Deportes Otros deportes

“Correr es una pasión para mi”

María Victoria Da Rosa, ultramaratonista salteña, tiene 39 años y es madre de tres hijos Valentina, Lucía y Alexander, trabaja en Súper Salto.
-¿Cómo empezaste a correr?
-Todo comenzó después de mi separación; mis hijos concurren a la colonia de vacaciones de la Asociación Cristiana de Jóvenes y yo a el gimnasio de la misma institución. Mariana, una compañera, me pidió que la acompañara a una carrera en Paysandú. Había que cruzar el puente Paysandú – Colón. Yo no tenía idea de nada, ni que podría llegar a terminar la carrera. Como tengo familiares allí me anoté y fui pero quien me invitó no fue. Yo levanté mi kit y estuve en la largada. Mientras todos los atletas se preparaban yo los miraba sintiendo admiración, y pensando que esos diez kilómetros iba a hacer a como dé lugar. Largué, me ahogué en el puente debido a la altura, algunos atletas me apoyaron y me ayudaron dando ánimo hasta pasar el puente. De allí era todo llanito por la costa hasta llegar al anfiteatro. Puse cincuenta y tres minutos en los diez kilómetros y fui tercera en mi categoría y al final feliz de haberlo logrado”.
-¿Cuál fue tu siguiente carrera?
-Recibí un volante de la carrera binacional Salto – Concordia de veintiún kilómetros, ese mismo día me dispuse a correr. Busqué con amigos y personas que me recomendaran asesoría, Gervasio y Lorenzo me presentaron a Valeria Balbi, quien me realizó una prueba atlética y comenzamos con un entrenamiento acorde para mí. En un mes estaba debutando en veintiún kilómetros en la Gardeliana de Tacuarembó, una de las etapas del Campeonato Uruguayo de Media Maratón, previa a la Binacional. Puse un tiempo de 2:05 minutos pero disfruté.
-¿Se convirtió en una pasión y un deporte?
-Empecé a correr toda carrera chica de calle que pudiera ir a Concordia, porque en Salto es muy poco el desarrollo del atletismo. Salía de trabajar y tomaba la lancha, corría y volvía. Incluso hubo carreras en las que no me dieron los tiempos para tomar la lancha de regreso, y tuve que ir hasta el puente y esperar que alguien me trajera de regreso a Salto. En el mes de setiembre corrí esos veintiún kilómetros y salí segunda en mi categoría, obteniendo mi objetivo”.
-¿Qué le cambió practicar al atletismo?
-Correr me ayudaba a pensar, a liberar tensiones, preocupaciones y me daba fuerzas para seguir adelante. Comencé a correr diferentes distancias mejorando mis tiempos, hasta que preparé con Montevideo Running mi primer maratón binacional Salto – Concordia. Mi tiempo en esa oportunidad fue de 4:15’, mejorando el siguiente año marcando 3:55’, primera en mi categoría en el 2015. En el 2016 fui Élite B en veintiún kilómetros, y ese mismo año en el mes de junio comencé a entrenar en Zamora Running, que dirige Nelson Zamora, corredor olímpico uruguayo, padre de Christian, Andrés, Carlos y Cintia Zamora, y tiene récord uruguayo en diez kilómetros.
De allí en más Nelson Zamora me entrena como se puede, ya que los horarios y la vida misma no me permite hacer y explotar al máximo las cualidades.
En diciembre del 2016 corrí quince kilómetros metropolitanos, última etapa del Campeonato de Media Maratón con una piedra en la rodilla producto de una caída anterior; en enero me operaron y comencé a entrenar para el maratón de Montevideo, carrera muy dura ya que me molestaron los championes que me prestó una amiga. Eso me llevó a correr veintiún kilómetros de esa maratón descalza, con ampollas y moretones pero no me rendí y llegue a la meta. Siguieron carreras chicas y maratón de Punta del Este en setiembre”.
ULTRAMARATÓN
-¿Cómo empezó con la modalidad ultramaratón?
-En 2017 me propuse correr doce horas en pista con poco entrenamiento una Maratón de Montevideo de fondo, y por ende fueron seis días de doble entrenamiento pidiendo una licencia para ello. La corrí bajo lluvia, fueron noventa y tres kilómetros y cuatrocientos metros en los que obtuve el quinto puesto en categoría femenina. Fui tercera uruguaya en 2018, bajo lluvia también, con un poco más de entrenamiento, cómo llevar las horas, la alimentación y demás.
Nelson Zamora y mis hijos fueron a ayudar ya que se requiere de muchas cosas, no solo de entrenar. El cuatro de mayo de ese año obtuve el tercer puesto sudamericano”.
-¿Cuál será su próxima competencia?
-El 30 de junio corro la segunda etapa del campeonato uruguayo de media maratón en Atlántida, Canelones, una carrera de 21 kilómetros. No pude participar de la primera que se realizó pero como son cinco, compitiendo en cuatro fechas de todas formas se puede lograr el objetivo. Porque ya arranqué a prepararme para correr doce horas”.
-¿Cómo se vive desde adentro correr en esta modalidad?
-En mi mente va pasando de todo; otro detalle es que el tiempo pasa rapidísimo. Ultramaratón de veinticuatro horas es, pero antes de correr las veinticuatro horas, voy a buscar romper récord uruguayo en seis horas y en doce horas.

Compartir

Noticias relacionadas