Sábado 4 de diciembre, 2021
  • 8 am

Movimiento de Usuarios de ASSE solicitó investigación en Hospital Salto

A raíz del nuevo estado de salud de la pequeña Blanca Filippini Lafuente, que se encuentra internada en sala intermedia del Hospital Pereira Rossell en Montevideo, el Movimiento Nacional de Usuarios de la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE) se preocupó por la situación.
El presidente de los usuarios ante el directorio de ASSE, Wilfredo López, se acercó a la familia que en Montevideo espera por la recuperación de la niña para manifestarles apoyo y señalarle que se exigirá una investigación administrativa que lleve a detectar cual fue la falla en la atención de la pequeña esta vez.
Se pretende establecer porqué hubo demoras en su diagnóstico y derivación a Montevideo, cuando hacía más de un mes que la niña estaba con un cuadro infeccioso a nivel de oído y no se tomaron medidas.
Los padres de la pequeña volvieron a manifestar que la gravedad que presenta Blanca se debió a no ser "atendida a tiempo", siendo que por su estado es una niña "en riesgo de salud".
Se recupera
Omar Filippini -padre de la niña- manifestó a CAMBIO que su hija se recupera favorablemente internada en el Pereira Rossell, más allá que su estado emocional es "muy preocupante".
De acuerdo a lo manifestado por Filippini, la pequeña hizo un retroceso en su evolución y actualmente volvió a necesitar de apoyo psicológico para recuperar su estado de ánimo.
El hombre manifestó claramente que no está en contra de ningún médico, pero que a su hija no se la atendió con la urgencia y la responsabilidad que se debió atenderla, máxime cuando por su estado es una niña con alto riesgo de salud.
Filippini señaló que no pretende hacer ninguna demanda ni juicio alguno, pero que el Movimiento de Usuarios de la Salud le ha manifestado que se solicitó toda la documentación para saber que fue lo que sucedió con la atención de la niña. Actualmente se le han comenzado a retirar los medicamentos y reacciona muy bien, pero llegó a Montevideo con un diagnóstico muy complejo, donde se temió por la amputación de su brazo derecho y sus muñones que estaban generando necrosis.