Martes 18 de diciembre, 2018
  • 8 am

¡Qué choclo dijo Bochia!

Gustavo Varela
Por

Gustavo Varela

22 opiniones

Por Gustavo Varela
El fin de semana pasado ocurrió en Salto una situación muy peculiar, cuando apareció en las redes sociales una foto del Intendente de Salto recibiendo bendiciones de parte de dos pastores evangélicos, en la sede del Gobierno Departamental la que inmediatamente fue retirada una vez que la misma había tomado trascendencia nacional.
La situación en sí, no pasa de ser una anécdota más a la que nos tiene acostumbrados, tan peculiar, rocambolesco y mediático gobernante por la que se creó mucho ruido pero que en sí no constituye nada que nos pueda asombrar, por ejemplo si lo comparamos con la situación en la que el Intendente rifaba alojamientos en los bungalows del Gobierno Departamental, entre quienes le deban un “me gusta” en una foto del jerarca de una red social.
Dislate total.
Sin perjuicio de dicha anécdota, si me preocupan las actitudes de ciertos “Colectivos Inclusivos” y de quien lidera a los mismos en el departamento, como así también de las “inéditas” aclaraciones que realizó el Secretario del Gobierno Departamental, el Lic. Fabián Bochia, con posterioridad a dicha situación.
Pero vamos por parte.
Hace muy poco tiempo, una Directora de un Centro de Estudios de Salto fue separada de su cargo, pues terminó siendo acusada por los “Colectivos Inclusivos”, liderados por una Diputada de Salto, de violar la Laicidad por una charla informativa desarrollada en el local educativo. Actuaron con una virulencia pocas veces vista acusando de “adoctrinamiento con la intención de retrotraernos a antes de 1919” (La Diaria 3 de julio 2017).
Al día de hoy esos líderes y colectivos, no han aparecido a decir absolutamente nada sobre el dicha situación, como así tampoco el Frente Amplio.
En otros tiempos, para ser suaves, se decía que actuaban con “falacia”.
Indudablemente que actúan no en interés de defensa de determinados derechos, les interesa muy poco, sino que lo hacen en función de profundizar aún más la “grieta” de la que hablábamos en la columna pasada para ver si pueden sacar algún rédito político.
Si lo hace un “compañero” miran para el costado, se hacen los distraídos y cuando los mirás como preguntándoles “¿y esto?” te muestran los dientes y te contestan “bueno, ¡antes era peor!”.
Ya nos tienen acostumbrados.
Y por último, lo expresado, por el “ingenioso heraldo” de la comuna, el Secretario General Lic. Fabián Bochia.
En el sitio, Montevideo Portal del día 16/10/2018, expresó textualmente: “Te piden bendecir al gobierno para que no caiga granizo o para que no vuelvan las crecientes, mil cosas; es común”, aclaró el secretario general de la comuna. “Generalmente las reuniones de este tipo son informativas”, dijo. “Un choclo” resumió el secretario.
Para Bochia, (y avalado por el Intendente Lima que hasta ahora no lo ha desmentido), recibir a las personas o instituciones con quienes se reúnen, le resulta “un choclo”
Pocas veces en mi vida, he visto tan interesante “sincericidio”, como lo hizo Bochia, sobre lo que significa atender a los ciudadanos en su tarea de gobernante con desprecio, con desidia, anteponiendo el interés personal por sobre el bien común. Para zafar del momento, le echa la culpa a los demás espetando “¡son un choclo!” para justificar a su mentor .
Sepa tan ilustrado ciudadano que a esos que llama “Choclo”, (o sea a los ciudadanos) son los que permanentemente trabajan para hacer grande el departamento, en algunos casos en forma desinteresada, buscando permanentemente el bien común y no meros intereses personales.
En fin, si para algo sirvió este insuceso, fue para conocer un poco más la responsabilidad que conlleva el sufragio en el destino de los pueblos.
En poco tiempo más, tendremos que volver a las urnas, para elegir a futuros gobernantes.
¡Que no nos vuelvan a avergonzar!
A no olvidarse.