Lunes 24 de junio, 2019
  • 8 am

Mario Bergara: “En temas de ética no se no barre debajo de la alfombra, ni se mira para el costado”

Frente Amplio

El economista Mario Bergara -precandidato a la Presidencia de la República por el Frente Amplio-, en conferencia de prensa dijo que se debe trabajar con una “impronta seregnista” a base de diálogo.
Dijo que el Frente Amplio está en pleno proceso de renovación política y lo están haciendo desde la fraternidad, desde el espíritu unitario, casi con naturalidad, ese camino ya empezó y se va a recorrer el próximo año en la que no solamente se estará renovando la estructura de líderes del Frente Amplio, sino que la renovación implica remozar la visión del mundo. Considera que la región es diferente por las orientaciones políticas que han ido ganando las administraciones de los distintos países, con una perspectiva más difícil en el terreno económico. En ese contexto asegura que el FA va camino a su cuarto gobierno y que los problemas de hoy son diferentes a los de hace 14 años y obliga a renovar la agenda de gobierno.
SEÑAL CONTUNDENTE
Bergara dijo que el 15 de diciembre no es una fecha cualquiera, sino, que quizás será la última oportunidad real que tiene el Frente Amplio de cerrar correcta y contundentemente el tema Sendic y otros. “Porque en la naturaleza del Frente Amplio en los temas de la ética no se barre debajo de la alfombra y no se mira para el costado”, dijo. “Este sábado la fuerza política tiene que dar la contundente señal que la ética sigue siendo parte del ADN, de la izquierda en el Uruguay y en el Frente Amplio primordialmente, por lo tanto, el proceso de renovación político va a ser condicionado por lo que se resuelva”. Bergara dijo ser optimista porque basado en los informes de tribunal de conducta política en cada uno de los casos. “El Frente Amplio tiene que brindar esa señal contundente que todos los frenteamplistas reclaman para seguir trabajando”.
ADAPTARSE AL NUEVO MUNDO
EN MATERIA LABORAL
En lo económico el precandidato dijo que hay nuevos desafíos porque el mundo está más frío desde ese punto de vista. Las inversiones a nivel global han disminuido porque las tasas de interés están subiendo y porque están rodeados de una región que hace siete años que no crece. Eso contribuye en incertidumbre, imprevisibilidad, en caída de productos, por lo tanto, hay desafíos nuevos.
Dijo que en la sociedad uruguaya hay una preocupación constante con el tema del empleo, en ese sentido dijo que el Uruguay sigue creciendo, pero a un ritmo bastante más bajo que el que creció durante la década previa. Señaló que después de haberse generado 300 mil puestos de trabajo, en los últimos tres años los puestos cayeron en el entorno de unos 45 mil, existe en la actualidad desafíos al empelo por una economía regional muy complicada y una economía global más fría pero también por la dinámica de la tecnología, existen desafíos nuevos que se asocian a que la dinámica tecnológica le está atravesando todo, la automatización, la robótica, desafía empleos pero también genera oportunidades para nuevos emprendimientos. “Pero ese juego es tan dinámico y tan rápido que obliga a adaptarse de manera muy rápida y genera fricción, dificultades inmediatas en términos de empleos por lo tanto los uruguayos deben poder adaptarse a este nuevo mundo en materia laboral”.