Viernes 26 de febrero, 2021
  • 8 am

Las formas del amor – Columnistas

Gisela Caram
Por

Gisela Caram

150 opiniones

Ps. Gisela Caram*.
Unas semanas atrás, una parte de la baranda del Puente de las Artes de Paris, no pudo sostener el peso de miles de candados y se cayó. Famoso puente, donde los enamorados, juraban su "amor eterno", cerrando un candado, con las iniciales de cada uno y tirando la llave al Sena.
Quizás este suceso nos sirva como metáfora para pensar si la ilusión de "tener al otro" eternamente y encadenado es posible.
El amor precisa oxígeno, y la ilusión de tener al otro como propiedad de uno, o el estar encadenados es imposible de sostener. Hay que encontrar la distancia óptima para que respire y viva.
Es posible que alguien pueda pertenecernos?
Ni entre padres-hijos, ni en pareja, el otro, no es de nuestra propiedad.
Hay muchas formas de querer. Pero no todas son sustentables.
El amor romántico, el amor pasional, el amor platónico, el amor líquido, el amor profundo, etc.
Muchas formas de querer y muchas formas de relacionarse.
QUÉ AMOR CONOCISTE?
En la vida, hay personas que se han permitido transitar diversas relaciones y experimentar las variantes del amor. Otros, pueden sentirse plenos en el primer y único amor que han conocido y transitar con un único amor, el pasaje por diferentes momentos.
Cada uno busca, encuentra y obtiene lo que quiere y puede.
Estás satisfecho con tu vida afectiva?
Es una pregunta que no depende únicamente que el otro, satisfaga los deseos y necesidades de uno. Depende también de mi exigencia, de mis expectativas, de mi sentimiento de insatisfacción.
EL AMOR ROMÁNTICO
Es el amor a primera vista, donde predomina la idealización del otro, la atracción instantánea y sublime. El amor pasional o erótico está en segundo plano. Es el ver a la otra persona como "especial". Está la creencia de hacer completa la vida del otro. Generalmente, este tipo de amor predomina en las mujeres, es un tipo de amor que está "feminizado", porque en parte, es producto del consumo de las historias de las que se nutre a las niñas, desde la temprana infancia, cuentos de príncipes y doncellas. . .donde la sexualidad y el erotismo, parece que no existieran.
EL AMOR PASIÓN
Acá predomina la atracción física en primer lugar. Después, es ver si me llevo bien con el otro, si tenemos cosas en común. Lo importante es que haya "piel". En el amor apasionado, hay fervor, no existe la racionalidad, sino que es todo emociones.
EL AMOR LÍQUIDO
Difícil resumir en pocas palabras, lo que tan maravillosamente expresa Bauman, en su libro "El amor líquido".
Es el amor de la "satisfacción ya" y a otra cosa. Donde el compromiso con el otro, depende del grado de plenitud que siento hoy.

EL AMOR ADICTIVO
Es el que se busca para nutrir un vacío. Existe la necesidad de que el otro me eleve y a su vez me permita conectarme con cierto nivel de paz…de estar lleno. Me satisfago si tengo al otro, y cuando estoy momentáneamente lleno, caigo nuevamente en un bajón. Y esto es como un circuito, vuelvo a necesitarlo para llenar el vacío y vuelvo a caer después. Tal cual el efecto que produce una droga, tiene un tiempo de duración efímero.
EL AMOR CONFLUENTE
Es una nueva expresión del amor. Es un amor de la época actual. Es el amor que permite la capacidad de abrirse uno al otro.
Es un amor activo, que se rebela frente a frases como "para siempre", "único".
En el amor confluente, encontramos diversidad de relaciones de pareja. Esto quiere decir, que no es específico de las relaciones heterosexuales.
La mayoría de los jóvenes hoy, comparten esta modalidad de querer. Quizás el estar abiertos a las posibilidades e imposibilidades de la pareja y la adaptación a este tiempo, y, por protegerse del sufrimiento o por acomodamiento a la realidad, se unen de esta forma.
Es un tema extensísimo, profundo. Nada más invitar a la reflexión, a pensarse y situarse en la afectividad en que se vive.
Si es una relación disfrutable o solo genera sufrimiento.
En saber, que si estoy en algún lugar que no deseo, puedo decidir qué hacer. Y que, los modos de relacionamiento son únicos, singulares.
A veces se puede elegir si vivir en una relación de amor. A veces, el amor, es secundario.
Pero por más racional que seas, seguramente, en tu vida afectiva, predomina alguna de estas formas de amar.
Depende qué se priorice en la vida. Cómo se quiera vivir. Y, cuánto te permitas, la libertad de amar.
*Psicoterapeuta. *Especialista en Psicoanálisis Vincular.