Domingo 9 de diciembre, 2018 | Actualización: 8 am |
Locales Política Titulares del día

“El proyecto político es más importante que un dirigente y eso hay que asumirlo”

Por Julio Aguirrezábal

Dirigente del Partido Comunista. Ocupó cargos de relevancia tanto en la actividad sindical (PIT-CNT), como en el gobierno nacional. Su rol conciliador y capacidad para el diálogo lo ha llevado a formar parte de un selecto grupo de frenteamplistas que intentan llegar a un preacuerdo sobre la situación de Raúl Sendic, antes del Congreso Nacional del FA. Juan Castillo, defiende sus convicciones desde su óptica comunista, señalando que aún con los avances que ha logrado la izquierda en el Uruguay resta una mejor distribución de la riqueza.

En extensa entrevista con CAMBIO, dijo que el FA atraviesa por un momento delicado, donde las encuestas no lo favorecen y donde considera necesario entender que el proyecto político hacia el cuatro gobierno es más importante que un dirigente.

——————————————————————————————————-

-En una reciente nota en Búsqueda, usted dijo que hay que “combatir la riqueza”. ¿Por qué hay que combatir a alguien que le va a bien en la vida?

-¿A costillas de quién le va a alguien bien en la vida? Yo creo que es un lindo examen para hacer. Yo salí al cruce de un discurso en el medio de una coyuntura donde todos se alinean para hacer un combate a la pobreza. ¿Qué significa un combate a la pobreza? ¿Cómo se combate al pobre? O en realidad lo que hay que hacer es devolverle dignidad al pobre y hacer una más justa distribución de la riqueza. Yo hablo con vecinos, trabajadores, productores, emprendedores, industriales y ellos sienten que por su tamaño no están dadas las condiciones y las garantías para poder competir en igualdad de condiciones. En Uruguay sigue habiendo una muy injusta distribución de la riqueza y a veces también en la esfera política distribución del ingreso. Uruguay tiene todas las condiciones para vivir en una sociedad más justa, más equitativa y apelando a la solidaridad. Me preocupa que si yo voy por un barrio de Montevideo, muy conocido y muy paquete, en dirección desde el centro hacia el este por Carrasco, si volcás el volante a mano izquierda seguramente ahí te des de cara con asentamientos, con pobreza, con la miseria. ¿Ignoro esto? ¿O le pego un volantazo y me voy a mano derecha al sur y ahí veo las grandes residencias con muros, con casetas de vigilancia? Y estamos hablando del mismo Uruguay, del mismo barrio y la misma población en condiciones totalmente distintas. Creo que es un lindo debate, analizar cómo podemos, a partir de los que hoy están mejor, tener una mejor distribución de la riqueza o más aportes para los más desfavorecidos.

-En esa misma nota y hablando de las casetas de vigilancia usted cuestionó: ¿Se esconden de qué? ¿No se arriesgó a que le contesten que es por la gran inseguridad que sufre el país?

-Exacto, sí, tiene razón. Y seguramente es la reacción natural y normal. Pero volvemos a estar en el mismo escenario, donde tenemos que ser capaces los uruguayos de construir políticas de Estado a partir de estar en una sociedad donde tengamos una convivencia mejor. Hoy se está generando miedo en nuestra población y el miedo no tiene color ideológico, ni político. Yo tengo ese temor de si mis hijos vuelven o no a mi casa. Creo que es un debe. En esa nota yo no apunté a ningún rival político transitorio, sino que lo hice desde el punto de vista autocrítico de lo que tenemos que ser capaces.

-Usted logró mantener neutralidad en su condición de funcionario del Estado como Director del máximo órgano de mediación en conflictos laborales entre empresarios y sindicatos. ¿Teniendo en cuenta que usted ha dicho que nunca se deja de ser sindicalista, cómo lo hizo?

