Domingo 17 de enero, 2021
  • 8 am

Ser mujer – Columnistas

Gisela Caram
Por

Gisela Caram

147 opiniones

Ps. Gisela Caram*.
“No se nace mujer, sino que se llega a serlo” Simone de Beauvoir.
Durante siglos, que una mujer se sintiera “una mujer”, era, siendo “ la señora de..” pero si por algún motivo dejaba de serlo, (divorcio o viudez), las mujeres pasaban a sentirse, “ nadie”. . .
También lo que daba identidad, para “ser”, era la primera experiencia sexual. . .es decir, lo que hacía mujer, era el encuentro con el hombre. . .la pérdida de la virginidad.
Por tanto, el ser mujer, estuvo, y en muchas mujeres sigue estando, ligado al SER CON OTRO. Lo cual nos lleva a entender esa sensación de desvalorización que sienten muchas mujeres al estar solas.
A veces, el armado instantáneo de una nueva pareja, más que porque se ame rápidamente a otra persona, tiene que ver con la necesidad de “no dejar de ser”, no ver, ni dejar ver, el lugar del otro, vacío.
Todas estas formas de relacionamiento, dan cuenta de una construcción de mujer, que obtiene su identidad, “siendo o estando” en determinado estado civil.
El estar en una posición de ser esposa para ser mujer, va reduciendo la mujer a ser “un objeto”. Esto propicia un tipo de vínculo de dominio-sumisión. O también podríamos hablar de un sujeto y su objeto, o de dominio-dependencia, o de víctima-victimario.
Desde afuera, se ven siempre como “el malo y la buena”.
Así en un extremo, y al correr del tiempo, se van posicionando como el amo, y el otro, el esclavo.
El amo desea que el otro no piense, no tenga deseo propio, mientras la sumisa lucha por tener su autonomía, el juego se sostiene, pero donde el amo logre dominarla, se acabó el juego. El amo pierde el interés y busca otra presa.
LAS 50 SOMBRAS DE GREY
Uno de los libros más vendidos en los últimos tiempos, nos ilustra un modelo de mujer actual, que logra zafar de un lugar de sumisión a sabiendas. El personaje es el Sr. Grey, joven, poderoso e inteligente empresario que siente placer a través de la sumisión y dominación sexual de su víctima. Ella, Anastasia Steele, una estudiante universitaria humilde, que vive con una amiga pues su madre vive en otra ciudad, es decir, está sola.
El juego se da, mientras ella no firma el contrato que él le presenta como parte de sus condiciones de dominación. Mientras ella piensa y reflexiona, y mantiene su pensamiento propio, el vínculo se mantiene.
El fin de esta primera parte, tiene que ver con la huída de ella, ante la caída del ideal de hombre que parecía ser el Sr. Grey. . .
La libertad de ser, es un permanente trabajo, sobre las espaldas de las mujeres, que crecimos con pensamientos y mandatos deterministas.
“…hay que casarse y tener hijos”
“…hay que sentarse como una señorita”
“…hay que. . .”. . .”hay que. . .” y un sinfín de cómo se debería ser para “SER”. Y quien se rebelaba contra esos mandatos, NO ERA. El mandato cultural, social y familiar, azotaba la conciencia de las mujeres.
LA IDENTIDAD DE LA MUJER HOY
La identidad de una mujer pasa por su integridad. Su autonomía. Su fortaleza interior. Su capacidad para valorarse y elegir desde su corazón. Sin prejuicios ni mandatos de otra época.
El transitar con serenidad por la soledad, es un camino escabroso para muchas mujeres con “hambre de vínculo”.
En el IDEAL de la satisfacción plena, está la ilusión que la pareja puede satisfacer y dar la sensación de completud. La elección de pareja, debería hacerse no para completar sino para sumar a la vida, y ser un disfrute de dos. Tampoco es bueno para un hombre, que se lo ubique, en un lugar de proveedor de satisfacción plena. Porque también será un lugar IMPOSIBLE de sostener.
Quizás el desarrollar otros aspectos de la vida de cada una, como hacen las nuevas generaciones, que se toman su tiempo para lo intelectual, social, laboral y disfrutan antes de elegir el armado de una familia, esté ligado a la necesidad de autonomía y construcción de un nuevo modelo de mujer.
Al haber transitado en familias de origen, con madres que padecieron el patriarcado, la sumisión, la dependencia emocional. . .
*Psicoterapeuta, Especialista en Vínculos.