Jueves 24 de septiembre, 2020
  • 8 am

Una semana candente

Gustavo Varela
Por

Gustavo Varela

64 opiniones

Esc. Gustavo Varela
Partido Nacional
El año 2018 nos trajo desde su inicio un cambio de ritmo que los Uruguayos no estaban habituados a transitar.
Hace más de una semana que han comenzado las movilizaciones en todo el País, en las que grupos de productores agropecuarios de sus diferentes rubros, han tomado medidas para hacer llegar sus reclamos al gobierno como consecuencia de la difícil situación económica imperante.
Semana vertiginosa, donde podemos hacer algunas anotaciones puntuales.
*El Ministro de Ganadería, Tabaré Aguerre, había renunciado en diciembre del año pasado y el gobierno no lo había anunciado, como así tampoco comunicó el nombre del nuevo Ministro, lo que denota que el Presidente no tenía el problema agendado como uno de los de más urgencia. ¿Imprevisión gubernamental?
*Un movimiento de productores espontáneo, inclusive por fuera de lo que son las dos gremiales más importantes del Uruguay, como ser la Asociación y la Federación Rural del Uruguay.
Si bien se quiere hacer aparecer como político partidario dicho movimiento, todos lo saben que eso no es verdad. Lo real es que la situación del campo es insostenible y si no se actúa a tiempo la gravedad se va a acelerar a corto plazo.
*Realmente asusta la liviandad de argumentos del Presidente, como cuando aconsejó a los arroceros a que debían de aumentar la productividad de sus áreas plantadas, cuando los productores Uruguayos, en el mundo son de los más eficientes, o cuando expresó que el gobierno precisa instituciones gremiales fuertes para que sean interlocutores válidos, “porque lo otro es el caos y el desorden”, cuando justamente el movimiento se había organizado por fuera de las gremiales.
Eso demuestra que el Presidente ha perdido contacto con la realidad, está en su escritorio de su torre ejecutiva alejado del diario vivir, al que llegan muchos que le hablan al oído de un país de fantasía.
*Un caso aparte son los cruces que se dan en las diferentes redes sociales, donde se entrecruzan argumentos de todo tipo, algunos en defensa de la producción y otros en contra, distorsionando lo que es el real foco de la problemática.
Lamentablemente la llamada “grieta” aflora con toda la virulencia, cuando tendríamos que estar todos pensando cómo salir del atolladero en el cual se encuentra el País.
El día 23 en Durazno se va a llevar a cabo la asamblea de productores, donde se debatirá la plataforma que se le acercará al gobierno con la temática para comenzar un diálogo.
Ojalá que prime la razón de todas las partes involucradas, pues es necesario para llevar a buen término la tranquilidad de nuestro querido Uruguay.