Jueves 19 de julio, 2018 | Actualización: 8 am
Latidos

13-01-2018

USO RAZONABLE

Las altas temperaturas provocan un consumo excesivo de agua y no solo para beber o aseo personal, sino para otras actividades que debido a la ola de calor se vuelven necesarias.
Lavar el patio, llenar la piscina, regar el césped y las plantas, lavar la vereda o el auto, son algunas de los usos que le damos al agua. Pues bien, ante los pronósticos de sequía y déficit hídrico que se esperan para el resto del verano, desde OSE ser piden tener un uso razonable del agua. O al menos tener el cuidado necesario parta evitar un derroche que genere en un futuro problemas de abastecimiento.
BAÑISTAS DESOBEDIENTES
Una familia que disfruta de unos días de Termas del Arapey, comentó a CAMBIO la actitud de bañistas que les llamó la atención. Resulta que debido a la condición del agua se decidió vaciar la piscina conocida por los tres toboganes. Pero cuando el agua iba por la mitad, muchos bañistas comenzaron a ingresar y en pocos minutos la piscina se llenó. El guardavidas del lugar muy amablemente les solicitó que se retiraran porque la pileta estaba siendo vaciada y se habilitaría recién al día siguiente. Sin embargo no hicieron caso. Tuvo que intervenir la Policía para despejar la pileta. Una vergüenza.
PLAZA CONTROLADA
Una pareja que concurrió a la plaza Artigas a tomar unos mates, observó como un hombre llegó al espacio público, se quitó la remera que llevaba puesta y se acomodó a beber una cerveza.
Una oficial de Policía se acercó y muy amablemente le pidió que se retirara, recordándole que no está permitido ingerir alcohol en espacios públicos. El hombre acató la orden y se retiró de la plaza. “Nos parece muy bien esta medida”, dijo la pareja.
SALTO ES UN HORNO
Un lector que sufre el calor al igual que michos, opina que en estos días de calor agobiante, Salto es una especie de horno que está permanentemente en 45 grados. “Uno se levanta y se acuesta y la temperatura siempre es la misma”, dijo. Muchos opinan que el calor de Salto siempre fue igual, sin embargo los estudios científicos indican que cada año la temperatura promedio del planeta tierra aumenta de uno a dos grados y en esta zona del mundo no es la excepción.
VUELAN LAS SANDÍAS
Son frescas, tienen agua y son ideales para el verano. El problema es la variedad de precios de una verdulería a otra. Hay lugares donde la cobran 5 pesos el kilo y otros que la tienen a 17.
Sin embargo es una fruta con una alta demanda de la gente, pues en estos días de calor merendar sandía bien fría es un placer y además aporta líquidos tan necesarios para este clima agobiante.

Compartir

Noticias relacionadas