Domingo 15 de diciembre, 2019
  • 8 am

Un gobierno que perdió el mano a mano

Dr. Carlos Silva
Por

Dr. Carlos Silva

79 opiniones

Por Carlos Silva

En días donde mucho de lo que hacemos a diario pasa por las redes sociales, no debemos ni podemos olvidarnos que el mano a mano es algo clave para toda relación humana. Ya sea dentro de la familia, con amigos, en el trabajo o en la actividad política.

Ríos de tinta se han escrito sobre estos temas, de lo bueno y lo malo de la redes, de lo que se puede hacer o no hacer con las mismas, de los perjuicios o beneficios y de cómo regular su uso. Mucho hemos leído sobre eso y compartimos básicamente que es una gran herramienta y hay que saber utilizarla, pero nunca debe suprimir el contacto entre los seres humanos.

Tratamos de que ese mano a mano no se pierda en la familia, amistades, etc. y tampoco queremos dejar de hacerlo en la actividad política. Estamos convencidos que hacernos presentes en cada una de las zonas de nuestro departamento, es la mejor forma de conocer la realidad de primera mano. Es por eso que desde la Lista 50, desde el día que nacimos, hace ya casi 8 años, nunca dejamos de hacernos presentes, nunca renunciamos a eso tan valioso, que es el mano a mano.

Recuerdo que la lista nace 2 meses antes de las elecciones departamentales de mayo de 2010, por lo que no dio tiempo de salir a recorrer el interior del departamento. Pasada las elecciones y obtenida una banca de Edil, decidimos salir a visitar las distintas localidades del interior. Era principio del año 2011 cuando comenzamos con estas giras y la gente sorprendida nos consultaba que elección había, porque decían que los políticos solo se acordaban del interior unos meses antes de las elecciones. Eso nos dio más fuerzas para recorrer permanentemente, cosa que hasta hoy día hacemos, eso es algo que queremos cambiar de la política.

De la misma manera entendemos que hay que realizar el trabajo en la ciudad, el contacto permanente es la mejor manera de conocer la realidad. Conocer dónde está el problema, poder verlo de primera mano y no solamente que te lo cuenten. La mayoría de las veces, quien presenta el problema también tiene la solución, porque nadie mejor que el que lo sufre, para saber cuál es la manera de corregirlo.

Desde la lista hemos instaurado esta manera de trabajar y estamos convencidos que es la mejor. Tampoco descartamos el uso de las redes sociales, es una gran manera de difundir las actividades que realizamos o que la gente se ponga en contacto con nosotros, pero debe ser eso, un complemento al mano a mano. Hemos repetido ya varias veces en este escrito la necesidad de no perder ese contacto tan valioso con los ciudadanos y les hemos contado, cual es y seguirá siendo nuestra manera de trabajar, pero también les queremos decir, que nos preocupa como muchas veces, cuando el candidato llega al cargo que aspira pierde las ganas de tener esos mano a mano.

El ejemplo más claro hoy día, es el de nuestro Presidente, el Dr. Vázquez y su fuerza política, el Frente Amplio. Tanto el mandatario como el partido político, perdieron el contacto con la gente y quedaron fuera de foco. No pueden asimilar cual es el reclamo popular sino, no se entiende como no solucionan temas como la inseguridad, falta de trabajo, salud o educación. Es más, muchas veces nos dicen que está todo bien.

Nos preocupa mucho esta situación, porque vemos que se han encerrado en una capsula y los problemas continúan, es más viejo que el agujero del mate, que mientras no se reconozca un problema, no se va a solucionar. Si no quieren o no pueden salir a escuchar a la gente, al menos escuchen los reclamos que hace la oposición, que nosotros si estamos en contacto con la gente. Intenten mirar unos años atrás cuando estaban de este lado del mostrador y verán que es necesario muchas veces una voz de afuera para darse cuenta de los problemas.

No somos de los que creemos que “Cuanto peor, mejor”, no somos los que anteponemos los intereses partidarios frente a los de toda la sociedad, solo intentamos ser los que transmitimos la realidad qué ustedes no pueden o no quieren ver.