Deportes Otros deportes

Hugo Gordillo correrá desde el Pereira Rossell a Salto por los niños con cáncer

Tiene sesenta años y corre cientos de kilómetros durante largos períodos de tiempo sin detenerse, en la modalidad denominada ultramaratón. Hugo Gordillo es de Las Piedras, Canelones, y no corre por medallas, podios ni primeros premios; el corre por una causa noble que es la de ayudar a los que luchan todos los días. Los niños con cáncer. Correrá 500 kilómetros desde Montevideo hasta Salto para dar visualización a la lucha que llevan adelante los niños con cáncer, largando hoy a las 09:00 de la mañana de las puertas del Hospital Infantil Pereira Rossell hasta llegar al departamento de Salto, correrá todos los días y todas las noches hasta arribar a Salto sin parar vistiendo su remera emblema de su causa “Los niños Campeones de la Vida”.

CAMBIO dialogó con Gordillo, quien con gran optimismo comentó detalles de su iniciativa para con los niños que padecen cáncer.

¿Por qué su meta será Salto?

-Porque corrí hacia todos los departamentos ya, no he corrido solamente en el país sino también en el extranjero, corrí en Europa, recorrí España, también Grecia, difundiendo esta iniciativa de Los niños Campeones de la Vida.

-¿Cómo nace tu causa de correr por los niños con cáncer?

-Yo tuve un caso familiar, en el que mi sobrina falleció muy jovencita, ella padecía cáncer de pulmón, tenía treinta y tres años, dejó dos pequeños, uno de dos y otro de cuatro años que criamos nosotros. Ahí me volqué a correr por los niños con cáncer del Pereira Rossell. Yo corro por todos los niños con cáncer, porque al haber dos fundaciones, la Peluffo Giguens y la Fundación Pérez Scremini, corrí a Paso de los Toros y a Fray Bentos por la Pérez Scremini, después me di cuenta de que estaba la otra fundación, yo no me di cuenta de que estaba la Peluffo, entonces ahí me hice mi repera con la que corro que dice: “Corremos por todos los niños con cáncer campeones de la vida, corro por todos ellos, por todos los niños, me llena el alma, correr por estos niños.

Esto lo hago junto con Cristian De León que me va a acompañar en una moto, se que va a ser muy duro para él, y se encargará de llevar lo que se pueda. Ropa de frío para la noche, championes, algo de comida y líquido.

-¿Cómo prepara su cuerpo para esta aventura?

-Lo primero que se prepara es la mente, la cabeza es todo. A los cuarenta y ocho años empecé a correr y estoy por cumplir sesenta y corro cincuenta kilómetros todos los días. Correr es una medicación para mí, es como algo espiritual, no te lo puedo explicar, es algo que despertó mi sobrina dentro de mí, es algo extraordinario, yo siempre digo: Cuando corro por los niños salgo a volar. Tengo momentos muy difíciles, mucho calor, mucho frío y pienso en los niños y en que me daría vergüenza hablar con ellos de mis dolores que no son nada al lado de todo lo que ellos pasan.

Todos aquellos que quieran colaborar con la causa de Hugo Gordillo y todas las personas que sufren cáncer infantil, pueden dirigir sus donaciones al Hospital de Niños Pereira Rossell.

Compartir

Noticias relacionadas