Viernes 26 de febrero, 2021
  • 8 am

Cada familia es un mundo – Columnistas

Gisela Caram
Por

Gisela Caram

150 opiniones

Ps. Gisela Caram*.
Cada familia es un mundo, y en ella se van tejiendo tramas que van construyendo la identidad de los hijos, mucho nos hace reflexionar el ver que si bien, uno los educa con las mismas pautas, cada uno tiene su particularidad.
A veces nos preguntamos cómo son tan diferentes, siendo criados bajo un mismo techo y por los mismos padres.
Si bien no hay reglas que nos den cuenta de que si las cosas las hacemos de tal forma, tendremos tal resultado, hay cosas que influyen.
EL PRIMER HIJO
Si bien nada es DETERMINANTE, SÍ INFLUYE. Un primer hijo puede ser muy deseado o no. Puede llegar en un momento de la vida de la pareja, o en un momento de la vida de una persona. Puede la madre transitar un embarazo feliz o no.
El primer hijo es quien inaugura el ser padre y madre, y eso lo hace marcar un antes y un después. En él se depositan todas las ilusiones, los ideales de hijo, y con él se experimentan también las enseñanzas por ensayo y error. Es el que carga con las mil expectativas y las consiguientes frustraciones de los padres. Digo frustraciones en tanto es el que abre el camino de una vida diferente, con mayor responsabilidad y una gran dependencia, para la que muchos padres, no están preparados.
Es también el primero, generalmente, el más exigido. .
EL HIJO DEL MEDIO
Hay muchas historias en cuanto al hijo que queda entre el hermano mayor y el menor. Cuando el hijo que ocupa este lugar, transita cualquier situación de su vida, se le etiqueta o justifica porque es “el pobre del medio”. En realidad, muchas veces el del medio se aprovecha del sentimiento de poco cuidado que sienten los padres que tuvieron. Porque no le dedicaron el tiempo del primero, y se tuvieron que ocupar del más chico.
El hijo del medio goza de privilegios y los aprovecha.
EL HIJO MENOR
Este lugar, es sin lugar a dudas el que se disfruta más. Se obtienen los privilegios que da toda la familia por un lado y por otro, padres más experimentados que con el primero. El hijo menor también aprende y es más estimulado por los hermanos mayores.
También es el que crece sin tanta sobreprotección de los padres. Es el que tiene todo el camino allanado por los hermanos menores y por tanto a veces también así como puede sentirse el más mimado, puede ser el más descuidado.
4 Y MÁS…
Cuando son más de 4 hermanos, en muchas familias se siente tal desborde, que se delegan funciones parentales en los hermanos mayores. No es fácil ni aceptado tener la responsabilidad de los hermanos menores, ni mucho menos esa famosa frase de “sos el ejemplo para tus hermanos”…
Lo que juega en las diferencias en las que se van configurando las personalidades de cada hijo, tiene que ver con el lugar que le dan sus padres y el que cada uno se puede ir dando. Acá influye el carácter del niño, las situaciones que va viviendo en su vida y cómo va estructurando su personalidad. Los grupos de pares y lo que no se ve: lo que percibe que provoca en los padres.
Un hijo que percibe a sus padres con algún sentimiento de culpa hacia su persona, usará este factor.
Un hijo que percibe que sus padres le temen, también usará este sentimiento para empoderarse.
Un hijo que siente que tiene privilegios, también lo hará y también acá me detengo, pues aunque evitemos esta idea, hay hijos que tienen más privilegios que otros. Hay un hijo preferido? Quizás los padres no lo pueden ver de esta forma, no aceptan conscientemente esta situación. Por alguna razón especial, hay padres que sobreprotegen más un hijo que a los demás. Eso tiene que analizarlo cada padre o madre cuando algún hijo reclama.
EL HIJO ÚNICO
Hay hijos únicos muy consentidos, como también exigidos. Tiene sobre sus espaldas la mirada permanente de sus padres y la misión de complacerlos. Pero éste, como los mellizos, merecen un capítulo aparte.
Hay mucho más sobre los lugares que se ocupa o se ocupó como hijo, y el lugar que quien tiene hijos, les da a cada uno de ellos. Reflejarse en ellos, es no reconocerlos como tal, únicos y diferentes.
*Especialista en Psicoanálisis Vincular.