Viernes 16 de noviembre, 2018 | Actualización: 8 am |
Columnistas

No vandalizaron homenajes a Pascasio Báez

Por Néstor Albisu

Por el Dr. Néstor Albisu
Se puso de moda, enchastrar, romper, pintar, etc; elementos que anormales individuos consideran enemigos. Y no dudamos de llamarlos anormales, porque en su soberbia, se creen dueños de la verdad y que aquellos que no coinciden con ellos, están errados. De TOLERANCIA, no hables … no está en su diccionario.
Antes de entrar al tema, recuerdo un antiguo chiste de origen brasilero. El mismo decía: ”En un viejo Campo Santo (cementerio), había una lápida que decía: “Aquí abajo, no yace nadie/ y no yace por que nadie murió/y nadie murió por que no nació/ no llegó a nacer porque su padre usaba preservativos XXX”.-
Una publicidad que expresada en Portuñol además de original era graciosa. Los que no conocen la historia de Pascasio no habrán captado la similitud. Creo que antes de contarla es conveniente dar algunos datos.
Pascasio Báez Mena era un simple peón rural que una tarde persiguiendo una mulita para su cena, encontró una Tatucera. Dirás: ”Si perseguía un Tatú Mulita, era lógico que encontrara su cueva”. Sería lógico pero en aquella época Tatucera era el nombre que llamaban a secretos refugios rurales de la guerrilla Tupamara.
Y el pobre Pascasio peón rural de Maldonado, en 1971 encuentra uno de sus escondrijos. Apresado el desconcertado y frustrado cazador observa a sus captores discutir su destino. De los informes oficiales del MLN (T), surgen los nombres de muchos que se negaban y otros que querían matarlo. Esa columna era comandada por el padre de Raúl Sendic. Finalmente se impone ajusticiar al que ellos llaman en algunos comunicados como un “pobre come bosta”. Hace muy poco cuando los entredichos con los autoconvocados, en una reunión Ministerial con las más altas autoridades presentes alguien se refirió de la misma manera para los cientos de miles movilizados en el interior. Nadie, del Presidente hacia abajo, corrigió la ofensiva denominación. O sea que siguen mentalmente metidos en su eterna Tatucera. También explica el desamparo y desprecio hacia el interior en estos últimos 15 años.
Finalmente una letal intravenosa de Pentotal, dada por un estudiante de medicina terminó con la vida de Pascasio. Merecen repuesta:
1)¿Supo el peón porque era ejecutado a sangre fría?.
2)¿Y todavía se atreven hablar de Derechos Humanos?¿O los “come bosta” somos de una especie distinta,ni siquiera humanos?.4)¿La soberbia que los distingue,dará para tanta confusión?Sabemos si,que el que inyectó el pentotal,se recibió y no hace muchos años ocupó importante sitio en un Ministerio.¿Premio a su “heroica” función de verdugo…?
Ya conocido el panorama con datos extraídos de actas de la propia organización, verás la similitud de este hecho con aquel “chascarillo” portuñol que encabezaba nuestro divague.
Así diríamos: ”No vandalizan homenajes a la memoria de Pascasio Báez/y no los vandalizan porque nunca existieron homenajes al peón rural/no existieron homenajes no por que no fuera ejecutado/sino para que no pasara a la historia que ellos están construyendo sobre mentiras”.
Figurate que el asesinato, ocurrió en 1971; y eso basta para poner en claro muchas cosas.
Muestra la falsedad de su publicitada ética, no coincidiendo con los hechos. Como ACTUALMENTE Gobernando, desmienten su mentada Transparencia.
Como la fecha,que junto con los famosos robos de armerías, monedas de oro, etc: desde la década de 50, muestran que su actividad fue siempre contra gobiernos Constitucionales, votados por el Pueblo. Y no como tratan de convencer que su lucha fue contra el Golpe de Estado del 73. Ese año más del 75 % del grupo Tupamaro estaba en prisión. Labor de inteligencia y detenciones realizadas por la siempre desvalorizada fuerza policial.
Y no debemos olvidar a PASCASIO, modesto peón rural. Su muerte injusta, desmistifica a quienes dijeron ser representantes del Pueblo y se autoproclamaron “héroes”. Asesinaron cientos de inocentes, que sepultaron en el olvido.

Compartir

Noticias relacionadas