Lunes 9 de diciembre, 2019
  • 8 am

Honesto y mentiroso

Gerardo Ponce de León
Por

Gerardo Ponce de León

87 opiniones
Diario

Gerardo Ponce De León

Entre el día Lunes y el Martes (19 y 20) de Febrero de este año, se “gastaron” dos palabras: honesto y mentiroso. Pero antes de comenzar con el escrito, quiero aclarar, dos cosas; 1) todos somos inocentes, hasta que se demuestre lo contrario; 2) el Sr. Presidente se merece, por su investidura, el mayor de los respeto. Sea fruto de mi voto o no, es nuestro representante, ya que es elegido democráticamente. Aclarado esto, que creo que viene bien, ya que trae consigo, que el Sr. Presidente, para ser respetado, tiene que se el primero en respetar. No existe mejor enseñanza que la que se hace con el ejemplo.

Creo que lo peor que se puede hacer es dejar, públicamente, al que no sabe, “pegado” y peor aún, sobrarlo. No me considero un ignorante, pero hay cosas que uno no sabe o no recuerda, en el correr del día. Cuando preguntó cuanto valía el barril de petróleo, es lo mismo para mi, si me preguntan cuanto está la unidad indexada, porque no lo se o no lo recuerdo. Usted, Sr. Presidente, tiene gente que lo informa, que está para eso, por lo tanto lo tiene que saber y le acepto que también que se olvide, porque es un ser humano, como todos; pero no tiene ningún derecho a esbozar una sonrisa socarrona (de superioridad) rebajando a quien lo hizo la pregunta y no lo supo. Dentro de las obras de la Misericordia está: enseñar al que no sabe y aceptar el derecho a que no se sepa. Mire el video y verá su sonrisa, frente al no saber la respuesta a su pregunta.

Como es mi costumbre, fui al diccionario a ver que es lo que quiere decir, cada palabra, que van a hacer mi escrito de hoy. Honesto/ ta: Decoroso// Recatado// Justo, razonable// Honrado, probo. Mentiroso/sa : Que tiene costumbre de mentir// Engañoso, fingido, falso. Como se podría prestar a error, busqué la palabra Honestidad, y dice: compostura, decencia// Pudor, recato// Decoro, modestia.

No creo que se tenga que agregar nada más y no da para hablar más, pero lo triste de todo esto, es el comunicado del día Miércoles, sobre la situación del colono que llamó al Sr. Presidente: mentiroso. Todo esto me lleva a preguntarme si se puede decir: “el que no tenga ningún pecado, que tire la primera piedra”.

Me gustaría saber si alguno, de todos los que estaban, ese Lunes, en la puerta del Ministerio de Ganadería y Agricultura, ¿pueden tirar una piedra?

Entra dentro de los que no pueden tirar la piedra, aquellos que tienen, por favores políticos, un familiar colocado en un cargo o puesto, que lo ha conseguido por nuestro intermedio. Entra también aquel que no cumple con su obligaciones, ya sean familiares, económicas. No existe peor deshonesto que aquel que es deshonesto consigo mismo.

Es muy fácil acusar, y luego, si las papas queman, decir que se mal interpretó, pero siempre, y lo más difícil es comprobarlo, pero hay que hacerlo cuando se acusa a alguien.

Se a gastado tiempo y tinta en este hecho, pero lo que más me saca de quicio, es la soberbia, que fue la que tuvo la presencia mayor esa tarde. No podemos olvidarnos que las manos hablan, y los integrantes de ellas (los dedos) fueron grandes protagonistas, que salieron en forma acusatoria o marcando el pecho de quien hablaba, como aseverando algo personal.

Miraba ayer, los datos de las exportaciones del país, y en primer lugar está la carne; segunda, la madera; tercero, los granos. ¿De donde salen estos productos? DE LA TIERRA. Esta moza es la número uno para nuestro país, vamos a cuidarla, vamos a apoyarla, tratemos que siga en nuestros manos, dejemos a nuestros “paisanos” vivir con ella; no hagamos de ella un medio más de todo tipo de negocio, que cuando sirve me sirve, cuando deja de servir, la abandono. Creo que merece atención y cuidado.