Viernes 26 de febrero, 2021
  • 8 am

Sindicato dice que el INAU no es prioridad para el gobierno

El integrante del Secretariado del Interior del INAU, Gonzalo Acuña, manifestó que el sindicato se encuentra sumamente preocupado por la situación del instituto. Agregó que el presidente de la República, José Mujica, jamás se ha referido a los planes que tiene para la institución desde que asumió el cargo.
El funcionario, que además es presidente del gremio de los funcionarios del INAU en Salto, denunció graves carencias en el Hogar de Amparo y relató la crítica situación que se da al recibir a menores infractores y con problemas con la pasta base.
CONTRATOS
Acuña dijo que "todos hemos visto al presidente de la República, José Mujica, expresarse en distintas ocasiones y hasta el momento nunca se lo escuchó hablar del INAU (Instituto del Niño y el Adolescente del Uruguay). No habló en absoluto de la problemática de los menores infractores, ni de nuestro instituto. Para nosotros es una preocupación, porque nos da la sensación que no estamos dentro de las prioridades del gobierno.
Estamos preocupados por los 70 compañeros que ingresaron por concurso, para paliar la crítica situación que vivimos en la Colonia Berro. Y a raíz de una solicitud de auditoría que pidió el sindicato, el directorio del INAU como represalia decidió cancelar esos contratos. Por lo cual, estos compañeros serían desafectados de sus tareas.
En un claro ejemplo de lo que puede ocurrir si estos funcionarios dejan de cumplir funciones, en uno de los sectores de la Colonia Berro, donde trabajan 25, deberían irse 23 compañeros con esta nueva decisión del directorio. Esto va a generar enormes problemas al hogar, (porque) son varios los sectores que se van a ver afectados".
RECURSOS Y FUNCIONARIOS
El dirigente gremial agregó que existe "una responsabilidad enorme de la administración del instituto con respecto a la falta de recursos, han hecho mal la mayoría de las cosas. Hoy tienen un déficit de 50 millones de pesos, que no saben como afrontar.
Las medidas que adoptaron fue retirar a estos funcionarios y la otra es sacar horas extras en todo el país, lo cual también ha generado enormes problemas en otros servicios. La situación del INAU es crítica, con respecto a la falta de funcionarios. Cuando las autoridades de este gobierno dicen que ingresaron casi 2.000 funcionarios en esta administración para reforzar los servicios, se olvidan de decir que casi la misma cifra de funcionarios se fue o se jubilaron.
La otra iniciativa que existe por parte del gobierno es la separación de los jóvenes infractores de la órbita del INAU y que pasen al Ministerio del Interior o al Ministerio de Educación y Cultura. No entendemos cuál es el fin de esta medida. Si existe un instituto para trabajar con los menores, porqué se los saca del INAU. Es una clara señal de incapacidad de gestión.
Lo único que se va a hacer es trasladar el problema a otra dependencia del Estado, pero, no darle una solución de fondo. En cinco años de gestión del Frente Amplio no se construyó ningún hogar para trabajar con los menores, entonces, evidentemente que pasa por un problema de gestión.
Si bien existieron algunos avances para los trabajadores, han sido en perjuicio de esos menores que están dentro del instituto. Ante esta situación estamos evaluando adoptar una seria de medidas de fuerza, que en principio comenzaría con ocupar el centro de ingreso en Montevideo y no descartamos tomar medidas de fuerza en el interior de nuestro país, como muestra de solidaridad.
No vamos a dudar en adoptar alguna medida de fuerza en Salto, si la situación se agrava. El sindicato del INAU es uno de los más fuertes de todo el país, sobre todo en el interior del país. Ya existen antecedentes de hogares del interior que se han declarado en conflicto y contó con el apoyo de todos los compañeros del gremio a nivel nacional.
No descartamos tomar medidas de fuerza en Salto para respaldar a nuestros compañeros. Este será un año bastante particular, porque tenemos que pelear el presupuesto quinquenal. Es importante que la ciudadanía sepa que aún no están nombradas las nuevas autoridades del INAU, lo único que sabemos por el momento es que serían dos miembros designados por el gobierno y un representante del Partido Nacional".

