Viernes 18 de enero, 2019
  • 8 am

“Hemos avanzado mucho, pero aún queda un 75% de calles por arreglar”

Por Julio Aguirrezábal
Forma parte del plantel de directores jóvenes que ha elegido el intendente Andrés Lima para su gestión departamental. Sus conocimientos en construcción y el manejo de recursos humanos lo llevaron a enfrentarse al gran desafío de estar a cargo de uno de los departamentos de mayor ejecución en una gestión comunal. Elbio Machado reconoce que se ha avanzado mucho en cuanto al arreglo de calles, pues se recibió un departamento en emergencia vial. Pero a la vez sostiene que aún queda mucho por delante y calles y barrios donde aún no se ha podido llegar.
Salto cuenta con una serie de proyectos muy importantes, pero se destaca los Programas de Mejoramiento Barrial y los planes de urbanización para los barrios Artigas, San José y Ceibal.

-La ciudadanía en la evaluación que hace sobre la gestión departamental considera primordial el estado de las calles. ¿Cómo está actualmente esta situación?
-Desde que asumimos la dirección de Obras, en mi caso es la tercera dirección de esta administración, lo que priorizamos fue todos los corredores principales de la ciudad, las avenidas y desagotes de los barios, y carpetas asfálticas, calles de hormigón y tratamiento bituminoso. Por otro lado tenemos equipos de bacheo trabajando, pero las inclemencias de tiempo nos juegan bastante en contra y la ciudad se ha visto deteriorada por falta de mantenimiento de administraciones anteriores desde hace mucho tiempo, lo que nos requiere de un esfuerzo mayor en el trabajo de bacheo y de recuperación de calles. Hoy en día tenemos equipos viales trabajando en distintos puntos de la ciudad y en recuperación de calles y en proyectos nuevos y por otro lado tenemos equipos de bacheo en lo que respecta al tapado de pozos.
-¿Todo este trabajo con equipos y maquinaria de la Intendencia o tercerizados?
-Todos equipos de la intendencia. Estamos prácticamente en todos los frentes de obras, -excepto algunos proyectos BID (Banco Interamericano de Desarrollo)- , se está trabajando con mano de obra y equipos municipales. Hay por ejemplo proyectos puntuales, como en el caso de Ceibal o el PMB de Barrio Artigas que son hechos con empresas privadas. En otros casos, como por ejemplo la Avenida Reyles, recurrimos a reforzar el equipo municipal haciendo distintos tipos de licitación con empresas privadas o para realizar tareas de carpeta asfáltica que al no tener la Intendencia capacidad de hacerlo se licita el trabajo.
-Cuando se asumió la administración, ¿Hubo una estimación en cuanto a kilómetros de calle que había en mal estado?
-No, no hubo. En mi caso fui el tercer director del área y lo primero que hice fue evaluar la situación, aún tenemos calles que quedaron en muy mal estado desde la administración anterior. Hay hormigones que no se han sellado desde hace mucho tiempo. Nosotros adquirimos una selladora de juntas hormigón y vamos a realizar una ardua tarea de sellado de juntas y paños de hormigón. Tuvimos casos puntuales como en calle Larrañaga que se hundió el hormigón y había unos 10 metros de profundidad entre la calle y la tierra y tuvimos el caso del puente de Alta Creciente que se hundió y hubo que hacerlo a nuevo.
-Si tuviera que hacer una estimación, ¿En qué porcentaje están en estos momentos de cumplir con el propósito?
-Estamos en un porcentaje muy bajo, sobre todo teniendo en cuenta el tamaño de la ciudad. Estaremos en un 25 % que hemos avanzado y nos quedaría un 75% más de recuperación de calles. Por falta de mantenimiento anterior estamos en la situación que estamos y nos va a llevar mucho tiempo recuperar. Nos ha pasado que cuando cerramos una calle para arreglar, el tránsito se pasa a otra calle y se nos deteriora la otra y así nos pasa en diferentes puntos de la ciudad.

