Miércoles 18 de septiembre, 2019
  • 8 am

Enfrentando la necedad

Gustavo Varela
Por

Gustavo Varela

27 opiniones

Por el Esc. Gustavo Varela

Más vale permanecer callado y que sospechen tu necedad, que hablar y quitarles toda duda de ello. (Abraham Lincoln)

Indudablemente que el tema seguridad va a ser uno de los temas principales de la próxima campaña electoral, tanto en virtud de lo que está pasando en la región, como fundamentalmente sobre lo que está ocurriendo en nuestro país.

Si bien los vicisitudes de lo ocurrido en tan sólo un partido de fútbol en nuestro hermano país de Argentina es un problema de los argentinos, nos debe de hacer abrir los ojos sobre los niveles de violencia e inseguridad que campea a nivel social en diferentes ámbitos.

Pero es necesario focalizarse en dos sucesos ocurridos en nuestro país que trasunta el grado de aislamiento de los problemas reales que atraviesan tanto el gobierno como el Frente Amplio.

Veamos los sucesos:

*Marcha en protesta contra del G20 desarrollada en la avenida 18 de Julio de Montevideo, donde un grupo de no más de 15 personas rompieron vidrieras, ensuciaron bienes públicos y privados, e hicieron lo que quisieron ante la pasividad de la policía que no actuó preservando el orden público, acatando órdenes impartidas por las más altas jerarquías, según se aclaró, por el temor de que se agravara la situación.

*Aumento del 39% en los homicidios cometidos con relación a 2017 llegando al récord de 356 en lo que va del año, a falta de un mes para terminar el mismo. Para graficarlo mejor, 1 asesinato cada 22 horas.

Como vemos el gobierno del Frente Amplio se encuentra en un grado de inmovilismo que es altamente preocupante. Por un lado, no reacciona ante la creciente ola de homicidios que se está produciendo (y que obviamente no es sensación térmica), y por otro lado, pasivamente observa cómo grupos radicales toman e invaden impunemente las calles permitiéndoles que hagan lo que quieran con bienes y personas.

El Estado, ha cedido terreno a las organizaciones delictivas y hoy no sabe cómo encauzarlas, a pesar de contar con el presupuesto más grande de la historia, del Ministerio del Interior.

Cuando Jorge Larrañaga arrancó literalmente sólo la campaña Vivir Sin Miedo, recolectando firmas para plebiscitar una reforma constitucional, para implementar medidas inmediatas en caso de que se vote afirmativamente, lo hizo convencido que hay que implementar las mismas para frenar los niveles de violencia e inseguridad, pues nos está pasando por encima la delincuencia.-

Algunos lo criticaron por apelar a la represión del delito con fuerzas y medidas que ideológicamente, no consideran apropiadas a tales casos, y otros lo criticaron pues dicen que hay que esperar a que se instale un nuevo gobierno que cambie la gestión, como si eso se pudiera hacer en 24 horas, mientras tanto la población en el medio, sufriendo y viendo, que quien tiene que protegerlos, y ampararles sus derechos con acciones apropiadas no lo hace, pero, aparte de no actuar, opina y argumenta que la situación no es para alarmarse.

A pesar de que el Ministro e integrantes del Frente Amplio nos quieran convencer que la situación no es preocupante, día a día se dan situaciones que hacen crecer el temor de la ciudadanía a salir a la calle, a dejar las propiedades solas, en definitiva a vivir meridianamente tranquilos.-

A la necedad del gobierno ante la presente situación nos parecía claro que había que enfrentarla con propuestas claras.

De ahí la multitudinaria adhesión que ha tenido la campaña emprendida por Jorge Larrañaga, que lleva a que firmando se enfrente a la necedad del gobierno.