Rebajar la edad de imputabilidad no es la solución

El representante del Sindicato del INAU sostuvo que la solución a la problemática de los menores infractores no pasa por rebajar la edad de imputabilidad.
"Definitivamente rebajar la edad no es la solución. Yo resuelvo el tema con un cálculo matemático: qué pasa si rebajamos la edad de imputabilidad a 16, y un menor de 14 comete un delito grave, vamos a rebajar cada vez más la edad. Cuando queramos acordar vamos a enviar a la cárcel a un niño de un año.
No existen políticas claras de atención a esos menores, debemos buscar una solución de fondo al tema. Acá estamos ante una clara incapacidad de gestión. Pero, lo más preocupante es el desinterés que el gobierno hace al tema. No se escucha a ningún vocero del nuevo gobierno hablar del INAU, sobre si van a dotar de mayores recursos o qué planes tienen para el instituto.
Que le quede claro a la gente, al INAU no le importa a nadie. No se hacen propuestas serias para encarar la labor que se desarrolla con tantos menores. Indirectamente, nos han dicho con esta indiferencia que nos arreglemos como podamos.
El instituto necesita urgente que lo doten de mayores recursos humanos y materiales para que se pueda funcionar bien. Reclamamos al gobierno que designe para el nuevo directorio a personas que estén capacitadas para realizar una buena gestión. Ningún político de este país tiene un proyecto serio para el INAU, no se escucha a nadie hablar de las graves carencias que tenemos. Nos sentimos excluidos del proyecto de gobierno, que tiene esta nueva administración".

Situación del
Hogar en Salto

El integrante del Secretariado del Interior del INAU dijo que el Hogar de Salto no cuenta con las medidas de seguridad, para recibir a menores infractores.
"Cuando hablamos de Hogar de Amparo, como es el caso de Salto, hablamos de un hogar abierto. Jurídicamente, estamos hablando de un establecimiento que no tiene ningún tipo de medidas de seguridad. Por lo tanto, su creación apunta a menores por amparo y no a adolescentes infractores a la ley. Por lógica, y porque queda más cómodo, la Justicia, desde prácticamente que se creó el Hogar, nos envía a menores infractores.
El problema se ha generado por la trascendencia de fronteras. En el hogar hemos recibido a adolescentes que han cumplido largas penas en la Colonia Berro, oriundos de otros departamentos. Esto nos puso en un conflicto permanente con las autoridades, porque no sabemos cual es el verdadero objetivo de este Hogar.
Con la Justicia hemos tenido nuestros acercamientos y desencuentros. Los jueces que vienen de otros departamentos, quizás, desconocen cual es la verdadera situación del hogar en Salto. Muchas veces recibimos a jóvenes que reinciden en sus delitos; una y otra vez la Justicia lo envía a nuestro hogar. Está muy claro que esta dependencia no cuenta con las medidas necesarias para recibir a menores infractores para poder hacer un trabajo a largo plazo.
Que quede claro a la ciudadanía, no tenemos el poder para detenerlos, no tenemos ningún tipo de seguridad para detenerlos. Por lo tanto, si hay alguna responsabilidad es por culpa de las autoridades y no de los trabajadores, que esos menores escapen del Hogar.
Muchos de los trabajadores se han visto amenazados y en algunos casos golpeados por estos menores infractores, que se quieren fugar del INAU".

Pasta base

El funcionario dijo que no todos los adolescentes "son iguales. Pero, cuando ya tenemos a un menor con problemas de droga, sobre todo la pasta base, la situación se torna más violenta.
En estos últimos tiempos, hemos recibido a muchos con problemas de pasta base. Estaría bueno que la gente observara como ingresa ese menor, pesando 30 o 40 kilos, totalmente dañado por la droga y que en el Hogar recibe la mejor atención posible. Cuando se va, ese menor es otro".
Gonzalo Acuña aseguró que "tampoco se nos brindan las herramientas para trabajar con esos menores con problemas. Todavía estamos esperando que se nos haga el cierre perimetral del Hogar.
Según la Policía, está ubicado en uno de los barrios más peligrosos de Salto y no cuenta con un cierre perimetral. Esto es un problema grave que tenemos y hasta el momento no se ha solucionado.
Por suerte, contamos con un servicio nocturno del 222, que es una gran ayuda. (Pero) nunca se hicieron cursos de capacitación a los funcionarios del INAU para trabajar con menores infractores y con problemas de droga. Si bien hemos hecho algunos cursos, nunca recibimos la capacitación necesaria para trabajar con menores consumidores de pasta base, que de descompensan en cualquier momento y no sabemos como darle la medicación, porque no somos enfermeros.
Hay muchas carencias en nuestro hogar, ni siquiera tenemos dirección, no hay una estructura administrativa. En cualquier hogar debería de existir un director, un coordinador, un administrativo y cocinera. Es decir, cuenta con una organización importante, (pero) nosotros no contamos con las mínimas exigencias.
El técnico que tiene el hogar lo debe compartir con otras reparticiones por la falta de recursos, así no es la manera que debería de funcionar. Entonces, no podemos responsabilizar a los funcionarios que, con los pocos recursos que cuentan, hacen lo que pueden. Hoy el Hogar de Salto trabaja con 10 funcionarios, es decir, con el mínimo posible para hacer una tarea adecuada.
Se ha ido mucha gente, por los bajos salarios y por los pocos recursos que tenemos para trabajar".