Viernes 20 de julio, 2018 | Actualización: 8 am
Locales

Celebraron el 166º aniversario de la localidad de Villa Constitución

Este miércoles 11 de julio, se celebró el 166º aniversario de la fundación de Villa Constitución con un desfile por Avenida Domingo Pérez y un acto en la Plaza Joaquín Suárez, que congregó a autoridades, centros educativos, organizaciones sociales y vecinos de la zona, y contó con la actuación de la Banda Municipal de Salto y varios espectáculos de danza y música.

Durante la oratoria, el alcalde del Municipio de Constitución, Carlos Souto, agradeció “la posibilidad de formar parte del grupo de trabajo por nuestra villa” y a tres años de haber asumido, se mostró conforme con el trabajo que se viene realizando y el compromiso asumido. Destacó “el apoyo a comisiones barriales, instituciones e iniciativas deportivas, la reactivación del museo de la localidad, el apoyo a la sala cultural, la presentación de un proyecto al Ministerio de Educación y Cultura para inaugurar una sala multiuso, y las acciones junto a empresas que invierten en la zona”. Agregó que “pensando en el desarrollo de Constitución, apostamos al proyecto Isla Aventura e invitamos a los vecinos que se involucren en algo tan necesario como el desarrollo de nuestra costa”.

UN POCO DE HISTORIA

El director de Descentralización de la Intendencia de Salto, Sergio García da Rosa, recordó la fundación de Villa Constitución realizada en 1852 por el entonces Presidente Juan Francisco Giró, quien recorrió el interior del país y decidió fundar el pueblo como primer puerto aguas arriba del Salto Grande, destinado al desembarco de las mercancías provenientes del comercio con Argentina y Brasil. Luego, la realidad de la región fue cambiando y esta tierra recibió inmigrantes vascos, italianos, ingleses, alemanes, rusos y de toda Europa del Este, lo que ayudó a conformar la historia de Constitución. Como hitos históricos, recordó que en 1946-47 funcionaba un aserradero que traía la madera de Brasil y realizaba finísimos muebles, el que hoy se encuentra bajo el agua. Y también a mediados del siglo XX, cien años después de la fundación, Ancap decidió poner un establecimiento y eso cambió la realidad de los trabajadores de la zona, que pasaron de ser peones y trabajadores rurales a industriales. “Es un pueblo con una trayectoria de transformaciones y de historias dolorosas y alegres, pero todo lo que ha conseguido ha sido por la lucha de su gente trabajando en conjunto, como la policlínica con médico residente, el liceo, el Caif o el jardín de infantes. Por eso el mensaje hoy es que sigamos conservando el espíritu de unión por encima de banderías políticas y ayudemos a la comunidad a seguir creciendo”, finalizó García da Rosa.

Compartir

Noticias relacionadas