Domingo 15 de diciembre, 2019
  • 8 am

Un acto de cobardía – Columnistas

Fulvio Gutiérrez
Por

Fulvio Gutiérrez

126 opiniones

Dr. Fulvio Gutiérrez (*).
Cuando el domingo 15 de febrero, miraba por televisión las pobres imágenes que la TV nacional mostraba del acto de asunción de los nuevos legisladores en el Parlamento Nacional, con asombro pude ver unas pancartas de grandes dimensiones frente al Palacio Legislativo, en las cuales ADEOMS agraviaba al ex Intendente de Salto Germán Coutinho, diciendo entre otras cosas que lo iban a salvar de la cárcel los fueros que como Senador tenía a partir de ese día.
Esperé para escribir esto, pues tenía la esperanza que la dirigencia de ADEOMS saliera a aclarar –por ejemplo- que nada tenía que ver con tales pancartas y que había sido un hecho de “militantes” que se les había escapado de las manos.
Pero no; no hubo aclaración ni desmentido alguno. Por lo tanto, ADEOMS, como sindicato y sus dirigentes, son directos responsables de tales agravios. Simplemente por aquello de quien calla, cuando puede y debe responder, otorga.
Confieso que realmente me costó entender que el Sindicato con el cual tantas veces hemos conversado, tantas veces hemos dialogado, expresando cada parte una posición –a veces encontrada y otras coincidentes- tuviera la osadía de expresarse de la forma que se expresó en esas pancartas.
Fue una artera traición; un acto de mala fe, pergeñado por quienes no tienen el coraje de decir las cosas de frente; que argumentan ampulosamente en base al principio del diálogo, pero que por debajo del “poncho” largan la puñalada traicionera, y luego esconden la mano. Un claro acto de cobardía.
¿Acaso los dirigentes de ADEOMS no saben que durante los cinco años que pasaron del gobierno Departamental que encabezó Germán Coutinho, jamás recibió una citación a un juzgado penal?
¿Por qué ADEOMS no hizo una denuncia, si conocía hechos presuntamente delictivos durante esos cinco años, en que Germán Coutinho no tuvo fueros? Debo imaginar que ADEOMS debe saber que los Intendentes no tienen fueros (Asesor Letrado tienen a quien preguntar), por lo tanto siendo Intendente no tenía una inmunidad como ahora sí la tiene como Senador.
¿Es que no les dio el “cuero” para hacer la denuncia y ahora se escudan infantilmente en los novísimos privilegios que le da su cargo de Senador? Fueros que no los pidió él, sino que se los da la Constitución como a todos los demás legisladores.
Repugna al sentido común y a la moral política media que debe ser –por suerte- la que la enorme mayoría de sindicalistas tiene, que un grupúsculo de sindicalistas ideologizados y desubicados como los que ordenaron, escribieron o apoyaron tamaño dislate, por un lado, repitan que buscan el diálogo, y por otro, incumplen los protocolos acordados previamente en cuanto a no tomar medidas gremiales sin que previamente se efectivice precisamente ese diálogo, cometiendo un primer acto de ilegalidad; luego ocupan el local de Recolección, violando un expreso Decreto que lo prohíbe por ser una repartición pública, cometiendo entonces una segunda ilegalidad; y ahora, para finalizar la trilogía, acusan genéricamente y en forma pública al ex Intendente Germán Coutinho de haber cometido delitos y escudarse en sus fueros legislativos, cuando ni siquiera han mencionado a qué tipo de delito se refieren.
Sinceramente mantengo aun la esperanza de que ADEOMS como institución, o por lo menos sus dirigentes o en todo caso, algunos de ellos –que los sé buenas personas- hagan un aclaración pública al respecto.
De lo contrario, todos serán directos responsables de semejante patraña; algunos por hacer; y los otros –tal vez los más- por afiliarse a la cómoda actitud de no hacer, o lo que es lo mismo, mirar para otro lado, con una infantil actitud de “yo no fui”.
Son como el avestruz; esconden la cabeza en la tierra, pero no se dan cuenta que dejan todo el cuerpo afuera.
Con la diferencia que el avestruz, lo hace por instinto; y el hombre, lo hace por miedo.
Por eso lo del título: un acto de cobardía.
*Profesor Adjunto Gdo. 3 Efectivo de Derecho Público Iº y Encargado de la Cátedra de Derecho Departamental y Local en la Facultad de Derecho de Salto (Udelar).