Tenemos equipos recorriendo la ciudad permanentemente

-¿Cómo se hace el control de las calles que necesitan reparación?
-Tenemos equipos que están permanentemente recorriendo la ciudad y viendo cuales son las calles más complejas, pero además atendemos llamados de vecinos que nos expresan sobre alguna situación puntual y está la Unidad de ómnibus que también nos informa. Nosotros hemos priorizado las líneas de ómnibus y eso nos ha llevado a reducir los costos de mantenimiento de los ómnibus, porque teníamos un costo muy elevado en reparación de elásticos y suspensión de las unidades. Recolección también nos pasa informes sobre las zonas que están más complicadas para ingresar con los camiones y ahí vamos planificando.
-El tema de las calles adoquinadas, el caso de calle Treinta y Tres entre Artigas y Uruguay es traumático para los automovilistas, por no decir desastroso.
-El tema de las calle de adoquines es muy complicado, porque existe la Comisión de Patrimonio y hay que solicitar autorización y es un proceso muy largo. Hay que levantar todos los adoquines y luego volver a colocarlos uno por uno. Es un trabajo manual y muy costoso, donde además no tenemos especialistas para este tipo de trabajo. Pero es cierto, algo hay que hacer, está fea esa calle, pero no depende solo de la intendencia.
-¿Está conforme con los recursos humanos y la maquinaria disponible o se necesitan más para ser más eficientes?
-Para ser más eficiente necesitaríamos más funcionarios y más maquinarias, más allá que ahora se hizo una compra muy importante de maquinaria donde el equipo de Obras se vio reforzado en esa compra de maquinaria. Igualmente estamos preparados para afrontar la situación del departamento.
-La situación de la Avenida Manuel Oribe sabemos que es complejo, ya pasaron 3 administraciones y sigue aumentando el deterioro. ¿Se va a arreglar algún día?
-Esta avenida requiere de una planificación económica y lo hemos venido evaluando para el 2019 con el Director de Hacienda, Gustavo Chiriff. La idea es poder afrontar la reparación de esa avenida con recursos propios de la Intendencia. Fue una obra financiada por el gobierno nacional por FDI (Fondo de Desarrollo del Interior), lo cual no se puede volver a refinanciar y habrá que hacerla con recursos propios. Es una avenida que ya está perdiendo la base, porque la carpeta asfáltica ya se perdió en su totalidad. Lo que estamos haciendo con un equipo de emergencia de bacheo es sacando el peligro constante que va apareciendo con el paso de las lluvias y el impacto del tránsito. Reconozco que está muy mal, pero eso lo heredamos del gobierno anterior.
¿Cuál es la situación de San Antonio, donde hace poco hubo una crítica muy fuerte del Alcalde de la localidad y coincidentemente a los pocos días maquinaria de la Intendencia estaba instalada en el lugar?
-San Antonio está dentro del Plan de Caminería Rural de la Intendencia como tenemos de otros Municipios y lo que tenemos priorizado es el cordón hortofrutícola. Estamos trabajando en todos los Municipios sin distinguir de quién es la Alcaldía, lo único que a San Antonio le sumamos que cada vez que entramos a un centro poblado le hacemos las calles internas. Hemos ingresado a barrios donde hacía mucho tiempo que no se ingresaba a trabajar, como el barrio San Pedro por ejemplo, y eso fue lo que al parecer no cayó muy bien en el Municipio.
-¿Qué obras están en el debe en el área rural?
-Nosotros priorizamos los corredores principales donde transita la mayor cantidad de población y nuestro debe es en aquellos caminos menos transitados y que requieren de un trabajo mayor. Hemos tratado de solucionar todo en cuanto a caminería rural, en estos momentos estamos con alcantarillas y levantando algunas para mejorar los tiempos de inundación, porque hay gente que espera 5 horas que baje un arroyo para poder pasar y levantando unos metros bajamos ese tiempo, al menos a una o dos horas. Estamos trabajando en mantenimiento de puentes que por mucho tiempo de abandono están muy complicados, como el caso de Paso de las Piedras de Arerunguá, en Corral de Piedras casi llegando a Pepe Núñez hay otro puente complicado y el Vira Vira en Pueblo Fernández también necesita de una pronta intervención.
-Se había arreglado el camino a Laureles -Ruta Jones-, pero se deterioró de nuevo.
-Es otro camino que está dentro del plan rural donde hay unos lugares críticos de ojos de barro que no hemos podido solucionar, pero está dentro de lo planificado para este año, llegar hasta ahí y ver si se puede solucionar esos peligros más grandes y el año que viene volver con el Plan de Caminería Rural.
-Se criticó mucho la obra que se hizo en Puntas de Valentín, donde se trabajó en un puente para aumentar la cota y en la primera enchorrada generó problemas.
-Sí, lo recuerdo. En ese puente estamos trabajando aún en alcantarillas. Justo fue un fin de semana que la cuadrilla retornó a la ciudad para su descanso y se tenía construido un 50% de la calzada, lo que se hizo para permitir el tránsito de la zona, se lo dejó con tosca y la enchorrada se llevó el relleno, pero no hubo daño estructural. Era todo precario hasta tanto no se terminara la obra, que, incluso, aún se continúa trabajando en el lugar. No era una obra terminada, era un trabajo provisorio, para salir del paso y luego continuar con los trabajos finales.
-Quedan dos años de gestión, ¿Qué es lo que queda por delante?
-Nos queda mucho por delante y sabemos que en el tiempo que nos queda no vamos a poder terminar todo lo que nos propusimos. Estamos trabajando en la recuperación de las calles y en el mantenimiento de las mismas y tenemos proyectos para ejecutar, como el de urbanización de barrio San José por FDI, en la zona de barrio Los Ingleses hay otro proyecto para ejecutar un PDG y está por comenzar una recuperación muy importante en Costanera Norte desde Apolón de Mirbeck hasta la zona de Polo.

