Domingo 5 de diciembre, 2021
  • 8 am

500 kilómetros es “tiempo perdido”

El Dr. Hugo Olaizola dijo que los salteños están a 500 kilómetros de Montevideo y esta distancia representa un tiempo nunca menor a 8 o 12 horas, tiempo que significa "muerte de tejido y vidas perdidas".
Los pacientes quedan con secuelas en su corazón y en su sistema nervioso; y, en gran parte esa situación está relacionada con la demora en recibir la asistencia adecuada que se brinda solo en Montevideo.
El Centro Médico desde el año 1998 que pretende incorporar nuevas tecnologías en Salto y sigue insistiendo a pesar de las "trabas" que se han puesto en el camino, mencionando que "se continuará" en esa líneas porque se considera que es bueno para la población, no solo de Salto sino de toda la región norte del país.
Finalmente, espera que las autoridades se "sensibilicen" con el tema y permitan que la tecnología llegue a Salto y a toda la región, logrando la descentralización de la medicina altamente especializada que hoy se concentra solamente en Montevideo.

Situación de Salto

El médico señaló que de estas reflexiones se desprenden dos situaciones dentro de la cardiología nacional y salteña; en cuanto a Salto explicó que tiene la posibilidad de realizar muchos diagnósticos en forma "indirecta".
A modo de ejemplo, dijo que "si se realiza una ergometría que tiene por finalidad hacer un diagnóstico de una enfermedad coronaria, en Salto tenemos el 50% de probabilidad de hacer un diagnóstico, porque se trata de un método indirecto". Explicó.
Por otro lado, la presencia de un equipo de rayos que permitiera hacer una arteriografía-coronaria permitiría contar con un diagnóstico del 100% de los casos, porque es un método directo.
Esto para indicar que Salto cuenta con métodos de diagnósticos probables, que son en forma indirecta.
Con referencia al tratamiento de las enfermedades cardiovasculares, las enfermedades coronarias más frecuentes son diagnosticadas en forma "probable", pero nunca se está cien por ciento seguro.
Por esa razón, señaló que muchas veces se envía a un paciente a Montevideo para hacerse una coronaria grafía y resulta que el paciente no tiene ninguna lesión a nivel cardiovascular.
Con referencia a las enfermedades coronarias agudas, como el infarto de miocardio, Olaizola dijo que en Salto se cuenta con un método llamado trombolítico, que se basa en la inyección de un medicamento por vía intravenosa que tiene por finalidad disolver el trombo que obstruye la arteria coronaria en juego.
Este procedimiento tiene un 50% de posibilidad de lograr "abrir" la arteria.
En Montevideo, para lograr "destapar" la arteria coronaria se utiliza un método, desde hace ya muchos años, que se denomina Angioplastia con o sin stén, con un éxito de un 98%.
Estos y otros adelantos tecnológicos son "muy necesarios" en el departamento de Salto, para que los pacientes tengan una mejor asistencia, que mejore la calidad de vida y puedan vivir más años.
Olaizola dijo que para lograrlo es "necesario" que se pueda contar con un equipo de rayos en cualquiera de los sanatorios, que permitan hacer llegar a la población la asistencia mencionada y que desde hace años solo se brinda en Montevideo.