Miércoles 14 de noviembre, 2018 | Actualización: 8 am |
Rurales

Benech reclamó control de las intendencias y los intendentes lo califican “de injusto”

Hace unos meses atrás un lector de CAMBIO, envió una carta titulada “todos se sacan el lazo”, una carta que estaba determinada por la problemática de las jaurías de perros y las pérdidas que causa en el sector ovejero principalmente. De acuerdo a las expresiones tanto del ministro Enzo Benech, como del intendente de Rivera y presidente del Congreso de Intendentes Marne Osorio, el título de la carta de nuestro lector se adapta, lamentablemente, a un entredicho de reclamos que dejan en evidencia la ausencia de coordinación y voluntad política entre las instituciones involucradas para resolver el tema.
En la edición de ayer, dabamos a conocer las expresiones del ministro de ganadería, Enzo Benech, respecto a la problemática del abigeato posteriormente a la reunión con las gremiales agropecuarias del pasado lunes. Allí el jerarca sostuvo que existe “un negocio” detrás de la problemática del abigeato y remarcó que en el interior del país existe “una cantidad de lugares que no están habilitados y que venden milanesas, chorizos, hamburguesas. Por lo tanto si hay un negocio detrás de esto es muy difícil combatir el abigeato”.
Benech sostuvó que el control de estos lugares es resposponsabilidad de las intendencias y aclaró “No digo que sean los intendentes los responsables de solucionar esto, digo que esto es parte de un negocio y que en todo el país se vende carne en lugares no habilitados y el INAC no tiene competencia para actuar, las que tienen competencias son las intendencias”.
Como era de esperarse, las expresiones del ministro molestó a los jefes comunales y la respuesta de los Intendentes no se hizó esperar. En la jornada de ayer El País publicó un artículo donde el Intendente de Rivera y actual presidente del Congreso de Intendentes, Marne Osorio, dijo que “no es de justicia” responsabilizar a las intendencias por esta problemática.
Para el jefe comunal riverense se debe trabajar de forma integrada “más que señalar culpables”. Osorio reclamó un trabajo conjunto entre las instituciones vinculadas para generar acciones “integradas entre todos los organismos” y sostuvó que esas acciones deben ser lideradas justamente por el MGAP. “”Es mejor eso que andar tirándonos el sayo para un lado y para otro” dijo el Intendente.
El mensaje de los intendentes además de reclamar acciones conjuntas, también marcó la responsabilidad de otras instituciones en el control de la venta de carne proveniente de este tipo de delitos, Osorio dijo que la experiencia de los intendentes, es que esa venta “es mayoritariamente dentro del circuito formal, en las carnicerías y eso es competencia del Instituto Nacional de Carnes (INAC)”. Aún así, el presidente del Congreso de Intendentes dijo que se detectó la venta de carne “ilegal” en otro tipo de comercios, como almacenes e incluso casas de familia, las que “tampoco son competencia de las Intendencias, es competencia de los Ministerios de Salud Pública y del Interior”.
Además, el intendente de Rivera recordó además que el control de “las bocas de comercialización” como medida de combate a este flagelo, “no soluciona el problema” y al mismo tiempo reclamo control en las rutas y más policia en el medio rural.
Entre los dichos de los jerarcas, si bien todavia habrá que esperar a las autoridades de las instituciones mencionadas por Osorio a que también aclaren sus responsabilidades o que en definitiva también digan que el problema es de alguna otra institución, los productores se van cansando y abandonando el rubro ovino.
Está claro que el abigeato dejo de ser un “delito social” como se lo catalogó en algún momento, partiendo de la base que quién cometía este delito lo hacía para alimentar a su familia de muy bajos recursos. Existen puntos del país donde la problemática va mucho más de un ovino en un predio, sino que son varios y en varios predios.
Las autoridades policiales tanto a nivel de Salto como de otros departamentos, son conscientes que se viene un periodo del año donde esta problemática recrudece al acercarse cada vez más a las tradicionales fiestas. Seguramente se estarán tomando las medidas de control en las rutas y caminos del interior del departamento para controlar este flagelo.

Compartir

Noticias relacionadas