Jueves 22 de octubre, 2020
  • 8 am

Gracias… – Columnistas

Gisela Caram
Por

Gisela Caram

142 opiniones

Ps. Gisela Caram (*).
Llegamos al final del 2011, y cuando se llega a esta etapa del año, es como que a todos nos parece que "voló" el tiempo. Hay quienes sienten que fue un largo año. Todos los años tienen 365 días, pero de acuerdo a cómo se haya vivido, se lo etiqueta de bueno o malo, difícil, terrible, en fin, cada persona tiene un adjetivo diferente.
Hace 15 días hablábamos de algunos lineamientos para hacer un autobalance de vida antes de terminar el 2011. Quiero dejar una reflexión personal en relación a este espacio con el que sentí me conectaba o intentaba conectarme con las personas.
Quiero transmitir mi sentimiento de gratitud a quienes me dieron un espacio en el diario para expresar y compartir algunas experiencias de mis 23 años de trabajo.
También a quienes me alentaron a tener la constancia de hacerme este tiempo para volcar pensamientos, práctica y experiencias de lo que hace a mi hacer cotidiano. Soy consciente de que nunca hice ningún taller de literatura como para aprender a escribir, y más de una vez, dudé en las palabras que usaba, en los títulos con los que encabezaba cada artículo. Algunos temas los escribí con ganas que otros, y quizás eso se notó. A todos nos pasa, hay que poder permitírselo.
Gracias a las personas conocidas y no conocidas que me buscaron y mandaron mensajes a través de facebook, por sms, o personalmente.
A todos los lectores les deseo lo mejor. Que vivan cada día intensamente, que disfruten de cosas sencillas. Que bajen sus expectativas de los demás, así, lo que les llegue de los demás, será un montón. Porque cuando esperamos mucho de los otros, lo que nos puedan dar, nos parecerá poco, en cambio si no esperamos, lo que nos den, será mucho.
Que cada día, aunque se hagan las mismas cosas, tengamos la particularidad de ver, lo diferente. Nunca un día es igual a otro. Siempre existen cosas, que son una novedad.
Que aprendamos en el tiempo, de las cosas buenas y de las no tan buenas. Siempre saquemos lo positivo de lo que no nos gustó, es una forma de aprender, de crecer y no seguir repitiendo errores. El tiempo y los sinsabores nos dan experiencia y fortalecimiento interior. Como dijo Nietzsche "lo que no te mata, te fortalece".
Que ampliemos la tolerancia en la convivencia. Que aceptemos los otros como son. Que veamos que hay cosas de los demás que podemos cambiar y otras que no. Y cuando no podamos, dejemos que el otro, haga algo por sí mismo.
Que no dejemos en la escuela, el educar nuestros hijos, lo que se aprende, se aprende en casa, la escuela lo refuerza, pero la base está en la familia, en los padres. Que las vacaciones son un tiempo para estar más con los hijos y no para dejar hacer todo lo que quieran. No olvidemos que es la puerta grande al aburrimiento y la búsqueda de "cosas nuevas". Quedan 3 meses sin tener ni saber qué hacer, y a veces en situaciones de vulnerabilidad y desamparo, pues lo adultos no tenemos 3 meses de vacaciones. Saber dónde están, con quiénes están es fundamental y no guiarse más por aquello de que "está con fulanito, hijo de fulanita..," como si fuera garantía de algo. Hoy por hoy, las adicciones y el consumo ocurre en todas las clases sociales, culturales, y puede suceder en cualquier estructura familiar. En familias nucleares, monoparentales, ampliadas, extendidas…hay que estar atentos a los grupos de amigos. Las cosas empiezan por ahí, por simple curiosidad, por pertenecer, por ser adolescente y simplemente estar descubriendo la vida.
Pero volviendo al plano de lo de cada uno, quiero dejar un mensaje de vida, y tiene que ver con el ESTAR BIEN, que no es la satisfacción permanente, ni la felicidad eterna. Es el poder disfrutar los buenos momentos, sobrellevar los momentos no tan buenos y pensar qué se quiere para cada uno. Sabiendo que todo tiene un proceso, nada se logra en un instante. Las cosas se construyen. Y el esfuerzo y la perseverancia tienen que ir de la mano. Que no puedo forzar a los demás. Está en cada uno el optimizar sus propios recursos para buscar nuevos caminos o mejorar los ya hechos.
En fin, gracias a todos y lo mejor para el próximo año, nos reencontraremos por este medio en febrero.
*Miembro de la Asociación Uruguaya de Configuraciones Vinculares. *Especialista en Psicoanálisis Vincular.