Miércoles 14 de noviembre, 2018 | Actualización: 8 am |
Columnistas

El reconocimiento en la relación de pareja

Por Gisela Caram

Ps. Gisela Caram*
Todos necesitamos reconocimiento, y en la pareja, es un eslabón importante.
Todo empieza con nuestros padres, nuestra familia, son el primer pilar en darnos reconocimiento, afecto, respeto y esto irá armando la base de nuestra AUTOESTIMA. Base de la vida para el desarrollo emocional y social. Después vendrá el buscar reconocimiento en los amigos, la pareja y el aprender a dárselo a los otros.
La autoestima se basa en el respeto y la autovaloración. La confianza en lo que se puede dar de uno mismo. Los derechos que tengo como persona y el hacer válidos estas cuestiones, me aportan integridad como ser humano.
Hay ejemplos claros de niños que siempre fueron estudiosos, sobresalientes y nunca recibieron felicitaciones de sus padres. ¿Por qué? Porque sus padres entendían que era su obligación como hijos, el sacar buenas notas. Y puede pensarse así. Pero no está de más EL RECONOCIMIENTO.
Si un chico no recibe la devolución de sus padres de alegría por éstos logros, probablemente no se sienta valorado por ellos.
Seguramente seguirá siendo estudioso, brillante, pero algún déficit emocional habrá.
LA IMPORTANCIA DE LAS EMOCIONES
Las emociones como la expresión de la alegría por un logro, o la confianza aportan en más, a todo el desarrollo del niño.
El que un chico sienta la alegría de sus padres, por algo que hizo bien, aumenta la confianza en sí mismo, le ayuda también en el autocontrol. Punto tan importante en tiempo de impulsiones y descontrol.
El aumento la confianza en sí mismo, proporciona la certeza que soy una persona merecedora de logros y de estar bien.
LOS CAMBIOS EN LA VIDA
Quizás tengamos recuerdos poco gratos de la infancia o de la adolescencia, quizás nunca tuvimos reconocimiento.
Pero no podemos vivir lamentándonos por lo que no nos dieron. Podemos construirlo ahora, en el transcurso de nuestras vidas.
Quedarse pegado al pasado o reprochándole a los padres si fueron así o asá, no aporta. Ellos dieron lo que pudieron.
El reconocimiento es bueno, saludable. Pero si lo necesito en cada paso que voy a dar, estoy mostrando mi gran inseguridad. Por tanto, todo es bueno, en la medida justa.
Saber que hice algo bien, que dio buenos resultados, que hay un trabajo atrás de este logro, me permite ir construyendo además, una ética propia.
Ahora, si creo y comparo con aquél que le salió bien por pura suerte y azar, que no se lo ganó por sí mismo, sino que le cayó por transgredir, si entro en ese dejarme avasallar, por competencia, probablemente iré naturalizando una ética no autónoma.
Sostener mis creencias, mi ideología, a pesar de los demás, hace que no pierda mi eje.
RECONOCIMIENTO EN LA PAREJA
El equilibrio entre uno y otro es un arte: hay que poder auto reconocerse y reconocer al otro como diferente y valioso.
Cuando no se puede mantener este equilibrio, sobreviene el conflicto. Que generalmente lleva a ubicar a uno y otro cónyuge en polos aislados.
Un ejemplo sería: “mi trabajo es más importante, porque genera más ingresos” hay una sobrevaloración del trabajo de uno, y se desprende la desvalorización del trabajo del otro.
Esto a su vez lleva a situaciones de dominación, anulación y control.
Queda el vínculo polarizado, disociado.
Quizás la pregunta debería ser, ¿Cómo es en mi pareja la autovaloración? ¿Es positiva? ¿O Negativa? Si se edifica desvalorizando o comparándose con el otro, se generará un vínculo conflictivo. Quizás un primer paso en el armado del “nosotros”, tendría que ser el analizar la autoestima de cada uno, si está equilibrada, alta o baja (teniéndose en cuenta que si está alta o baja, es un problema).
En segundo lugar ver la capacidad de auto y hetero reconocimiento del otro como diferente y valioso. El lograr en el “nosotros”, la mirada de aceptación, estabilidad, inter dependencia, es lo que equivaldría a lo que llamamos Alteridad.
La Alteridad es el reconocimiento entre un yo y otro yo…y esto, estaría equivaliendo al equilibrio en ese tan necesario y saludable “RECONOCIMIENTO en la pareja”…
*Especialista en Psicoterapia Vincular

Compartir

Noticias relacionadas