Locales Titulares del día

Comercios analizan cerrar puertas con llave y que los clientes toquen timbre

 

Por Andrés Torrerola.

El encargado de la Comisión de Seguridad del Centro Comercial e Industrial de Salto (CCIS), Alfredo Berretta, dialogó con CAMBIO y señaló que la situación de inseguridad de la ciudad de Salto “es preocupante, comprometida y causa temor” a toda la población. Dijo que se ha llegado a niveles de delincuencia y falta de vergüenza por parte de los responsables que asaltaron la pizzería a las 12.30 de la noche, donde había familia y niños, “es decir la audacia de los malvivientes ha superado todo”. El empresario agregó que la idea es seguir trabajando en el tema seguridad aunque preferiría ocuparse de otras cosas que no andan nada bien tampoco en el país y lamentablemente el Centro Comercial del Salto está estancado en el tema de la inseguridad.

PODER DE FUEGO

Berretta dijo que las reuniones con la Policía son prácticamente diarias, debido a la confianza y buena receptividad que se ha encontrado en el Comando, “prácticamente hace que el dialogo sea a diario”, sostuvo. “La policía no sale de su asombro, no está en los cálculos de ellos situaciones como las que vienen ocurriendo. Se sigue manifestando que la tenencia de armas en la población es importante, tanto en la delincuencia como en los ciudadanos comunes, esto lleva a que cada vez que hay un robo en una casa se hurtan armas y pasen al poder de la delincuencia”.

El robo es uno de los canales de armamento por parte de la delincuencia. Estos delincuentes no delinquen en sus autos o motos son todos vehículos productos de robos para generar otros más importantes.

LOS DELINCUENTES SE ANIMAN A TODO”

Berretta dijo que la presencia policial “es visible para cualquier salteño” y es mucho mayor que hace seis meses. Los vehículos en lo que se mueven han ajustado mucho el 911 en la llegada al lugar del hecho, para tratar de que los delincuentes no concreten los robos.

“Esto no se ha podido lograr por suerte en el robo de la Pizzería 2000, porque de lo contrario podría haber sido mucho más grave la situación. Dijo que se debe seguir en la parte de prevención, en la detección de este tipo de bandas que tienen determinado grado de organización. Tratar de persuadirlos antes de que concrete el delito y seguir atacando todos los temas de fondo, como el trafico de drogas y el consumo, tema que está relacionado con el alto grado de delincuencia y con la audacia de los autores “que se animan a todo”.

PREVENCIÓN

Berretta dijo que el mensaje a los comerciantes es de tratar de prevenir al máximo las situaciones como por ejemplo se adoptó en la mayoría de los comercios de Montevideo, donde el cliente para entrar tiene que tocar timbre, “es una cosa ingrata y que al público en general no le agrada, pero eso es una idea de prevención”, señaló. Agregó que hay que mejorar la calidad de los cristales, aunque el problema es que los números “son tan chicos” que la mayoría de los comerciantes no están en condiciones de hacer un gasto extra, porque se genera un desbalance en la empresa. “Estamos entre la espada y la pared, la mayoría de las empresas poner un guardia de seguridad y lo paga con lo que le está rindiendo a las empresas”. El directivo dijo que la solución debe ser macro, a todo nivel y debe ser un trabajo en conjunto entre las autoridades, la población y los comerciantes.

Compartir

Noticias relacionadas