Viernes 26 de febrero, 2021
  • 8 am

Autoridades dicen que el paro estaba decidido hace un mes

Las autoridades municipales lamentaron la medida de fuerza que adoptó, en las últimas horas, el gremio de ADEOMS y la relacionaron a motivos políticos electorales.
Quienes participaron de la rueda de prensa desarrollada en la tarde de este sábado fueron el intendente de Salto, Dr. Carlos Gabrielli; el secretario general, Sergio Arizcorreta; y, el director de Tránsito, Ricardo Nessi.
SORPRESA ante MEDIDA
El Dr. Carlos Gabrielli manifestó sentirse sorprendido por la medida gremial. "siempre hemos venido trabajando de manera satisfactoria con el gremio de los municipales, por eso nos sorprende esta medida". Se lograron "en este periodo acuerdos de mucha importancia para los trabajadores y para la Intendencia. Entre ellos, la regularización de varios funcionarios que habíamos heredado de gobiernos anteriores.
Se logró en una primera etapa la adecuación escalafonaria de unos 600 trabajadores y se acordó conformar un nuevo grupo de trabajo para continuar evaluando al resto.
Se acordó, también, en este periodo del intendente Ramón Fonticiella un sistema mensual de incorporación de zafrales, que pasaron a ser contratados; y muchos otros logros que hemos realizado en estos cinco años. Teníamos pensado completar y planificar más beneficios, en lo que nos queda de gobierno. Pero, nos encontramos en pleno año electoral con los planteos que realizan los funcionarios del sector ómnibus".
SiEMPRE HUBO DIALOGO
El secretario general de la comuna, Sergio Arizcorreta, dijo que "nunca como ahora, en esta administración, hubo un diálogo fluido con el sindicato de trabajadores de ADEOMS. Hemos conformado un cronograma de trabajo mensual, por lo tanto, todos los planteos se han canalizado por tener un buen diálogo y respeto. Seguimos apostando a tener un buen diálogo y relacionamiento, más allá de las diferencias".
Explicó que recibieron "por parte del sindicato una serie de planteos, que involucran al sector ómnibus de la comuna. En primer lugar querían cambiar de interlocutor, de lo cual tomamos nota. En segundo lugar, nos plantearon la preocupación ante la creación de dos líneas nuevas, que tenían una carga de servicio de 6 horas 15.
Los funcionarios que cumplen con la tarea de chofer – cobrador tienen una carga de 7 horas, por lo tanto ellos entendieron que ese servicio de 6 horas 15 podría representar una rebaja de la carga horaria. Reclamaron que se les mantenga las mismas horas de trabajo. A lo cual, inmediatamente, le comunicamos que era intención de esta administración mantener la carga horaria establecida.
Se nos planteó la posibilidad de cambiar el horario, que deje de ser cortado para transformarse en un turno recorrido de 7 horas. Reclamaban además que ese tiempo que pierde el chofer- cobrador en depositar el dinero sea, de alguna manera, retribuido. A los días de recibir estos planteos nos volvimos a reunir y les manifestamos que manteníamos la carga horaria, más allá que es una potestad de la administración fijar el horario para todos los funcionarios.
Y en cuanto a la propuesta de trabajar en turno recorrido, le propusimos conformar una comisión bipartita para que estudie los pro y contra de una y otra modalidad de trabajo. Y que elaborara un informe de asesoramiento a la administración y al sindicato con el fin de brindar un buen servicio a la población, manteniendo los beneficios a los trabajadores.
En referencia a la propuesta de que se recompense al funcionario por la demora que genera depositar la recaudación, les comunicamos que estudiaremos la iniciativa. Desde que asumen esa doble función, se cobra una compensación de un 25 %. Hace algunos días le entregamos al sindicato un proyecto de resolución por la cual variamos ese porcentaje en un 5 %, es decir, pasaría de un 25 % a un 30 %.