El acceso a Termas del Arapey
costará 90 millones de pesos

-El acceso a Termas del Arapey, desde hace muchos años, viene dando que hablar, pasan las administraciones y el camino Gaudín sigue siendo muy malo, justo el acceso a nuestro principal centro termal.
-El gobierno nacional a través de OPP elaboró un Plan Nacional de Caminería Rural y Salto fue el primer departamento en culminar de elaborar el plan vial por el cual ya tiene financiación para los proyectos que quedaron para el primer quinquenio. Dentro de estos está el acceso a Termas del Arapey, camino Gaudín, el acceso a Pueblo Lavalleja, el acceso a San Antonio y el acceso a Villa Constitución. El proyecto Arapey ya está en la etapa final de elaboración y lo que se va a hacer es recuperar a nuevo los 19 kilómetros y antes de fin de año se estaría haciendo la licitación pública internacional. Es una obra que va a costar alrededor de 90 millones de pesos y se va a trabajar con material estabilizado, tratamiento bituminoso y señalización. No lleva carpeta asfáltica por un tema de costos y porque además el estudio del impacto tránsito de este acceso indica que no amerita la carpeta asfáltica.
-¿Qué tiempo llevaría su ejecución?
-Estimamos unos 10 mese de trabajo y la idea es que en marzo del 2019 se pueda comenzar con los trabajos.
-El acceso a Villa Constitución fue hecho prácticamente a nuevo en la administración de Ramón Fonticiella. ¿Es necesario otra vez entrar en reparaciones?
-Sí, ya está para hacerle un buen mantenimiento. Igual que el acceso a Pueblo Belén, que está con un desgaste bastante importante.
-¿Cómo se viene trabajando en la caminería de la futura Central Hortícola?
-Ya está quedando pronta, para próximamente hacer el llamado a licitación.
-Las calles de barrio La Chinita son de tierra, y muy poseadas, la mayoría de las casas de la zona son del sector turístico. ¿Hay planificado algún trabajo especial?
-Estamos pensando trabajar con un proyecto del Fondo de Desarrollo del Interior, pero en este período todos los FDI ya están destinados y no tendríamos recursos. Lo que estamos haciendo es mantenimiento en base a maquinaria. Lo mismo estamos pensando realizar en las calles de acceso al centro termal, trabajos de recuperación y bacheo pero con recursos propios de la intendencia.
-¿Qué trabajos se vienen haciendo en Apolón de Mirbeck?
-Estamos trabajando en este proyecto de Apolón de Mirbeck desde Rodó hasta la ruta 3, porque la idea es descongestionar la avenida Manuel Oribe, que como sabemos está muy mal. Este es un proyecto PCR (Proyecto Caminería Rural) y los recursos por PCR no se pueden invertir en la ciudad, solo en caminería rural y se eligió Apolón porque es un eje suburbano rural. Se va hacer un trabajo con carpeta asfáltica. La idea es que quienes vienen del norte ingresen por Apolón de Mirbeck y no por la Avenida Oribe. Lo mismo pasará con Reyles, que el transporte pesado ingres por Reyles y no por Gobernador de Viana o por la Manuel Oribe.
-¿Se retoman las obras en Ceibal?
El 15 de octubre vamos a estar retomando la obra en barrio Ceibal que estuvo parada un tiempo. Ahí se llegó a un acuerdo con OPP y la empresa privada y se comenzará en breve. Es un proyecto elaborado en la administración anterior que no lo pudieron ejecutar, porque le quedaron debiendo al proyectista y OPP o PDGS gira la plata y se debe hacer la rendición, de lo contrario no gira más dinero y, como no se rindió una boleta de 500 mil pesos, la obra se paró. Nosotros regularizamos esa situación y está previsto que antes de fin de año esa obra ya quede pronta.
-Se está procediendo al realojo de inundados.
-Sí, el viernes se entregaron 38 viviendas y ya hay otras 44 en construcción y estamos trabajando en el PMB (Programa de Mejoramiento Barrial) en Barrio Artigas con una obra muy importante para esa zona de los asentamientos Balta Vargas, Inundados e Instrucciones del Año XIII, donde hay un 90% de la obra ya lista. Tenemos una segunda etapa de conexión a agua potable, saneamiento y calles y una tercera etapa la construcción de 107 viviendas para realojo que ya están en etapa de ejecución. Además a todos los hogares que están al frente se les hace la recuperación de los baños.
-El edil Mauricio Silea del Partido Colorado denunció que el viejo puente Los Algarrobos está muy deteriorado.
-Sí, está. Ahí hay que hacer un trabajo muy importante, porque se socavó en la base y hay que intervenir con los equipos que ahora están trabajando en otros puentes en el interior del departamento. Pero es necesario aclarar que no hay peligro en la estructura, sino que es un trabajo de base que estaremos comenzando cuando los equipos retornen a la ciudad.