Off the record

14-5-18

El senador LuisLacalle Pou cuestionó que “el amor al sillón, al poder, la soberbia cubierta por el escudo de las mayorías parlamentarias y la necesidad de quedarse en el poder como fin único, ha alejado al partido de gobierno del amor por la gente”. Añadió que en Uruguay hay que volver a discutir, intercambiar y terminar con el relato hegemónico. Denunció que en la actualidad “al primero que se anime a criticar algo, el relato hegemónico le pasa con la aplanadora”.
“Debemos terminar con el relato hegemónico referido a que si se es del Frente Amplio se tiene sensibilidad social. Eso de ninguna manera, porque el nacimiento del Estado social uruguayo es más viejo que al agujero del mate”, expresó. El parlamentario blanco dijo también que “se nota una ausencia total del que más manda en el país, incluso dicen que la acción social del gobierno fracasó”. Reconoció que el Ejecutivo hizo bien en 2005 en crear el Ministerio de Desarrollo Social, porque después del 2002 miles de uruguayos habían quedado al costado del camino.
Agregó que también fue bueno el impulso de transferencias económicas a los más necesitados, “pero ahora, terminada esa etapa, debió llegar el desarrollo social, lo que sugiere una evolución de la persona, una mejora cualitativa del individuo en todas las fases”.“El MIDES no tiene que estar en 18 de Julio, sino en Casavalle donde el ministro y los burócratas tengan que ir todos los días y estén cara a cara con la pobreza, y los pobres les preocupen un poco más y no sean solo una estadística”, dijo.

Compartir

Noticias relacionadas