Jueves 19 de julio, 2018 | Actualización: 8 am
Cine Cultura

Los que se fueron

Psic. Andrés Caro Berta
Miembro de la Asociación de Críticos de Cine del Uruguay
www.andrescaroberta.uy
andres@andrescaroberta.uy
Todos los años, en la ceremonia de los premios Oscar hay un momento de recogimiento muy especial. Y es cuando se homenajea a aquellos vinculadas al cine.
Es ahí cuando nos damos cuenta del paso del tiempo. De cuando veíamos a los queridos artistas en la pantalla y nos hacíamos la idea de que no eran humanos, y por tanto no envejecían y menos, morían.
Sin embargo, en la vida real eso no es así.
Pocos días antes nos enterábamos de los escándalos sexuales que inundaron los estudios cinematográficos de cine, en Estados Unidos, donde un productor todo poderoso fue la mecha para el descubrimiento de otros tantos abusos hacia mujeres y algún hombre.
La indignación permitió, además de popularizar el escándalo, darnos cuenta de que lo que vemos en la pantalla encierra mucho sufrimiento, mucho maltrato, mucho dolor.
Pero junto con esta sensación de indignación que surge de la lista de abusadores, aparece otra lista (esta anual e interminable) que nos va marcando el paso del tiempo.
Me refiero a aquellos seres queridos que tanto nos alegraron las tardes y las noches en las salas cinematográficas y que, un buen día, se fueron.
¿Quiénes son los que partieron a otra vida este año? Muchos. Hagamos un pequeño repaso como homenaje a ellos.
Iniciando 2017, el 28 de enero moría a los 77 años, John Hurt, de un cáncer de páncreas.
Podemos recordarlo de muchos filmes, pero a nivel popular su personaje de robot tripulante de la nave espacial Nostromo es difícil de olvidar.
De él salía el primer Alien que conocíamos, de su pecho, allá por 1979, antes de ser despedazado y enviado al espacio.
También hizo un excelente trabajo en El Hombre Elefante, de Lych, en 1980
Este brillante actor británico de teatro, cine y televisión participó en infinidad de producciones entre las que podemos destacar: Jackie, Hércules, La confesión, Harry Potter y las reliquias de la Muerte, Outlander, Helboy 2, Indiana Joves y el reino de la calavera de cristal, Los crímenes de Oxford, El perfume, V de Vendetta, Harry Potter y la piedra filosofal, Rob Roy, La puerta del cielo, Midnight Express y muchas más.
En abril se iba Jonathan Demme, director de la conocida “El silencio de los inocentes” (1991) Tenía 73 años, debido a un cáncer de esófago.
Cabe destacar de su extensa carrera otras estupendas películas como Philadelphia, Belov, La verdad sobre Charlie, El embajador del miedo entre tantas otras.
En mayo fallecía Roger Moore a los 89 años. Era la primera vez que un agente 007 se moría… Vivir y dejar morir (1973), La espía que me amó (1977)
Pero Moore no fue solo James Bond. Participó en Ivahoe, Maverick, El Santo, Dos tipos audaces, entre tantos filmes.
En junio desaparece George A. Romero. Director especial de cine B dedicado al horror suave, con películas como La noche de los muertos vivientes, Zombi, El día de los muertos, La tierra de los muertos vivientes, y así podríamos seguir con una larga lista.
Julio trajo la desaparición de Martin Landau que había ganado un Oscar interpretando a Ed Wood. Su primer trabajo fue con Hitchcock, luego se transformó en un estupendo actor secundario hasta que con Tucker, de Francis Ford Coppola era nominado al Oscar. Pero su filmografía es extensa.
Pero quizás donde más se le recuerde es en Misión: Imposible.
También en julio moría Sam Shepard, a los 73 años. Excelente actor secundario, vinculado al western, también fue dramaturgo y director.
En agosto fallecía Tobe Hooper, maestro del terror que dirigió La matanza de Texas, Poltergeist, entre tantas otras.
También ese mes se iba un maestro del humor. Jerry Lewis a los 91 años. Su carrera es tan extensa y conocida que no vale la pena recordarla ahora. Pero en sus últimos años dejó la sonrisa fácil para hacer verdaderos dramas donde se mostraba en un rol totalmente distinto y descarnado.
¿Qué decir de Jeanne Moreau? Una de las amadas heroínas del cine francés de la década de los 60. Jules et Jim, Los amantes, era una diosa de la Nouvelle Vague, intelectual, oscura, atractiva.
Y en agosto, también moría Terele Pávez a los 78 años. Actriz preferida de Alex de la Iglesia. Basta recordar La comunidad, 800 balas, Balada triste de trompeta, Las brujas de Zugarramurdi, Mi gran noche y por último El bar.
Y en Argentina, el gran Federico Luppi a los 81 años. Actor comprometido políticamente participó en películas que quedarán en el mejor recuerdo.
Y podríamos seguir, pero es mejor dejar la lista por acá…

Compartir

Noticias relacionadas