Domingo 9 de diciembre, 2018 | Actualización: 8 am |
Columnistas

De China a la realidad

Por Gustavo Varela

Por el Esc.
Gustavo Varela
La columna de la semana pasada, titulada “Cuentos Chinos”, versó sobre el viaje del Intendente Lima a China, de lo que llevó a cabo, de lo que iba a traer, y de lo que llegado a Salto comunicaría a la población. Indudablemente no me equivoqué en lo más mínimo de lo que iba a comunicar el Intendente a posteriori de su llegada.
El tiempo dirá, no tengo la menor duda de que todo se trató de un fabuloso Cuento Chino.
Lo que no era previsible, lo reconozco, fue lo ocurrido en el traspaso de mando donde el Intendente suplente, Dr. Alejandro Noboa, nos contó sobre la breve estadía que tuvo por el Gobierno Departamental.
En su corta, y abruptamente interrumpida alocución, Noboa desparramó un sinfín de conceptos que si bien son conocidos por todos quienes hacemos un seguimiento de la marcha del Gobierno, sorprendió, por provenir del mismísimo cerno del mencionado gobierno.
Conceptos como improvisación en el desarrollo de los planes de gobierno, el alarmante estado financiero de las arcas departamentales de cara a un sinfín de gastos que hay que llevar a cabo a corto plazo, la escasa ejecución de los proyectos financiados con los fondos de desarrollo del interior, son algunos de los ejemplos que nos brindó de lo que está ocurriendo actualmente dentro de la Intendencia.
Ya hace un buen tiempo que el Cr. Rodrigo Goñi venía alertando sobre la marcha de las finanzas municipales con la claridad que lo caracteriza. Ha escrito muchas columnas y editoriales advirtiendo a las actuales autoridades que el camino trazado no era el mejor y que con el nivel de gasto que se venía realizando no faltaba mucho para que la Intendencia entrara nuevamente en un estrangulamiento financiero como lo ocurrido en el anterior período de gobierno, al que también advirtió, no se le hizo caso y así terminó.
Indudablemente que Noboa abre el paraguas, pues él va a asumir en enero de 2020 y desde ya quiere ir alertando sobre la situación financiera pues se va a encontrar con un hierro candente cuando lo haga y no quiere pagar los costos políticos que le va a significar la asunción al cargo por los últimos meses de gobierno.
Por último quiero referirme a dos conceptos más vertidos por Noboa. El primero realizado en esa breve conferencia de prensa y fue sobre la falta de transparencia con que se lleva a cabo la gestión de gobierno.
Lo que muchos salteños desconfían sobre la marcha de la actual gestión, Noboa lo corrobora, diciendo que no es nada claro la forma en que se estarían conduciendo las jerarquías departamentales, y eso es algo preocupante, sobre lo que la Junta Departamental, que tan omisa está en las funciones de contralor que le indica la Constitución de la República, tiene que despertarse de un largo sueño por el que transita, y marcar más de cerca al Ejecutivo comunal.
Y por último, un concepto vertido en el programa radial del comunicador Carlos Arredondo, donde calificó el acto de censura de no permitírsele seguir hablando en la mencionada conferencia de prensa, como un “acto antidemocrático y absolutamente autoritario”.
Esos son caminos incivilizados, que una Sociedad Republicana, no debe de permitir que la obliguen a seguir las autoridades de turno.- La libertad de expresión es uno de los bienes tutelados más sagrados que cualquier sociedad tiene que tener y últimamente estamos siendo testigos de prácticas amedrentadoras tanto en el ámbito nacional como en el departamental con el objetivo de acallar voces contrarias al oficialismo.
En fin, sabíamos que nos traían cuentos chinos, también se encontraron con la realidad.

Compartir

Noticias relacionadas