Martes 18 de diciembre, 2018
  • 8 am

Bueno…

Adriana López Pedrozo
Por

Adriana López Pedrozo

36 opiniones

Por la Mtra. Adriana López Pedrozo.
“Si esto no es abuso de menores, ¿qué es?”
Nos ha hecho pensar encontrar la respuesta a esta pregunta.
Es en serio o es utópica?
Las intenciones de cambios de morfología y caracteres sexuales en las personas no es nueva.
Lo interesante es que no respondía a necesidades de cambio de la propia persona.
Tampoco , los cambios que se quería provocar, buscaban el bien del individuo, la familia, la sociedad ni se tenían en cuenta la edad.
Por ejemplo y transcribimos
“Durante el siglo XVI la iglesia católica tenía como costumbre para que los niños no desarrollaran caracteres sexuales secundarios masculinos sólo para conservar su privilegiada voz aguda de niños durante toda su vida: la castración. Muchos niños morían después de la castración por la falta de higiene , otros no alcanzaban la voz deseada y eran considerados apestados.
Y si la iglesia se enteraba los castigaba con la excomunión y les impedía ser enterrados en tierra santa porque estaban considerados que no eran “completos”. La operación la realizaba un médico o un simple barbero sin apenas una anestesia adecuada, la “anestesia” que se utilizaba era un poco de ron para emborracharlo o un golpe para desmayarlo.
Bañaban al niño en una tina de leche caliente y utilizaban escalpelo o bisturí, tijeras o pinzas, gomas y cuerdas, es decir, lo que tenían para cortarles los testículos
El niño seguía creciendo pero sin el aporte de la testosterona, así que mantenía la voz de un niño porque su laringe no se desarrollaba.
Su cuerpo era el de un adulto, eran altos, con piel pálida y suave, no tenían barba, ni pelo en el cuerpo, pero sí tenían mucho en la cabeza, tenían tendencia a la obesidad, con caderas redondeadas y hombros estrechos.
Su voz era aguda, dulce y flexible como la de un niño pero a la vez potente, fuerte y poderosa como la de un adulto.
Tenía una maravillosa voz de niño metida en un gran cuerpo de adulto.
En el siglo XVI el papa Pablo IV prohibió que las mujeres cantasen en público.
Las voces blancas de los niños podían remplazar a las voces femeninas pero había un inconveniente, cuando el niño llegaba a la pubertad su voz cambiaba y ya no servían, así que castraban a los niños antes de se les cambiara la voz para que crecieran manteniendo la voz de niño.
El origen de los castrati se sitúa alrededor del año 1500 en que se conservan documentos de la aparición de cantantes castrados en Roma y Ferrara.
La castración de niños con fines musicales se practicaba mayormente en Italia, donde pudo originarse y en raras ocasiones en Alemania
Lo irónico es que la mayoría de los muchachos castrados no  lograban mantener la melodiosa voz  por lo que sufrieron una vida de rechazo, pobreza, mutilados de por vida se les consideraban como “apestados”.
Pero eso no lo es todo la misma “iglesia” católica que años atrás los habían mutilado los consideraba como incompletos.
La Iglesia les rechazaba para ser enterrados en tierra sagrada.
Los castratis más famosos:
Carlo Broschi, Farinelli, Gaetano Majorano, Caffarelli, Alessandro Moreschi, con la famosa Ave María. (Editorial para Protegeatushijos.org).
Concretando: “la castración química, la esterilización y mutilación quirúrgica”, ¿son conceptos del siglo XXI? No hay periodo socio histórico cultural, en donde, en nombre de quien sabe que motivo, se ha ejercido abuso sobre menores.