Jueves 13 de agosto, 2020
  • 8 am

Por los caminos De la Historia del Uruguay y el Mundo

Enrique Cesio
Por

Enrique Cesio

98 opiniones
Diario

Por Enrique Cesio.

Machu Pichu
Entre las Alturas de los Andes y las estribaciones amazónicas, un sitio de 2.430 metros de altitud y unos trece quilómetros cuadrados de superficie, situado en Perú, llamado Machu Pichu, que viene a ser “montaña vieja”, está hoy incluido entre las Nuevas Siete Maravillas del Mundo y es Patrimonio Histórico de la Humanidad.
En principio se le puede considerar una “llacta” , es decir un pequeño poblado incaico, pero en realidad, el conjunto arquitectónico fue construido por orden de Pachacútec, primer inca del Tahuantinsuyo, es decir, el Imperio Incaico. Puede considerarse el palacio de su residencia, tanto como el santuario misterioso dedicado a los dioses.

Todas las construcciones están confeccionadas con piedras de una antigüedad superior a los 250 millones de años. Se trata de granitos en tonos de blancos al gris, a veces tocados por otros colores. Se cree que en sus originales pudieron estar pintados de rojos y amarillos. Las piedras son cúbicas, las plantas cuadriláteras y si bien hay restos de argamasas en algunas paredes, lo notable, es que la mayoría de las paredes están elevadas piedra sobre piedra, sin ningún mortero, en lo que se llama la justaposición de los elementos. Han soportado los años sin grietas ni desplazamientos.
Luego de la muerte de Pachacútec, los siguientes incas emperadores construyeron otras moradas y los colonizadores no le encontraron uso rentable, por lo cual fueron paulatinamente tapadas por la vegetación.

Se fija en el 14 de julio de 1902, a cargo de Agustín de Lizárraga, productor rural cercano al sitio, el redescubrimiento del sitio. La admiración se convirtió en una investigación histórica constante y en una promoción turística incesante. Hay libros dedicados a la explicación general de ese centro y diversos puntos a visitar, como el Cóndor, las Escalinatas, las Fuentes, las Canteras, la Plaza Sagrada, la Roca Sagrada y las Tres Portadas.