Jueves 4 de junio, 2020
  • 8 am

06-05-2018

Desde que se instalaron las plantas de celulosa, el tema de la contaminación ambiental siempre está presente. En las últimas horas, el Gobierno anunció que la Dirección Nacional de Medio Ambiente (Dinama) aprobó la ubicación donde se instalará la futura planta de celulosa de la finlandesa UPM y le exigirán los máximos controles ambientales que existen a nivel nacional, informaron fuentes oficiales.
La ministra de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente, Eneida De León, aseguró que la Dinama “aprobó la ubicación”, prevista para las cercanías de la localidad de Centenario, ubicada al centro del país y dentro de los límites del departamento de Durazno. De León también aseguró, según recogió la Presidencia de la República, que la planta obtuvo la certificación como categoría C, es decir, “la más exigente” a nivel nacional.
Ello implicará que la finlandesa UPM, que en noviembre de 2017 firmó un contrato de inversión con el Gobierno uruguayo, deberá entregar todos los estudios ambientales necesarios sobre el impacto en efluentes. Luego de 17 meses de negociación, ambas partes firmaron un contrato de inversión que sentó las bases para la instalación de una segunda planta de UPM en Uruguay, aunque la decisión final de inversión se dará a mediados de 2019 o principios de 2020, según establece el texto. Consultada sobre la preocupación que existe por la posible contaminación del río Negro, De León dijo que no le preocupa porque es un asunto controlado.