Viernes 16 de abril, 2021
  • 8 am

Eladio Dieste

Germán Coutinho
Por

Germán Coutinho

128 opiniones
Sevrini & Asociados

Germán Coutinho
Senador de
la República
Hoy nos encontramos conmemorando el centenario del nacimiento del Ing. Eladio Dieste, quien naciera en Artigas el 1ro de diciembre de 1917 y falleciera el 20 de julio del 2000, siendo reconocido mundialmente por su obra marcada por su originalidad, basada en el desarrollo del sistema constructivo “cerámica armada”, caracterizada por el uso de superficies curvas y bóvedas realizadas con ladrillo, armadura de acero y mínimas proporciones de hormigón. El centenario de su nacimiento fue declarado de interés nacional por el Parlamento, lo cual acompañamos.
Salto no queda afuera de la influencia de este destacado ingeniero, que es oriundo de Artigas pero de madre salteña. El matrimonio Dieste se estableció primero en Salto, donde nacieron sus hermanos, por lo cual sentía tan cercano a nuestro departamento. Dieste vivió en Artigas hasta sus 16 años, edad en la que se mudó a Montevideo a la casa de otra salteña, Antonia Grampone, quien era amiga de su madre, y donde se estableció para realizar sus estudios de ingeniería.
Su sello está desde la entrada a la ciudad de Salto, por la ruta 3, Paraje “4 bocas”, donde encontramos la Puerta de la Sabiduría,uno de los emblemas del escudo de la ciudad, y dedicada en su homenaje, en reconocimiento a las obras realizadas en el departamento.
Fue la cubierta de una estación de servicio, Barbieri y Leggire S.A, construida por el Ing. Eladio Dieste en 1976, que por reformas, se trasladó en camión hasta ese lugar a modo de reconocimiento y está apoyada en un solo pilar, aplicando la misma técnica que en los volados de las cáscaras autoportantes. Son muchas las obras suyas que nos deleitan en nuestra ciudad y como la gran gran mayoría de sus construcciones, están pensadas para albergar grandes masas de gente, de distancias largas expandidas sin soportes alternados, con una utilización efectiva de la luz natural, y amplitud de los espacio.
Dentro de su obra encontramos la Citrícola Salteña S.A., que fue en su primera etapa procesadora de frutas en 1971 y luego, en 1972 Cámaras frigoríficas; la vieja Terminal Municipal de ómnibus de 6 bóvedas autoportantes, construida en setiembre de 1973, donde actualmente se encuentra parte de las oficinas de la Intendencia de Salto; el Parador Ayuí construido entre 1976 y 1977, situado en la costanera norte, sobre el río Uruguay, siendo un hermoso lugar para fiestas y eventos; Refrescos del Norte S.A., planta embotelladora de bebidas y actualmente fábrica de productos porcinos Fénix; el gimnasio del Club Remeros de Salto, donde se realizó un Área cubierta 500m2.
Fue un profesional de larga e intachable trayectoria, cuya profunda sensibilidad humana y su gran capacidad de percepción, hicieron de su obra una perfecta adecuación a las necesidades históricas, sociales y económicas de este país y de su gente.
Supo utilizar con ingenio y eficacia un material que se adecuaba a las posibilidades de la industria nacional, como era el ladrillo, teniendo en cuenta su esencia, su significado cultural y su bajo costo, adaptándole su novedosa tecnología.
Fue uno de los más destacados representantes de la arquitectura contemporánea del país, pero con reconocimiento internacional con obras en Brasil y España, dictó conferencias y cursos a lo largo de todo el mundo, recibió premios, fue docente, y por lo tanto es un orgullo para nuestro Salto que hoy podamos disfrutar de esas obras.