-Yo soy de los que considera que quién abrazó la causa de la lucha sindical y social nunca se jubila de eso. Yo hace 10 años que dejé de ser dirigente sindical y hoy muchos vecinos me saludan por la calle y me preguntan y me identifican con el PIT-CNT. Permanentemente en esos dos años y medio en el Ministerio de Trabajo rendí cuentas y hacía el ensayo de ese compromiso. ¿Cómo se puede trabajar en un ámbito de esas características? Claramente logrando consensos. Fue un gran aprendizaje y ojalá haya podido devolver la confianza que me dieron y no les haya fallado. La valoración autocrítica mía es creer que cumplí y me sentí muy respetado, tanto por los sindicatos, como por los empresarios. Además el equipo del Ministerio de Trabajo es un gran equipo, es un plantel muy eficiente y profesional, que saben manejar las relaciones laborales, que es un mundo de permanente conflicto y sin embargo es gente que le pone muchas ganas. A mí siempre me apasionó la negociación colectiva, es decir, el perfil que yo fui teniendo a lo largo del movimiento sindical fueron dedicados a la negociación colectiva, a los consejos de salarios, a las relaciones laborales y realmente me gustó. No me corresponde a mí evaluarme, eso deben hacerlo los demás, pero yo siento la tranquilidad de haber cumplido.

—————————————————————————

LA EDUCACIÓN ES UNO DE LOS

TALONES DE AQUILES DEL FA

—————————————————————————–

-La inseguridad y la educación son los principales problemas de la gente. En la educación: ¿Cuánto influyen los sindicatos de la enseñanza en los índices negativos?

-Tal vez haya que hacer un estudio y dedicarse a saber cuánto incide el rol de los sindicatos dentro de la enseñanza en general y ver si eso juega en la balanza de lo positivo y lo negativo. Por ese mismo perfil de la pregunta que yo venía hablando, me voy a inclinar para que el aporte deje el haber positivo, sin por esto negar que existe una visión en la opinión pública en general que parte de los problemas que tiene la educación en nuestro país se lo imputan a los sindicatos, movilizaciones y paros. Yo reconozco que puede haber compatriotas que piense en ello, aunque eso debería estar permanentemente en el debate. Si esto fuera así y los sindicatos incidieran negativamente en la educación, lo que hay que hacer es debatir e involucrar al conjunto de los docentes organizados en los sindicatos para que el aporte sea al revés. Pero como yo estoy afiliado a la tesis de que el aporte es positivo, creo que debemos hacer otra discusión con los sindicatos que es ver como también traslado hacia la opinión pública el compromiso del maestro y docente con el estudiantado y padres. Admitiendo que estamos ante uno de los talones de Aquiles que tienen los gobiernos de izquierda y a un problema que tiene el Frente Amplio. Pero es necesario discutir estos problemas, el Uruguay no puede estar dentro de 10 años discutiendo los mismos problemas en la educación.

-No hace mucho Richard Read afirmó en una entrevista con CAMBIO que los sindicatos han perdido credibilidad. Que en su sindicato no quiere atorrantes, que quiere laburantes y también dijo: para qué quiero un excelente salario si después no tengo laburo. ¿Puede analizar estos dichos?

-Con Richard Read, en los mejores momentos de la lucha sindical, nunca hicimos un camino más o menos juntos, sino que era porque estábamos permanentemente en debate. El ensayo que viene a mi mente es: ¿Cómo pueden convivir dos visiones del movimiento sindical distintas, aún estando en el mismo movimiento y que fuimos construyendo una amistad? Yo conozco a Richard y sé lo que quiere decir eso que afirma, porque es parte de uno de los grandes debates de hoy día. Si nosotros hoy alentáramos que todos los sindicatos salieran a pelear por tener un precio de salario mejor y la consecuencia inmediata sea que entonces se pierden puestos de trabajo, porque el patrón no lo puede asumir, estaríamos teniendo una victoria a medias, es decir transitoriamente ganando más, pero a la larga perdiendo. Lo mejor en estos casos es que el empleador y el trabajador siempre generen espacios de respeto y confianza para sentarse en una mesa a negociar.

-Tabaré Vázquez en su primer gobierno dijo que el que metía la mano en la lata se la cortaba. ¿Hay mancos en el Frente Amplio?

