Martes 24 de abril, 2018 | Actualización: 8 am
Latidos

8-1-18

LA LEY DEL MALESTAR

En la tarde de ayer, mucha gente se comunicó para hacernos saber su malestar por la situación de los cajeros automáticos. El que no estaba fuera de servicio, no tenía dinero. Una lectora tuvo que recorrer varios cajeros de la ciudad y no pudo retirar SU DINERO para pagar cuentas que tenía pendientes. En algunos bancos comunicaron que recién hoy al mediodía se iba a normalizar el servicio. Conclusión tuvo que sacar número en el banco, esperar turno y hacer todo un trámite para poder cobrar SU SUELDO. “Es una barbaridad lo que nos están haciendo”, dijo.
LIBERTAD CONTROLADA
Siguiendo en el mismo tema un lector dijo que la Ley de Inclusión Financiera es una ley de control, que dice garantizar libertad de acción de los usuarios en cuanto a la elección del banco, pero en el fondo es para “controlar”. “Es una libertad bajo control”, dijo. Agregando que “no puede ser” que por no haber suficientes cajeros -y los que hay se quedan sin plata de inmediato- “uno no pueda pagar las cuentas y tenga que andar pidiendo prestado. Esto nunca se vio en este país”, señaló.
NO PUEDE PASAR
El hombre pidió dos panchos con muzzarella a una rotisería a las 11 y 40 de la mañana. A las 13.30 volvió a llamar para ver que había sucedido con su pedido. Le respondieron que el repartidor ya había salido a la calle con el producto. A las 14.05 volvió a llamar porque aún no le habían llevado nada y esta vez le respondieron que estaban con muchos pedidos que disculpara pero que ya estaba seguramente por llegar el repartidor a su casa. Golpeó a las 14 y 25 casi 2 horas después de haber llamado. Los panchos fríos y con la muzzarella dura. Igualmente a esa altura ya ni hambre tenía.
“Esto en una ciudad turística como Salto no puede pasar. Nos falta mucho para competir en gastronomía”, dijo.
MENOS PAN
Que las panaderías venden menos pan en el verano está comprobado. Pero desde el pasado 1º de año la escasez de productos panificados que hay en los comercios del medio es evidente.
No se encuentra variedad y se ha vuelto un desafío conseguir por ejemplo; tortugas o vienitas, tan necesarias para el paseo a la playa. Según se pudo saber hay panaderías que han dado libre a su personal los primeros 10 días de enero y esto ha llevado a que la distribución hacia los almacenes barriales sea menor. Tampoco envasados se puede conseguir fácilmente, pues al escasear el pan fresco, la gente recurre a los productos envasados.
MEJOR AGUA
Con las altas temperaturas que se vienen registrando, las autoridades sanitarias aconsejan beber entre 3 y 4 litros de líquidos por día y en lo posible agua fría. El mate no sustituye el agua que se pide beber y se considera mejor que refrescos y jugos, beber agua ya que estimula el organismo y evita la hidratación, sobre todo en niños menores a un año.

Compartir

Noticias relacionadas