Domingo 16 de mayo, 2021
  • 8 am

Gobernar en programa

Álvaro Lima
Por

Álvaro Lima

218 opiniones

Por el Dr. Álvaro Lima

Baluarte Progresista

Lista 800. FA

Administrar un Departamento como Salto, pues estamos aquí y ello nos concierne, implica hacerlo siguiendo un marco referencial; que enlaza un proceso de trabajo con objetivos trazados en lo previo. Prepararse para arribar al gobierno es asumir cabalmente las responsabilidades que ello conlleva. Hay que ponerse a resguardo para cuando llegue el momento de actuar.

El jefe comunal y su equipo de gobernanza siguen muy de cerca el programa estratégico elaborado por la fuerza política del Frente Amplio.

Hace un tiempo atrás el director de Hacienda, Prof. Gustavo Chiriff, mencionaba las siete grandes líneas de trabajo que el programa contiene y entendía que el compromiso asumido de contemplar esa planificación; se viene ejecutando cabalmente.

Analicemos algunos puntos programáticos.

Compromiso con servicios básicos y movilidad con el ambiente: mantenimiento y ampliación la iluminación de la ciudad, más calidad lumínica y ahorro energético con el sistema LED que se propagará por los barrios. Arreglo de calles, la respuesta a la gran demanda se refleja en trabajos en obras de hormigón y bituminización, más un sostenido mantenimiento y reparación de la caminería rural. De la recolección ya nos hemos referido en lo reciente.

El programa de gobierno del FA, establecía privilegiar un espacio de negociación colectiva para mejorar condiciones de empleo y trabajo. Este compromiso se ajusta a la realidad y existen múltiples ejemplos.

El compromiso con la democracia, la participación y la inclusión social, igualdad de género y juventud es otro punto del programa elaborado. En la práctica, se viene desarrollando activamente; tanto en la ciudad como en los municipios y zonas no municipalizadas.

La gestión en infraestructura es otra línea programática. Ahí encontramos que la actual administración se encuentra trabajando en el PMB de barrio Artigas y el PDGS de Ceibal. Reconstrucción de la Avda. Batlle Berres, la planta de tratamiento de efluentes en conjunto con OSE, la construcción de puentes en el Departamento como ser Paso Valega o el Paso Nuevo que está en curso. Obras históricas en interés de la ruralidad.

No nos olvidamos de las transformaciones de edificios de la comuna para beneficio de todos sus funcionarios: salón y vestuarios en Gramon, salón multiuso en Arapey, taller de herrería en ómnibus, remodelación del edificio de recolección y barrido entre otras innovaciones que en este espacio no daremos cuenta hoy.

Todo ello, dentro de un marco de austeridad y prolijidad administrativa y económica.

Todo ello, sin disponer con presupuesto propio para el presente quinquenio al no ser votado en la Junta Departamental y habiendo refinanciado la deuda millonaria con la que se topó Salto en aquel mes de julio de 2015 y que supondrá destinar alrededor del 8% anual de los recursos generados por la Intendencia salteña.

Este gobierno desborda apertura y disposición. Dialoga y no verticaliza. Ahí radica, una arista trascendental.

Basta recordar que, al tiempo de conformar su Gabinete, el actual Intendente puso a consideración de un plenario de su fuerza política la nómina de nombres para integrarlo.

En el final, el profe Chiriff nos trae a tierra:… ”debemos ser cuidadosos en el seguimiento del programa y responsables de no desequilibrar las finanzas”… Y se fue, con el programa bajo el brazo.