Jueves 24 de septiembre, 2020
  • 8 am

En Soriano: Salto jugó con camiseta de Paysandú y padres molestos por trato de la Liga

La actuación de los seleccionados de Sub 14 y Sub 16 en Salto y Soriano, organizados por la Organización del Básquet del Litoral, comienza a tener algunas derivaciones inesperadas. Más allá de los resultados deportivos, se conocieron en las últimas horas algunos dialogados entre dirigentes de la Liga Salteña con delegados de algunos clubes, que parecen endosarle toda la responsabilidad a los entrenadores de los resultados obtenidos. Salto en las dos categorías, únicamente pudo acceder al tercer puesto, tras ser dominado por Paysandú y Soriano.
En estos momentos hay quienes están buscando responsables, y la dirección parece tener un único sentido: los entrenadores. Estos, incluso, se se enteraron justamente de los diálogos que han dado a través de grupos de whatsapp, que, al parecer, no se disolvieron y están vigentes.
Hay quienes manifestaron, desde una posición muy cómoda, que “falta trabajo en casa”, algo que fue avalado por dirigentes ligueros e incluso analizan citar a los entrenadores para preguntarle “que es lo que está pasando” y saber el “porqué” de los resultados obtenidos no sólo a nivel de selecciones sino también a nivel de clubes. Por otro lado, hay quienes se enfocan en competencias superiores a la de Divisiones Formativas, cuando la Liga Salteña poco fomenta para la realización de torneos a nivel de mayores. Es que si no es por impulso de los entrenadores, los clubes locales se deben conformar con la reducida y escasa actividad local. Son los técnicos, por ejemplo, quienes propusieron jugar a final de temporada un torneo entre los mejores equipos de Salto y Paysandú, pero el mismo fue relativizado por la dirigencia local.
PADRES MUY MOLESTOS CON LA LIGA
“Nadie los cuidó”. La liga se tiene que hacer responsable, más allá del resultado deportivo. Acá nadie los cuidó. Si nosotros no hubiésemos estado, no sé que hubiera pasado con los gurises. Es una vergüenza como la Liga de Salto mandó a jugar a los chiquilines (a Soriano). La Liga de Paysandú tenía la misma cantidad de dinero para repartir al igual que la de Soriano y Salto, pero no puede ser que los gurises ni siquiera agua tenían” manifestó una mamá de un chiquilín del seleccionado salteño que fue a Mercedes en Sub 16.
El padre de uno de los jugadores del seleccionado Sub 16 la emprendió diciendo que: “La Liga se tiene que hacer cargo de todo. No puede ser que a los chiquilines lo citaran dos semanas antes y lo hicieran practicar cuatro o cinco horas por día. No tenían preparador físico, equipier, nada, los chiquiles de Salto viajaron sobre la hora y llegaron a jugar” señaló.
CON LA CAMISETA DE PAYSANDÚ
Una situación histórica fue la que le tocó vivir al seleccionado Sub 16 en Mercedes. Es que debieron jugar uno de los partidos con la camiseta del rival de todas las épocas: Paysandú. Esto debido a que Salto contaba únicamente con un juego de indumentaria para afrontar los partidos, a diferencia de los sanduceros, que tenían más de un juego de equipo.
DESDE 2016
La Asociación de Entrenadores de Salto, Aseba, ha enviado varias notas a la actual dirigencia de la Liga Salteña, pero escaso eco han tenido. Cuando ahora hay quienes están buscando resultados deportivos, desde el 2016 dicha asociación reiteró su preocupación por la conformación de selecciones locales permanentes y calendarios más extendidos. Se presentaron metodologías de trabajo, preparación, objetivos, pero no se han escuchado. Es más, a los entrenadores en plena reunión de Consejo Superior, se los rebajó de una manera vulgar, llana, desatinada e improcedente que solo una persona sin el conocimiento mínimo del cargo subrayó ante la pasividad y complicidad de la mayoría de los delegados de los clubes presentes.
En otras situaciones, no se los escuchó cuando desde el propio cuerpo técnico de selecciones nacionales, se invitaba conformar equipos departamentales locales que pudieran a ir a entrenar al Centro de Entrenamiento de la Federación Uruguaya. Se le fue negada esta solicitud a Aseba “por falta de tiempo”. En cambio, a otras ligas, caso Soriano, se le ofreció lo mismo, aceptó e incluso luego le fueron seleccionados jugadores para integrar selecciones nacionales.
SE IMPROVISA
Mientras en Paysandú y Soriano los calendarios son razonables, planificación y estrategias, aquí pasa lo contrario. Se suspenden fechas o se hacen jugar las Divisiones Formativas, más Primera y OBL, por ejemplo, cuatro días seguidos con los ¡mismos jugadores! en muchos casos. Se continúa improvisando.