-(Se ríe) Hay muchos que se han tenido que ir del gobierno y han tenido que renunciar. Es un tema sensible para la izquierda y para la población en general, que involucra el espectro político en su conjunto. La forma de actuar cada vez que alguno de nosotros viole el principio de buena fe que se deposita en un empleado público es rápidamente actuando con las consecuencias que esto tenga. El proyecto político es mucho más importante que nosotros y esto es lo que tenemos que asumir, tanto al que le toque la responsabilidad de estar en el gobierno, como para quienes somos peones de la fuerza política.

-En la salud, donde la mayoría de los directores han sido del Partido Comunista, es donde se ha remarcado la corrupción e incluso ha habido varios procesados.

-A veces las malas decisiones o decisiones que se toman en la gestión del gobierno de que son no autorizadas o lícitas desde el punto de vista de la Ley y no necesariamente son actos de corrupción. Ejemplo: un acto de corrupción para mí es quién aprovechándose de un cargo público metió un peso en su bolsillo o se favoreció o a un familiar o amigo de él. Esto es un acto de corrupción. Pero si por el contrario la Ley no me da una rápida respuesta para solucionar tu problema y solucionarlo tiene un costo que después puedo ser juzgado, capaz que no tengo alternativa. Esa es la situación que se vive en la salud particularmente, en ASSE. Hay en total 13 folios de denuncias contra ASSE que fueron desechados casi todos, salvo los que se están investigando sobre abusos de funciones de directores que tuvieron que contratar las ambulancias de Bella Unión y el caso del Hospital de Rivera.

————————————–

FOTOS MÍAS ABRAZADO CON MADURO NO VAN A ENCONTRAR

————————————–

-Luis Almagro criticó duramente el accionar de Nicolás Maduro en Venezuela, a quién el PIT-CNT apoya, y dijo: “Otros casos similares en la historia reciente se encuentran casualmente en gobiernos comunistas en tiempos de crisis económica”.

-El Luis Almagro actual desconoce, ignora y compite con el Luis Almagro de hace 4 años atrás. Yo no sé, el Luis Almagro real cual es, porque actúa de la noche a la mañana en forma distinta. ¿Fue falso el que actuó en el gobierno 5 años con Pepe Mujica y se abrazaba con Chávez y con Maduro? Cualquiera que quiera “googlear” y buscar puede encontrar todos los abrazos, actos comunes y formas de acuerdo entre Luis Almagro, Chávez y Maduro. Además compartieron responsabilidades al mismo nivel, los dos fueron ministros de Relaciones Exteriores. El tema es que acá hay momentos y épocas que conviene pegarles a los comunistas. Además, el partido que integra Maduro es el Partido Socialista unificado de Venezuela, no se llama Partido Comunista, que está por fuera. El único reaccionario de derecha y que está arrepentido de lo que hizo es Almagro, yo no, yo soy orgullosamente comunista. Fotos mías abrazado con Maduro no va a encontrar.

-Sin embargo Esteban Valenti dejó el Partido Comunista con duras críticas y ha sido muy duro con el FA. ¿Cuál es su lectura?

-Yo reivindico el hecho de que una persona no piense igual que hace 20 años atrás, porque seguramente se ven las cosas de otra perspectiva, pero hay quienes no pueden resistir un archivo. Mire, yo no tengo antecedentes comunistas en mi familia, mi papá fue colorado y lo he dicho en varias entrevistas y mi Mamá blanca de Wilson Ferreira Aldunate. Lo más cerca que yo estuve políticamente en mi niñez fue en clubes donde yo iba en la calle Félix Olmedo, en Capurro, en Montevideo, para participar en actos de Amílcar Vasconcellos. En la dictadura yo comienzo a reconstruir sindicatos en la tarea que teníamos en el PIT. Cuando estuvo la apertura de la democracia encontré que mis mejores compañeros y que mis mejores referentes eran comunistas y no dudé cuando el 27 de noviembre de 1984 me invitaron a integrar las filas del Partido Comunista y firmé mi afiliación. En esa época había revistas muy prestigiosas del Partido Comunista, ideológicas, con neto contenido ideológico, una de ellas era la revista “Estudios” y a mí me gustaron mucho sus editoriales, la línea editorial de esas revistas te alumbraba mucho y te decían muy claramente en qué etapa estábamos, cuáles eran los desafíos, que se tenía por delante. ¿Sabe qué? Los editoriales los escribía Esteban Valenti, yo estoy de acuerdo con aquél Esteban Valenti.

