- de la industria aeronáutica, además de haber sido codiciado por Earhart. Cuando compró el avión, éste le dio la oportunidad de perseguir su sueño más grande: convertirse en la primera mujer en circunnavegar el globo terráqueo.
En vista de que sólo un puñado de aviones Electra todavía existen en el mundo, la producción de la película lanzó una búsqueda global por uno que estuviera listo para ver mucha acción. "Encontrar nuestro Electra fue como haber hecho un casting para una de las estrellas de la película", comenta Mira Nair. "El avión es muy importante en la historia de Amelia; nos llevó a una viaje sorprendente. Encontramos a nuestro Electra al sur de Francia, y lo volamos por todo el continente africano, para seguir los pasos de Amelia. Fue un viaje increíble que nos nutrió a lo largo del rodaje. Creo que la gente se puede sentir identificada con el avión porque te recuerda de toda la belleza y el potencial de volar".
El avión Electra del filme es propiedad del veterano piloto y reportero francés Bernard Chabbert, cuyo padre, también piloto, conoció a Amelia Earhart brevemente en Senegal, lo que le dio un vínculo único con la historia.
"El Electra es la obra maestra de una máquina voladora; un aeroplano Art Deco, sofisticado y refinado con un potencial aparentemente mágico para las aventuras", reflexiona.
Mira Nair no quería solamente transportar el avión a Ciudad del Cabo, sino también capturar su largo recorrido a través del continente africano, para que sirviera de reflejo a los sorprendentes viajes de Amelia.
"Ahora teníamos sólo cuatro meses para arreglarlo todo, encontrar dos motores nuevos, mandar a hacer hélices nuevas, y más", recuerda Chabbert. "Después teníamos que planear un viaje muy inusual por África. ¡En 1937 tal viaje nos hubiera hecho aparecer en las primeras planas de los periódicos! Duplicamos un vuelo equivalente a lo que Amelia había hecho en su época, para permitirle a la película honrar sus travesías con tomas nuestras".
Con apenas suficiente tiempo para una prueba de vuelo, el renovado Electra partió de la Terminal de Annemasse, cerca de Ginebra, y se dirigió hacia la costa de España. Dos días después, aterrizó en Marruecos, después se encaminó hacia Bamako, Mali, pasando por una serie de tormentas eléctricas. El viaje continuó una vez que dio el saltó sobre África, con frecuencia en búsqueda de un combustible cada vez más raro conocido como Avgas (la mayoría de los aviones utiliza keroseno). El Electra voló sobre las aguas infestadas de tiburones del Golfo de Guinea, estuvo varios días en tierra después de haber aterrizado en la isla de Malabo, cruzó Angola y Namibia para aterrizar finalmente en Ciudad del Cabo, con tan sólo 24 horas de descanso antes de haber sido pintado y alistado para sus close-ups.
Amelia: Cronograma
Julio 24, 1897 – Amelia Mary Earhart nació en Atchinson, Kansas. Su padre fue abogado e inventor, pero también alcohólico. Su madre es la primera mujer en haber escalado la Cumbre de Pike, en Colorado.
Diciembre 15, 1921 – Amelia recibe su licencia de vuelo.
Octubre 22, 1922 – Amelia rompe el récord de altitud para una mujer, alcanzando los 4,200 metros de altura.
Junio 17-18, 1928 – Amelia se convierte en la primera mujer en cruzar el Atlántico (como pasajero) en un Fokker F7 piloteado por Wilmer Stultz. A su regreso a Nueva York, fue honrada con un desfile, se le entregó la llave de la ciudad y fue invitada a conocer al Presidente de los Estados Unidos.
Agosto 1929 – Amelia llega en tercer lugar en el Primer Derby Aéreo Femenil, también conocido como el Derby Powder Puff, en su flamante Lockheed Vega. Como Estados Unidos cae en los tiempos difíciles de la Gran Depresión, Amelia se convierte en un símbolo de optimismo audaz y del espíritu norteamericano.
Noviembre, 1929 – Amelia ayuda a constituir The Ninety-Nines, la primera organización de mujeres piloto.
Julio 5, 1930 – Amelia establece el récord mundial femenino de velocidad, al viajar a 289.88kph en un trayecto de 3 kilómetros.
Febrero 7, 1931 – George Putnam y Amelia Earhart se casan en Connecticut.
Abril 8, 1931 – Amelia establece el récord mundial femenino de altitud autogiro, al alcanzar los 5,524 metros de altura.
Mayo 20-21, 1932 – Amelia se convierte en la primera mujer y segunda persona en volar sola a través del Atlántico. Recibe la medalla de oro de la National Geographic Society de parte del presidente Hoover y la Distinguished Flying Cross del Congreso. Escribe su segundo libro, The Fun of It, acerca de su viaje.
Agosto 24-25, 1932 – Amelia establece el récord mundial femenino para el vuelo transcontinental más rápido sin escalas.
Enero, 1934 – Amelia turna su atención al Océano Pacífico y se convierte en la primera piloto en volar sola de Hawái a California. Poco tiempo después, es lanzada su propia marca de ropa en Macy's.
Enero 11, 1935 – Amelia promueve su primer viaje sola a través del Océano Pacífico, entre Honolulu y Oakland, y utiliza el primer avión civil equipado con un radio emisor-receptor.
Abril l9 – 20, 1935 – Amelia es la primera persona en volar sola de Los Ángeles a la Ciudad de México.
Junio 1, 1937 – Amelia y Fred Noonan despegan de Miami, Florida, en un vuelo alrededor del mundo. Después de 35,200 kilómetros de vuelo, Earhart y Noonan son vistos por última vez en Lae, Nueva Guinea. El 2 de julio, en camino hacia la pequeña Isla de Howland para cargar combustible, el guardacostas "Itasca" de la Guardia Costera Estadounidense pierde contacto con Earhart y no es escuchada otra vez a partir de ese momento. El presidente Roosevelt ordena una búsqueda masiva, que es suspendida el 18 de julio de 1937. Dos años más tarde es declarada legalmente muerta.
(*) Miembro de la Asociación de Críticos de Cine del Uruguay / Fipresci
www.andrescaroberta.com
andres@andrescaroberta.com