Domingo 17 de enero, 2021
  • 8 am

Madres e hijos – Columnistas

Gisela Caram
Por

Gisela Caram

147 opiniones

Ps. Gisela Caram*
Qué es ser mamá. . .
Tener un hijo?
Dar a luz?,
Comprarle a los hijos lo que quieren y hacerle todos los gustos?
Cada mujer vive su maternidad de diferente manera.
Hay deseo de hijo, pero también hay deseo de ser madre, que es bien diferente.
DESEO DE HIJO Y DESEO DE SER. . . MADRE
El deseo de un hijo, tiene tal profundidad, que se lo lleve en el vientre o se lo adopte, expresa un amor infinito, irreversible, único y particular.
El deseo de ser madre, tiene más que ver con una realización personal, narcisista. El hijo como un objeto que completa. Que debe satisfacer. No quiere decir que no se quiere al hijo, se lo quiere, pero es un amor, un poco más egoísta. Se prioriza el deseo de la mujer y en segundo lugar se piensa en el niño.
Se pueden tener muchos hijos, y cada uno concebirlo en diferente momento de la vida y de la pareja.
Puede haber hijos muy deseados, esperados y cuidados, y otros que llegan sin ese deseo. Hete aquí, uno de los por qué, siendo criados por los mismos padres, tienen todos diferentes personalidades y LUGARES dentro del grupo familiar.
No es lo mismo un primer hijo, que un único hijo, a aquél que nace en el séptimo lugar. . .
No tiene el mismo origen aquél que nace después de una larga espera, a aquel que viene por un descuido. O si se esperaba una niña y nació un varón. . .
EL HIJO “ PRIVILEGIADO”
Si bien todos los padres dicen querer a sus hijos por igual, alguno siempre tiene más privilegios. O al menos, se los gana. Ya sea por ser más afectuoso, o una salud complicada. . .la sobreprotección es una realidad en la familia.
Es imposible relacionarse de la misma forma con los hijos, porque todos tienen su propia historia, y personalidad, lo que hace a la singularidad y a veces, a sentirse, como “diferencias”.
Qué lugar ocupó usted, en su familia de origen? Cree que su madre hizo diferencias entre usted y sus hermanos?
Ventajas y desventajas del “privilegiado”
En muchas familias, es el hijo que desde afuera, y para los hermanos, es el preferido y por tanto, celado. Este hijo, tiene algún sello en su venida al mundo, es vivido con alguna culpa o debilidad de los padres. Algo porta. O es sentido como más frágil. O alguna enfermedad lo ha ubicado como débil, indefenso. De ahí que goce de privilegios, lo que suele tener un costo muy alto cuando todos emigran en la familia.
Para este hijo, quien todo lo ha recibido sin mucho esfuerzo, la vida en la adultez, sin el amparo parental, suele vivirla como adversa. Les cuesta y no sabe enfrentar maduramente cosas que para otros son simples.
Para los hermanos, como no entienden por qué ellos no gozan de estos “beneficios”, aprenden a hacer todo tipo de esfuerzos para ser reconocidos por los padres como lo es el “preferido”, y en ese camino, desarrollan más recursos y fortalezas, aprendiendo a defenderse mejor en sus vidas.
. . .PENSANDO MAMÁS. . .
Una mamá es la que sea como sea, y en los primeros años de su hijo, cuida, protege, se desvela y renuncia a su placer propio, en función de las necesidades del niño. PRIORIZA a su deseo, el deseo del hijo, al menos, en los primeros años de vida, que es tan importante el soporte materno. Que observa y busca entender por qué hace lo que hace su hijo y acepta aunque no le guste, lo que el niño precisa, aunque tenga que postergar sus necesidades.
Es verdad que hay abuelas, niñeras y varios sustitutos que pueden ejecutar la función de la mamá, pero…no es lo mismo.
Es difícil explicar el amor de madre. Pero sí, cada hijo, puede constatar su EXISTENCIA.
Si es mamá, cree que hizo usted diferencias entre sus hijos?
Está satisfecha cómo mamá?
Qué quiere para ellos?
Influye, decide o impone, lo que ellos deben hacer?
Contestar estas preguntas y tenerlas en cuenta, quizás le ayude a pensar en su vínculo madre-hijo.
*Psicoterapeuta Vincular
*Miembro de Asociación Uruguaya de Psicoanálisis de Configuraciones Vinculares