——————————————————————————-

EL LENGUAJE INCLUSIVO ES UN DESAFÍO DE LA ÉPOCA

———————————————————————————–

-Si usted tuviera poder para resolver por sí solo el tema de Raúl Sendic ¿Qué haría?

-Desde el año pasado que vengo trabajando directamente involucrado en este tema, tratando de buscar una salida junto a otros sectores. Pero sin que el FA me dé esa potestad, yo me siento en el compromiso de ayudar y analizar los valores éticos en la izquierda. Ser un militante político supone no más que eso, ser un militante y hoy nos toca venir en calidad de Senador, pero yo he posado por este diario siendo director de Trabajo y siendo dirigente sindical y con distintas responsabilidades. Creo que uno es un vehículo de la fuerza política. Hoy el Frente Amplio está en un momento difícil, porque se prepara para una campaña electoral que no va a ser fácil, una campaña electoral donde no nos están favoreciendo los números de las encuestas y donde nos hemos fijado como meta el cuarto gobierno del FA. Para eso hay algunos escollos y problemas por resolver, uno de ellos tiene que ver con 15 informes del Tribunal de Conducta Política que analiza la ética de cada uno de sus dirigentes y algunos pesan más que otro. El de Almagro por ejemplo que no importa donde esté trabajando ahora pero no puede estar identificado con el Frente Amplio. Y otros como el caso de Sendic. En este caso hubo una primera resolución de voluntad propia, donde la Justicia lauda y establece un procesamiento por peculado y abuso de funciones, él renuncia a la Vicepresidente de la República. Ahora estamos a pocos días de convocar a nuestro máximo organismo de dirección que debe analizar los informes y el FA va a tener que tomar una decisión concreta al respeto.

-No me respondió lo que le pregunté, cuál sería su posición en el tema Sendic si pudiera resolverlo ya.

-Sí, sé que no respondí lo que quería, pero esa pregunta se la puedo decir después del Plenario de diciembre, porque no es que no tenga posición, sino que creo es inconveniente decir mi postura públicamente y que esto haga fracasar el proceso. No es la respuesta que usted quiere, reconozco, pero respondí todo lo que puedo responder en este momento.

-Hagamos un acuerdo. Yo le doy mi número de teléfono y usted se compromete a llamarme.

-Acepto, como no. Al primero que llamó luego del plenario es a usted.

-Cuando hablamos de que Sendic fue procesado por peculado. ¿Qué hubiera pasado si a un dirigente colorado o blanco se lo procesa por este delito? ¿Cómo hubieran actuado ustedes desde la oposición?

Estamos hablando hoy en noviembre de 2018 de esta situación de Sendic, asumiendo que él ya renunció al cargo público que tenía y en este mismo momento hay tres casos más que la Justicia ha fallado y que sin embargo los partidos tradicionales no han actuado de la misma manera. En esta misma situación está el intendente actual de Soriano (Agustín Bascou) que se favoreció en un negocio y su partido no laudó. Hay otro dirigente del Partido Nacional que lo que estuvo haciendo con caravanas de ganados configura un delito de abigeato y hablan de que se enriqueció o recibió dinero de alrededor de 5 millones de dólares y en estos momentos no hubo resolución de su partido, a pesar de ser integrante del movimiento de los “autoconvocados”. En estos momentos hay otro director del Correo, del Partido Nacional, que está siendo investigado por más de 1 millón 400 mil pesos de viáticos que aparentemente no le daría para viajar todos los días del año para gastar ese dinero. Todo esto golpea la credibilidad de los dirigentes y partidos políticos, porque lo primero que piensa la gente es que son todos iguales. Y yo quiero reivindicar que no son todos iguales o algunos son más iguales que otros.

-¿Qué opinión le merece el ANTEL ARENA? ¿Fue oportuno hacerlo ante la necesidad de tantas Escuelas y Liceos de Tiempo Completo?

