Lunes 20 de septiembre, 2021
  • 8 am

Sindicato local de INAU acusa a Nora Castro de represora

El sumario que inició el directorio del Instituto del Niño y el Adolescente del Uruguay a dos de los máximos dirigentes del sindicato de trabajadores del organismo en el país, Joselo López y Carlos Salaberry, generó la reacción en bloque de los trabajadores del INAU de todo el país.
Para el sindicato de funcionarios de Salto la actitud del directorio es de "persecución" y acusan a la presidenta de "represora", por perseguir a los trabajadores que denunciaron situaciones "vergonzosas" en centros de atención de INAU a adolescentes.
CRITICAS A LA GESTION
El presidente del Sindicato Unico de INAU (SUINAU), a nivel local, Gonzalo Acuña dijo que los funcionarios Joselo López y Carlos Salaberry mostraron al directorio, a través de fotografías, las condiciones "infrahumanas" en la que viven algunos adolescentes en determinados centros en convenio con INAU.
Esto llevó a que la presidenta del directorio la Mtra. Nora Castro les haya iniciado un sumario a los dos trabajadores, en lugar de establecer las condiciones necesarias para mejorar la situación en la que viven los adolescentes.
Para Acuña es una "clara persecución política" por parte del directorio de INAU, que muestra una vez más su "incapacidad de gestión" y persigue a los trabajadores que lo único que hicieron fue denunciar una situación lamentable en las condiciones de vida de un grupo de adolescentes.
Señaló que según el reglamento del funcionario de INAU, el trabajador tiene la "obligación de denunciar" situaciones complejas que comprometan a los niños y adolescentes.
Explicó además que la denuncia efectuada por López y Salaberry cuenta con el respaldo de COFE y del PIT-CNT y rechaza la actitud de la jerarca de iniciar un sumario a los dos trabajadores del organismo.
Gonzalo Acuña dijo que la presidenta del directorio de INAU Nora Castro es "una represora", porque en lugar de solucionar las condiciones en que viven los adolescentes que las fotografías muestran claramente se dedica a molestar y perseguir a los trabajadores.
En ese sentido, esperan que se respalde la actitud de los funcionarios hoy perjudicados por la decisión del directorio y las autoridades tomen conciencia de las situaciones en que viven en algunos centros los niños y adolescentes del organismo.