Jueves 13 de agosto, 2020
  • 8 am

Reflotan tres plantas que se dedicarán a la faena de ovinos

Tres nuevas plantas dedicadas a faenar ovinos comenzarán a operar en los próximos meses, pertenecientes a capitales nacionales y extranjeros. Esto refleja que la industria cárnica sigue siendo atractiva para invertir pese a que el stock cayó.
El abasto de Salto volverá a matar ovinos y es reflotado por capitales nacionales por un período de 30 años.
La planta fue instalada en la década del 70 y estuvo en funcionamiento hasta 1996, cuando comenzaron los problemas financieros en el establecimiento salteño. Mataba 1.500 ovinos diarios y 200 bovinos. El 22 de junio de 2010 la Intendencia Municipal de Salto impulsó una licitación pública, que fue ganada por la empresa Somicar S.A.
La idea es matar 2.000 ovinos día y hasta 300 vacunos, luego de haber recuperado y mejorado sus instalaciones.
Mientras tanto, un consorcio de capitales brasileños (Sidercol S.A.) arrendó por cuatro años el frigorífico Bordenave para exportar carne y comenzará a operar en semanas.
La planta, que ya cuenta con la habilitación para el mercado interno, tiene una capacidad para industrializar 480 ovinos por turno -unos 60 ovinos por hora- pero el consorcio piensa elevarla a 800 ovinos por día. Además, los empresarios brasileños invirtieron para mejorar las instalaciones de frío, principalmente para congelados.
Los empresarios apuntan a colocar carne ovina en San Pablo, pero también se mira hacia el mercado de Angola.
Por otra parte, según confirmaron fuentes del INAC, se está transformando el antiguo matadero de equinos en San José, en una moderna planta dedicada al rubro ovino.
Hoy, los tres principales mercados para la carne ovina uruguaya son Brasil, Unión Europea y China. Los brasileños están pagando valores récord por el producto e incluso la tonelada se valorizó más de 40%; incluso están pagando más que la Unión Europea.
Al viejo continente van los cortes de mayor valor, como los lomos y los traseros desosados y a China se envían todas las menudencias y también los asados (junto con Brasil se disputa los asados ovinos). Uruguay, con un menor stock de lanares -se estima que estará cercano a los 7 millones- valorizó su producción y produce reses más pesadas.
Fuente: El País.