Miércoles 14 de noviembre, 2018 | Actualización: 8 am |
Columnistas

¿Quién está detrás de la explosión de cajeros?

Por Dr. Carlos Silva

Por Dr. Carlos Silva
Esta es la pregunta que muchos Uruguayos hoy nos hacemos, queremos saber que está pasando y cómo es posible que casi nunca se encuentre a los delincuentes. Queremos saber qué pasa con este tema y tantos otros robos que suceden en nuestro país y nos preocupa mucho. Las interpretaciones son muchas y las respuestas del gobierno muy pocas.
Nos preguntamos como puede ser que en un año hayan explotado más de 60 cajeros automáticos y poco o nada se sepa de los autores de los delitos. Queremos saber cómo se roban remesas de plata y tampoco se desarticula estas bandas. Queremos saber porque nos preocupa y vemos un ministerio del Interior que dice tener la mayor inversión de la historia del país pero como en tantas otras áreas, con peores resultados.
Nos cuestionamos estas cosas porque no entendemos como en un país tan chico como el nuestro y con la tecnología de hoy día, sucedan estas cosas. Como puede ser que casi no haya responsables presos por estos delitos. Entonces debemos creer que las bandas que están detrás de estos hechos se hacen cada vez más fuertes y no sabemos dónde van a terminar o que van a hacer con tanto dinero robado, en un año ya son millones de dólares que llevan hurtados.
Queremos saber porque parece que estos delitos se efectúan con tanta liviandad y sin resultados por parte de quienes tienen que investigar. Nos preocupa que bandas de delincuentes se paseen por nuestro país cometiendo estos actos y no se pueda dar con ellos. Todos hemos visto como ahora esta modalidad se trasladó al interior y ay no se sabe dónde será el próximo golpe.
Queremos saber dónde está la inteligencia del estado para poder identificar a los responsables y mandarlos a la cárcel, queremos saber porque parece que si le roban en la puerta del ministerio del interior tampoco pasaría nada, estas son todas interrogantes que nos preocupan a muchos Uruguayos y que el gobierno al no agarrar a los responsables permite que todos nos comencemos a imaginar que existe algo más detrás de esto.
Por naturaleza nos somos de pensar en conspiraciones ni nada que se le parezca pero cuando las cosas suceden y las coincidencias se transformar en sucesos que dejan de serlo nos empezamos a cuestionar. No queremos volver al Uruguay del pasado donde delincuentes tuvieron por rehenes al pueblo de bien, donde bandas criminales atentaron contra la sociedad toda y luego contra la democracia. Queremos vivir en un país en paz y seguro pero vemos que el gobierno así no lo quiere porque esto ya dejo de ser delitos causales a ser una modalidad que no comprendemos como nadie la puede detener.

Compartir

Noticias relacionadas