El año pasado se inauguró un centro de espectáculos de similares características con inversores privados en Maldonado -Punta del Este- y no hubo tanta alharaca. ¿No había necesidad de construir viviendas? Porque en el barrio Kennedy viven más de 2.500 personas. Considero que sí.

No se puede comparar lo que no es comparable. Una cosa es que se diga que un Estado no atiende las demandas sociales y por tanto se despreocupa, pero este no es el caso. Ahí hubo un factor externo, hubo un accidente en el cual se desplomó el Cilindro y el Uruguay necesita promocionar tanto la cultura como el deporte, ya que son dos aspectos muy importantes. Si yo calculo que con esta obra podría haber hecho 30 escuelas o 20 liceos, es verdad, pero me parece que se hace mal haciendo comparaciones y minimizando esta obra.

-¿Siempre fue apasionado del fútbol?

-Me encantó el fútbol siempre, porque fui muy malo jugándolo, entonces no me quedó otra cosas que ir a verlo o dirigirlo (risas).

-¿Y que lo llevó a ser Presidente de Rampla?

La casualidad. Desde el año 91 que soy socio de Rampla y voy a ver todos los partidos que juega y no me importa donde juegue. Si el domingo no tengo una tarea del partido estoy en la cancha, porque es un paseo familiar, salvo uno de mis hijos que me salió de Nacional y mi esposa que es de Peñarol, somos todos de Rampla. Yo iba a las asambleas y proponía y opinaba de diversos temas y a la tercera opinión me tiraron con la Presidencia del club. En ese momento Rampla estaba muy dividido y lo que se quería era juntar y bueno, más o menos logramos organizar un poco la institución. Un club de fútbol es el propio barril sin fondo, es una máquina de tragar plata. Rampla pagando lo mínimo a sus jugadores cuesta 62 mil dólares por mes. Es muy difícil y si no es por pasión no entraría nunca en el fútbol.

-Más que pasión, presidir un cuadro chico de Montevideo es casi ser masoquista.

(Se ríe) Sí, un poco sí.

-¿Le ve salida al problema del estatuto de AUF y FIFA?

-Yo creo que van a encontrar la salida, pero es muy difícil, porque hay muchos intereses. Hay dos cosas: por un lado venimos de problemas de muy largo tiempo en el fútbol que se había tornado un círculo cerrado para muy pocos, donde algunos pueden decir que vamos a competir el domingo que viene, pero no es lo mismo competir si se comió las dos comidas ayer y dormiste en una cama tranquilo que aquel que terminó de trabajar en la construcción y viene galgueando en el estómago.

Se puede decir que competimos porque estamos en la misma cancha, pero no estamos en igualdad de condiciones.

PING-PONG

-Luis Lacalle Pou: Alguien que piensa, políticamente, diametralmente opuesto a mí.

-Jorge Larrañaga: Un hombre que en política mantiene aquellas características y tradiciones de ser el dirigente con el que se puede conversar. Con él he polemizado varias veces, seguramente que no comulgamos ideológicamente, pero siempre hemos conversado con Larrañaga y siempre lo hemos hecho en forma fraternal. No tengo nada que reprocharle.

-Michel Suárez: Uno de esos problemas dolorosos que tuvimos que asumir. Un gran golpe para el Partido Comunista, pero teniendo una mirada humana también para una compañera que cayó en un gran error.

El regreso de Sanguinetti: Muestra la necesidad de líderes en la conducción dentro del Partido Colorado que ha sido un partido protagonista en el siglo pasado.

-Juan Sartori: Un ilustre desconocido.

-La concertación: Quedó en las promesas de algo que el único producto que tuvieron fue Novick.

-Del 1 al 10 ¿Cuál es la posibilidad de que el FA pierda el gobierno? Yo no trabajo para perder y no creo que podamos perder, por tanto lo colocaría en su mínima expresión.

-Lenguaje inclusivo: (piensa y sonríe) Desafío de la época. Hoy todo hiere la sensibilidad de alguien y aunque lo intento, a mí me cuesta mucho acostumbrarme y hago un esfuerzo tremendo para que el comienzo de cada acto e intervención hablar de compañeras y compañeros y de la señora y señor, pero después generalizo.

Compartir

Noticias relacionadas