Domingo 9 de diciembre, 2018 | Actualización: 8 am |
Columnistas

Existen posibilidades de concreción

Por Álvaro Lima

Por el Dr. Álvaro Lima
Frente Amplio de Salto
Acaba de finalizar la motivadora gira por la República Popular de China, que condujo al intendente salteño a cumplir con una agenda oficial cargada de expectativas; buscando el guiño cómplice de los inversores asiáticos.
Antes de la partida, habíamos fijado la finalidad que englobaba este viaje: se trataba de promover la suscripción de acuerdos de hermanamiento con algunas ciudades del país oriental.
Ciudades industriales y desarrolladas que se constituyen en auténticos epicentros de polo industrial, comercial, tecnológico, informático y cultural que vienen tejiendo vínculos con distintos países en todo el mundo.
También sosteníamos que la intención de hermanar las provincias chinas con los departamentos uruguayos, significa perfilar cierta apertura, interés por intercambiar y finalmente; acordar líneas de trabajo.
El jefe comunal de Salto llevaba muy clara la consigna. Se trataba de mover a esa disponibilidad y disposición para que produzcan más tarde, visitas de empresarios e inversores a nuestro país y a Salto en particular.
Hoy, al regreso queremos compartir la buena nueva de que la ciudad de Salto ha suscripto un convenio de hermanos con su par: la ciudad de Foshan.
En efecto, el Intendente Dr. Andrés Lima celebró y selló el acuerdo junto al Alcalde de la ciudad Zhu Wei.
Foshan, que nuclea a una población que oscila en los ocho millones de personas, es un imponente centro de producción, comercialización de la producción hortifrutícola.
En ocasión de recorrer dicha ciudad, el máximo exponente administrativo de Salto apreció el trabajo, el desempeño de la tecnología puesta al servicio de la productividad del complejo industrial que genera un movimiento en frutas de 20.000 toneladas diarias.
Pensando en nuestra Central Hortícola y las expectativas de afianzamiento en la región noroeste de Uruguay; la visita guiada estimuló la sintonía hacia el acuerdo de hermandad al que se arribó auspiciosamente.
Las otras industrias fuertes en Foshan lo constituye la elaboración de artesanías y la producción de cerámicas que se exportan a gran escala.
Cabe acotar, que se destacan además, rubros como la gastronomía promoviendo importantes ferias internacionales de exposición de productos manufacturados.
Pero no menos significativa es la calidad de los muebles que se fabrican desde esa urbe y que se provee hacia todo el inmenso país asiático.
El punto de partida ya fue forjado. Es un hecho trascendente y vital para el futuro inmediato del Departamento.
El horizonte se eleva para Salto. Y lo hace vibrar, con brisas que acercan ese aroma de las emociones de múltiples vínculos por venir.
De cierta cooperación comercial y cultural que en una coyuntura próxima, seguramente ocurrirán. Foshan y Salto no son solo dos ciudades, ahora se han unido por obra y gracia de ese sentimiento intenso de hermandad. Valdrá la pena seguirlo.

Compartir

Noticias relacionadas